Audaz como el amor. Medio siglo del segundo álbum de la Jimi...

Audaz como el amor. Medio siglo del segundo álbum de la Jimi Hendrix Experience

138
Jimi Hendrix

The Jimi Hendrix Experience

Axis: Bold as Love

Track. 1967. EE UU/Inglaterra

 

Nunca es suficiente cuando se habla de alguien como Jimi Hendrix, cuya música llegó a mis oídos cuando apenas tenía seis años. Un primo recién llegado de Colombia, ponía con insistencia “Hey Joe!”. Tal vez fue junto a The Beatles quien despertó mi interés por el rock aún siendo un niño. Muchos años después, ya en este mundo del periodismo musical, abordé al saxofonista de un grupo de jazz español llamado 3dd que se había presentado en Caracas en lo que antes era Corp Banca, hoy Centro Cultural BOD. Era Jorge Pardo, quien, entre otros, había tocado con el gran guitarrista Paco De Lucía. Fue en los camerinos donde le hice una sola pregunta: ¿Cuál es la música que más escucha Jorge Pardo? Su respuesta fue inmediata: “’¡Jimi Hendrix, hombre, quien más!” No fue sino hasta entonces que comprendí la universalidad de Johnny Allen Hendrix, “Jimi” para los panas.

La resonancia de su primer álbum permanece aún en nuestros días. Todos esos temas siguen sonando y siendo interpretados. Y cuando echamos una miradita a su obra, entonces decimos que es su música de la A a la Z la que sigue sonando en todo el mundo y, pese a muchos intentos, nadie ha podido amalgamar con tanta efectividad, creatividad, técnica y alma como lo hizo Jimi Hendrix. Jimi es universal, es único, es un genio que nos dejó imaginando como pudo ser su música si viviera en nuestros tiempos.

Axis: Bold As Love es el segundo álbum de The Jimi Hendrix Experience, banda que tan sólo llegó a grabar tres álbumes. Aunque fue el resultado del cumplimiento de un contrato que obligaba al trío de Hendrix, Noel Redding (bajo) y Mitch Mitchell (batería) a grabar dos álbumes en un año, su contenido va mucho más allá de esa obligación contractual.

Adelantándonos un poco, es el álbum donde están “Little Wing”, “Spanish Castle Magic” y “If 6 Was 9”, siendo la primera una de las más versionadas de este álbum teniendo en las de Stevie Ray Vaughan (The Sky Is Crying, 1991) y Sting (Nothing Like the Sun, 1987) dos de las más recordadas. Es de notar también que en sus años con Derek and the Dominos, Eric Clapton la tocaba con regularidad.

Jimi Hendrix – Little Wing from Yan Akiyama on Vimeo.

El álbum se nos presenta con la imagen del afamado trío incorporada a varias representaciones de Visnú, deidad del hinduismo, que no guarda relación alguna con Hendrix, Redding y Mitchell.  Pudo tal vez el colorido sugerir las tonalidades de la psicodelia, en boga por esos años. La portada de David King y Roger Low, con fotografías de Linda Eastman (luego McCartney), causó gran controversia entre los adeptos al hinduismo debido a la apropiación de la imagen de Visnú.

El álbum está conformado por 13 temas que abarcan unos 40 minutos. Iniciando con “EXP”. Es importante tomar en cuenta que debido al uso de técnicas de grabación, novedosas para aquellos tiempos, los temas del álbum fueron rara vez tocados en vivo. En este primer tema se pueden escuchar efectos de paneo, un modo de experimentar con el sonido estereofónico, y también el uso de feedback armónico, entre otros recursos. Hendrix acentúa radicalmente su interés por la experimentación sonora en esta breve pieza que no alcanza los dos minutos. Le sigue “Up From The Skies”: “Sólo quiero hablarte, no te haré daño, sólo quiero saber acerca de las diferentes vidas, en este aquí la gente cultiva, he escuchado que muchos de ustedes tienen familia, viven en jaulas, altas y frías, y algunos de ustedes se quedan allí, desempolvando, más allá de la vejez, ¿Es cierto? Déjame hablarte”. El tema alude  tal vez la visita de un ser de otro planeta al nuestro o su retorno”.

La extraordinaria “Spanish Castle Magic”, cuya reminiscencia a “Purple Haze” es notoria, es el tercer tema del álbum.  El tema se refiere a un club de Washington que tenía el mismo nombre: “Aguanta querida, aguanta si quieres ir, es un lugar muy chévere, es un lugar bueno, dije Spanish Magic Castle.” Y como dije antes, es una de las piezas más relevantes del álbum.  A ella le sigue “Wait Until Tomorrow”, una metáfora sobre “la primera vez”. “Bien, acá estoy congelado, en tu jardín dorado, tengo mi escalera inclinada en la pared, esta noche es la noche que planeamos escapar juntos, vamos Dolly Mae, no hay tiempo que perder, pero ahora me dices eso.”  El tema fusiona pop y R&B a lo Hendrix

Ain’t Not Telling” escuchas a Hendrix con un acento rock y una aparente letra sencilla, “No lo diré nena, no lo diré, cuando me veas de nuevo, pero ruego sea mañana”.  Tras este tema, The Jimi Hendrix Experience nos ofrece la hermosa y emblemática “Little Wing” (Alita). Hendrix nos canta sobre esas chicas que a veces conoces, “Bien, ella está caminando a través de las nubes, con una mente de circo que gira, mariposas y cebras, y rayos de luna y cuentos de hadas, es todo en lo que piensa cabalgando en el viento”. Una de las más hermosas baladas de ese período.

Otro inolvidable tema de este álbum es “If 6 Was 9”, “Si el sol se niega a brillar, no me importa, no me importa, si las montañas cayeran al mar, déjalo ser, no soy yo, está bien, tengo mi propio mundo a través del cual ver, y no te copiaré”. El tema refleja la individualidad de Hendrix y la contracultura de los 60. Si no los viviste, al menos tienes un modo de recrearlos. Participan acá Gary Leeds y Graham Nash de The Walker Brothers y The Hollies, respectivamente.

You Got Me Floating” (Me tienes flotando) es el primer surco del lado B. El tema incluye la guitarra de Hendrix en reversa. “Castles Made of Sand” y “She’s so Fine” son los dos temas siguientes en los cuales Hendrix utiliza nuevamente efectos como la guitarra en reversa y da la oportunidad al bajista Noel Redding para compartir con nosotros una composición propia en “She’s So Fine” donde incluso el bajista canta, estableciendo un notorio contraste con los temas restantes del álbum. Si bien puedo compartir algunas opiniones que establecen un sonido parecido al de los Who, el tema tiene una personalidad propia que en este contexto habla por sí sola.

Los últimos tres temas del álbum lo conforman “One Rainy Wish”, “Little Miss Lover” y el tema título. Hendrix canta en el primero, “Rosa dorada, el color del sueño que tuve, no hace mucho, azul brumoso y lila también, un nunca envejecer”. La canción está inspirada en un sueño que tuvo Hendrix. El sonido de la guitarra acá nos hace comprender la amplia influencia que Hendrix ha tenido a lo largo de la historia y que en este caso me recuerda en cierto modo a Eric Johnson. En la segunda resalta el hecho de ser la primera pieza donde Hendrix emplea un efecto wah wah percusivo silenciado. Este recurso fue posteriormente empleado por muchos guitarristas. Y finalmente el tema título donde Jimi emplea otro recurso innovador como el “phaser”, usado para filtrar señales a través de altos y bajos en el espectro de frecuencia. La letra es una metáfora de las emociones humanas a través de los colores: “La ira sonríe imponente en una armadura púrpura metálica brillante, reina celosa, la envidia espera tras ella, su fiero traje verde burla al piso engramado, azules son las aguas que dan vida y se dan por sentado, quietas comprenden, los ejércitos turquesa otrora felices yacen listos del otro lado, pero me pregunto por qué sigue la lucha”.

One Rainy Wish from DSOTM on Vimeo.

Jimi Hendrix – Bold As Love from Bill Vouk on Vimeo.

Si bien el álbum tiene algunos detractores, no cabe duda de la transición que representa en términos de madurez musical, la cual puede verse con mayor claridad en el siguiente álbum, Electric Ladyland (1968).  Y si tuviera que referirme a esos antipáticos pero útiles numeritos a la hora de argumentar a favor o en contra, Axis: Bold As Love lleva todas las de ganar. Y con Hendrix, siempre quedan cosas por fuera a la hora de comentar y describir. Suele ser así con los genios.

Leonardo Bigott