Crónica confesional de Morrissey en Chicago (Nov 25, 2017)

Crónica confesional de Morrissey en Chicago (Nov 25, 2017)

782
Morrissey

Morrissey

Riviera Theater, Chicago

(Noviembre 25, 2017)

 

Morrissey…En estos días pareciera que se le ama o se le odia. Él ha causado controversia cada vez que abre la boca, sea cierto lo que dice o no.

Lo cierto es que Morrissey, con el paso de los años se ha convertido en un artista importante para mí, entre muchas otras cosas por mi complicada relación con mi bisexualidad y el hecho de ser diferente a mucha gente. En lo que se refiere a mi atracción por personas de mí mismo sexo o género, lo había reprimido por mucho tiempo, y la música de Morrissey representaba un refugio para expresar, aunque fuera a mí sola, esos sentimientos que tenía que callar para poder sobrevivir. También fue Morrissey, declarándose “humasexual” quien me ayudó a tomar la decisión de declarar públicamente mi bisexualidad.

Lo más reciente que hizo para ganarse mi gratitud fue tomar a Venezuela como inspiración parcial para “Who Will Protect Us From The Police?”, lo cual me hizo regalarle una bandera de Venezuela durante su concierto en Chicago, para agradecerle en nombre de nosotros los venezolanos. Quizás sea esa gratitud, expresada en una carta que le envié junto con la bandera, la que lo llevó a agitarla por el resto de su gira norteamericana (¿lo hará por el resto de toda su gira?)
En esta reseña, hablaré del concierto en Chicago.  En una próxima, hablare de su presentación en Nueva York.
Morrissey empezó con la versión de “You’ll Be Gone” de Elvis Presley que prácticamente ha hecho muy suyo, con esa voz apasionada que siempre lo ha caracterizado. Llegó acompañado de su banda, y en su camisa tenía un prendedor en forma de una hojuela de nieve con su cara de tres días de nacido en el centro (luego de varias canciones bromearía diciendo que era su cara veinte años antes).  A esta le siguió “I Wish You Lonely”, uno de los singles de Low In High School y al parecer uno de los temas favoritos de nosotros sus fans. De fondo tenía la foto de un policía que pareciera quererle dar en la cabeza a Margaret Thatcher.

“How Soon is Now?”, uno de mis temas preferidos de The Smiths, contó con un juego de luces estremecedor, y a este clásico le siguió otro de su catálogo solista: “Suedehead”. En “Glamorous Glue” cambió la frase “We Won’t Vote for Conservatives” por “We Won’t Vote for Republicans”. Antes de cantar “The Bullfighter Dies”, Morrissey aconsejo a todos los que iban a viajar a España “y estoy seguro de que todos ustedes irán”, saltar “la vergüenza de España” (se refería a las corridas de toro).  Después de esta canción Morrissey aprovecho de hablar sobre la desastrosa entrevista con el periódico alemán Der Spiegel, diciendo que esa sería la última entrevista que haría con un medio impreso “a menos que vean…u oigan las palabras salir de mi boca, por favor, si no lo vieron, no lo dije”. (Personalmente, yo tome más estas palabras como una disculpa estilo Morrissey que una negación, pero creo que esta es una buena decisión, a ver si piensa antes de hablar). El siguiente tema fue “Jacky’s Only Happy when She’s Up on The Stage”, el cual Moz niega que sea sobre el Brexit, y yo estoy más bien de acuerdo con la teoría de que es sobre una drag queen.

Morrissey Morrissey
Morrissey me sorprendería con uno de mis b-bides favoritos y que lamento no haya incluído en el disco oficial de You Are the Quarry: “Munich Air Disaster 1958”. Y para no abandonar You Are the Quarry, otra preferida de ese álbum sonó: “I am Not Sorry”, donde curiosamente cambió la segunda frase de “The Woman of My Dreams” repitiendo “She Never Came Along” en vez de “There Never Was One” (tengo mis teorías al respecto, pero no viene al caso comentarlas).

Morrissey volvió con The Smiths, cantando “I Started Something I couldn’t Finish”, para volver con uno de los temas más sexuales de Low in High School: “When You Open Your Legs”, mientras en pantalla aparecía un libro que hablaba de los círculos de arte como excusa para orgias (¡Brillante!).

De allí, Morrissey pregunto “¿algún pedido?” y sorprendió con mi absoluto tema favorito de el: “Hold Onto Your Friends”, en una versión en vivo que he declarado como mi favorita (incluyendo esa textura de clavicordio que amo de la versión original). “World Peace is None of Your Business” le siguió para darle paso a otra versión que Morrissey ha logrado hacer muy suya: “Back on The Chain Gang” (y yo que no soy tan fan de The Pretenders, me sorprendí disfrutándola, para que negarlo).

MorrisseyMorrissey volvió a prestarle atención a Low in High School, con la cómica “Spent the Day in Bed” y “Home is a Question Mark”, uno de mis temas consentidos de su nueva obra; un tema complejo, melancólico apasionado y con el que me he identificado más. La sexy “Jack The Ripper”, un tema que nunca me cansare de oír en los conciertos de Moz, continuó la saga, con un juego de luces rojas y mucho humo…Y de allí, Morrissey debuto el tema que, como venezolana, quería que tocara “Who Will Protect us From The Police?”.  Desafortunadamente, Moz no obtuvo la bandera que le regalé y que agitaría en los tres conciertos subsecuentes de la gira norteamericana (pero debo agradecerle al asistente que se la llevó al camerino cuando el concierto terminó), así que por el momento vi a Moz abrir los brazos en forma de cruz mientras cantaba el nombre de mi país. Junto con la canción hubo un video de varias escenas de violencia policial basadas en un video que hizo un fan para la canción.

Moz continuó con el clásico de sus inicios como solista “Everyday is Like Sunday” (aunque con el piano de su tecladista pensé que cantaría “In Your Lap”), para cerrar presentando su “diversa banda” (tres de los miembros son latinos, quizás un intento de disculparse o desmentir que está en contra del multiculturalismo. ¡Quien sabe!). Entonces tocó el glam rock “My Love, I’d do Anything For You”.

Morrissey volvió después de un rato a manifestar su antipatía por Donald Trump, cambiando “Shoplifters” por “Trump-Shifters” en aquella clásica canción de The Smiths (algo que Morrissey debuto en el concierto de Reno, Nevada hace un año, poco después de que Trump ganara las elecciones). La visual fue la foto de carátula de Years of Refusal, con la cabeza del presidente norteamericano enmascarando al bebé que Moz cargaba en la portada de ese álbum.  Luego de ello echó su camisa a la audiencia y yo fui una de los afortunados de tener un pedazo.

A Moz se le veía contento, interactuando con su audiencia. A mi realmente me complació este concierto lleno de varios de mis temas preferidos, y es uno que quedará en mi memoria.

Pekky Márquez (Texto y fotos)