Melange “Melange” (2016): un cóctel explosivo de krautrock, folk psicodélico y rock...

Melange “Melange” (2016): un cóctel explosivo de krautrock, folk psicodélico y rock andaluz

349
Melange

Melange

Melange

Discos Tere. 2016. España

 

Uno de los ofrecimientos más maravillosos de 2016 es este disco debut homónimo del cuarteto madrileño Melange, cuya descripción pasa por varios adjetivos: lisérgico, envolvente, hipnótico, subyugante, ecléctivo y en definitiva, sorprendente. Es un viaje hasta lo más glorioso e innovador del krautrock y el rock andaluz de los 70, con pinceladas de rock progresivo, folk psicodélico, tropicalia, etiopiques, pop étnico, blues subsahariano… Melange no es un grupo nostálgico ni anclado en la escena de hace 45 años, sino una especie de rara avis que sin ocultar sus influencias es capaz de apuntar a futuro con un sonido que es una ambiciosa amalgama estilística.

Apenas comienza a sonar el instrumental “La cosecha” nos ponemos en guardia. Pero entonces comienza “Solera”, el segundo tema de casi siete minutos, y la sorpresa se acrecienta. Los siguientes cuatro temas son más cortos. “Conan” asoma sintetizadores de corte espacial y nos asalta el recuerdo de la banda alemana Amon Düül II. “Saquesufah” pareciera de la banda sonora de una película de los 70, mientras “Verdiales del encuentro” permite que la guitarra se luzca. “Viaje a Cenera” es un folk psicodélico apuntalado por un sitar en plan Incredible String Band.

Las influencias andaluzas aparecen de manera notable en “Los ojos negros (Bulerías de Düsseldorf)”, que es como un cruce entre Triana y el primer Kraftwerk o Neu!. “Beti Jai (Canto Sefardí)”, continúa en esa tónica, pero en este caso la fuente es el rico folclore andaluz y las sonoridades del Magreb.

La segunda mitad del disco nos monta en una alfombra mágica voladora, comenzando por “Nuevos ritos”, con inspiración en el space rock de la banda alemana Agitation Free. “Despertar” sigue por los mismos derroteros krautrockianos, con lo cual el viaje se va poniendo intenso. “In the Hands of Time” es cantada en inglés y eso la acerca de manera más obvia a grupos como Spyrogira, de la etapa renovadora del folk rock británico entre 1967 y 1975, con una guitarra que pudiera recordar a Richard Thompson.

Surge entonces una nueva fuente de inspiración en “Las dunas de Diabat”, un tema con influencias del blues subsahariano de Tinariwen, el cual antecede a “Las olas del mar”, que por largos pasajes nos lleva hasta Ash Ra Tempel. Y lo que faltaba, hacia la parte final del disco es la aparición del misticismo de Popol Vuh en “La Montaña” y los ambientes del mejor space jazz-rock de Gong en “Tríptico de Tobala”, gracias en especial a los invitados Luis Erades (saxo contralto y soprano ) y Marcos Monge (clarinete bajo) que nos recuerdan al gran Didier Malherbe.

Este es un disco realmente sólido, que mezcla las raíces españolas con la vanguardia rock de los últimos 45 años sin prejuicios, con una ejecución instrumental estupenda responsabilidad de Miguel Rosón (guitarra eléctrica, guitarra acústica, guitarra española, dulcimer y voz), Daniel Fernández (bajo, cítara y voz), Adrián Ceballos (batería, percusiones, carillón y coros) y Mario Zamora (sintetizadores, órgano, piano Rhodes, armonio, carillón, guitarra acústica y coros).

El nombre escogido, Melange, refleja a la perfección lo que su música transmite. Los 73 minutos (nada común ya que un disco dure tanto) enganchan sin remedio.

Juan Carlos Ballesta