25 años del homónimo debut de Suede, la revelación del britpop en...

25 años del homónimo debut de Suede, la revelación del britpop en 1993

255
Suede

Suede

Suede

Nude/Columbia. 1993. Inglaterra

 

Formada en 1989, Suede seguirá siendo la primera banda que logró con éxito “combatir” la invasión norteamericana de rock alternativo, específicamente el grunge, siendo los pioneros del subgénero britpop, término odiado por muchos pero que al fin y al cabo logró acoplar un sentimiento y una época.

El fin de los años 80 y el principio de la década siguiente fue el momento propicio para que bandas como Nirvana, Pearl Jam y Alice In Chains fuesen la elección de un público sediento de rock posterior a una década donde el pop con sintetizadores reinó las listas. Sin embargo, en Reino Unido hubo pequeños núcleos que rechazaban esta nueva oleada que sentían tan ajena a la cultura e idiosincracia británica; y esto motivó a la joven pareja de Brett Anderson (vocalista) y Justine Frischmann (guitarras) a unirse al amigo de la infancia de Anderson, el bajista Mat Osman, a crear música con influencias entre Roxy Music, Pet Shop Boys y The Smiths.

Poco tiempo después reclutan al joven y entusiasta guitarrista Bernard Butler que compartía esos gustos. Usando una batería electrónica en esos primeros intentos y pasando por la transición de los bateristas Justin Welch (que luego formaría parte de Lush y Elastica), y Mike Joyce, quien ya había forjado un nombre como miembro de The Smiths, finalmente es Simon Gilbert quien asume el rol.

Para 1991, la relación entre Brett y Justine se había terminado, y ella tenía una relación con el vocalista de una joven banda que compartía la misma inquietud de hacer algo opuesto a lo que dictaba el sonido del rock masivo norteamericano: dicho personaje era Damon Albarn de Blur. Esto motivó a Anderson a unirse más a Butler para componer juntos.

Poco a poco la banda logra la atención de la prensa especializada que veía el potencial de la agrupación y gracias a una presentación en un show auspiciado por el semanario NME, Suede logra un contrato con el sello independiente Nude Records. Sus dos primeros sencillos “The Drowners” y “Metal Mickey” fueron alabados como lo mejor por venir y es con el tercer single, la desgarradora “Animal Nitrate”, que tienen la oportunidad de presentarse en vivo por primera vez en los premios Brit de 1993, ante un público desprevenido de lo que fue una presentación llena de sexualidad, angustia juvenil y desbordante irreverencia. Sin perder tiempo, el cuarteto iba grabando lo que sería su primer lanzamiento en los estudios Master Rock en Londres desde finales del 92 bajo la tutela del productor Ed Buller y es el 29 de marzo de 1993 cuando el debut auto titulado sale a la venta, con una provocativa portada donde destacan dos figuras humanas besándose sin poder definirse su género. Se asoman influencias de glam rock, jangle pop e incluso furia punk con mucha sensualidad incluida.

So Young” comienza tímida antes de que la guitarra se ponga más sucia. La voz de Brett recuerda a John Lydon en ocasiones pero más estilizada, cantando sobre la juventud aunque en realidad es una historia sobre una sobredosis, e incluso permitiéndose lograr unos falsetes que alternan con su voz chillona y momentos más graves. Fue lanzada como último sencillo un par de meses más tarde y cuenta con un video donde se ve retratada una madre aparentemente soltera junto a sus hijos, intercalada con imágenes de los cuatro integrantes. La canción cuenta con un arreglo de piano ejecutado por Buller, quien colaboró con algunos arreglos de teclado y cuerdas. “Animal Nitrate” irrumpe la aparente tranquilidad de la pista anterior, sonando asfixiante y angustiosa, haciendo referencia a la droga nitrito de amilo y la violencia generada por el consumo de sustancias. Años después, Butler confesó que él admiraba a Nirvana y que quiso emular “Smells Like Teen Spirit” creando un manto de guitarras distorsionadas. Dominada por unas líneas de bajo impecables, la calmada “She’s Not Dead” trata sobre la tía del vocalista quien cometió suicidio junto a su novio de color aspirando el monóxido de carbono del motor de su carro encendido, con quien sostenía un romance clandestino en un pueblo pequeño donde estaban mal vistas las parejas interraciales.

El galope de la batería se ve adornado por el vuelo de la guitarra cubierta de flanger en la breve “Moving”, desdibujando los límites entre los géneros masculino y femenino. Sin embargo, el uso desmesurado de los efectos fue criticado por los miembros de la banda quienes sentían que la banda carecía de la crudeza que lograban plasmar en vivo. El resentimiento posterior al fin de la relación entre Brett y Justine se ve reflejado en “Pantomime Horse”, dramática y contundente, como buen ejercicio para exorcizar los demonios del engaño y romance fallido. Una vez más, Bernard se encarga de un tejido de guitarras acústicas tenues en contraste a las punzantes y distorsionadas que suenan gigantes. Con un guiño post punk en la ejecución de Gilbert, “The Drowners” es uno de los platos fuertes de este debut más allá de haber sido la primera carta de presentación un año antes. La letra aparenta ser sobre un idilio homosexual entre dos hombres y la experimentación sexual, que encontraron complemento con las controversiales declaraciones de Anderson sobre su bisexualidad autoimpuesta.

Sleeping Pills”, tan preciosa y elevada, describe el abuso del valium como modo de escapismo acompañada por un sublime arreglo de cuerdas, aderezada por un sintetizador siempre presente. La voz suena diáfana en sus fraseos más agudos logrando ser la canción más emotiva del disco, antes de la triste “Breakdown”, narrando episodios de depresión de un amigo de la banda. El track pasa por varios momentos en sus seis minutos, con un sobrio piano eléctrico detrás de las cuerdas de la guitarra acústica y el bajo, que podría ser la mejor ejecución de Mat. Luego de un momento de serenidad después del segundo coro, entra la distorsión y unos viento metales que incrementan el ánimo del tema, y donde se podría interpretar la línea “does he only come in a Volvo” como un juego de palabras sutil entre venir en su automóvil o tener un orgasmo en él.

Metal Mickey” permite relajarnos en un desenfadado rock and roll muy à la Bowie, inspirado en la líder irreverente de Daisy Chainsaw, KatieJane Garside. Butler toma inspiración en Cher y The Kinks para construir su composición, logrando un resultado pegajoso y pop, más allá del sonido ronco y metálico de la distorsión.

Como venganza hacia Albarn, “Animal Lover” lo ridiculiza como alguien tosco y primitivo por dejarle marcas obvias de su romance a Frischmann en el cuello, mientras ella seguía siendo novia de Brett. Dejando a un lado su instrumento habitual, Bernard asume el piano en el homenaje que el cantante le rinde a su madre quien había fallecido, describiendo escenas de días más felices en “The Next Life” y prometiendo reencontrarse en el más allá.

Fue uno de los debuts más celebrados desde Sex Pistols en 1977 y The Smiths, siete años más tarde. Suede obtuvo críticas positivas que la convirtieron en la abanderada de los nuevos aires para su tierra natal, haciendo música que tuviera una identidad nacional. Al segundo día de haber sido lanzado el disco ya contaba con el certificado de oro en ventas y logró penetrar bien en el mercado americano, siendo editado como The London Suede.

No obstante, tensiones entre Bernard Butler y el resto de la banda comienzan a aparecer y luego de un año, deja la banda tras una segunda placa discográfica, Dog Man Star, y el irónico sencillo titulado “Stay Together”.

A pesar de no ser la primera banda de lo que se denominó britpop (Pulp existía desde los años 80 y Blur había comenzado a la par de ellos), Suede permanece como el grupo que provocó que la prensa de su país se volcara de nuevo a lo que ocurría musicalmente en el Reino Unido. Con su crudeza sexual e imagen andrógina, este cuarteto londinense logró llenar las expectativas de un público sediento de algo nuevo con que identificarse, izando una bandera que caracterizó gran parte de la escena musical británica durante los años noventa.

IL Gimón

Una edición 25th aniversario fue lanzada. La versión en doble LP de edición limitada a 2000 ejemplares luce así (el segundo disco incluye los b-sides)

Suede

LADO 1
1. So Young
2. Animal Nitrate
3. She’s Not Dead
4. Moving
5. Pantomime Horse

LADO 2
1. The Drowners
2. Sleeping Pills
3. Breakdown
4. Metal Mickey
5. Animal Lover
6. The Next Life

LADO 3
1. My Insatiable One
2. To The Birds
3. He’s Dead
4. Where The Pigs Don’t Fly
5. Painted People

LADO 4
1. The Big Time
2. High Rising
3. Dolly
4. My Insatiable One [piano version]
5. Brass In Pocket