Najwa Nimri vs Mala Rodríguez: la simbiosis de dos diosas

Najwa Nimri vs Mala Rodríguez: la simbiosis de dos diosas

124
Najwa vs Mala vs Fox

Najwa Nimri vs Mala Rodríguez

Teatro Barceló, Madrid

(Marzo 7, 2019)

 

Pocas veces puede verse sobre un escenario a dos auténticas colosas como Nawja Nimri y Mala Rodríguez. La coartada para que ello ocurriera fue la aparición especial de Mala en la cuarta temporada de la exitosa serie Vis a Vis en la que Najwa ha estado soberbia en el rol de Zulema. Por ello el canal FOX decidió juntarlas sobre un escenario, con el consecuente llenazo que se produjo justo en la víspera del Día Internacional de la Mujer. Fueron antecedidas por una DJ y el proyecto de la cantante y bailarina Vega Almohalla.

Najwa y Mala son dos mujeres con personalidad arrolladora. El escenario fue todo para ellas. Arropadas por unas llamativas visuales en las que la palabra “Fuerza” tuvo un simbolismo tremendo, ambas actuaron como cómplices. Najwa llamaba a Mala “la jefa”, pero en la realidad ambas asumieron un rol protagónico complementario y muy sinérgico. No hubo atropellos. Najwa se apoderó de la esquina izquierda, donde de vez en cuando descansaba, fumaba y disfrutaba su trago, dejándole espacio a María -como siempre la llamó- para explayarse.

Mala cantando en español y Najwa generalmente en inglés, se alternaron pero también se entrelazaron, logrando una simbiosis notable que tuvo notables picos. Mientras Mala echó mano de temas que recorrieron transversalmente su trayectoria –desde su debut Lujo Ibérico (2000) hasta su reciente single “Gitanas” (2018), Najwa prefirió centrarse en los temas del disco Bonzo (2015), del proyecto Najwajean, que comparte justamente con el otro personaje esencial de la noche, Carlos Jean, responsable de la construcción de unas bases instrumentales fabulosas que se pasearon por el techno, el trap, el house, el hip hop, el big beat y el funk. Realmente Jean fue artífice de buena parte del show, sin protagonismo, siempre con una sonrisa.

Mala salió primero para abordar “Cocinera” y al rato se unió Najwa para ayudar con el coro “¿quién me protege?”. El excelente arreglo rítmico permitió hilarla con “El Gallo” y “Waiting”, con Najwa tomando el control vocal y María haciendo intervenciones desde el fondo. El primer momentazo fue con la emblemática “Tengo un trato”, en la que Mala lució gigante, muy gigante, con el público respondiendo. La interacción siguió con “Por la noche”, la cual desembocó en “I’m Not Special”, en la que Najwa toma el mando con la frase “We Want to Change the World”, que todos corean.

Fuerza” sonó como su nombre y la proyección: en mayúsculas sostenidas. Vino precedida de un extracto de “Bonzo”. A partir de aquí subió la intensidad de manera notable. Carlos Jean creó una base perfecta para que “Cold Inside” y “Caja de Madera” se fusionaran a la perfección, lo mismo que “Nothing to Lose” -una bulla fuerte para Najwa, pedía Mala- a punto de arrancar con la cruda “A jierro”. Tras un “¿estáis bien?” de Najwa, Mala se fue arriba con “33”, imparable y verdaderamente retadora cantando “¿Dónde está la guerra? / ¿Dónde está la paz que me la como? /¿Dónde están los hombres? ¿Dónde están las bolas de dragón? / Donde siempre, jodiendo como siempre /Así es fácil, como por educación / Esto es pa tu hija / Aspira mierda, sueña conmigo / Tú no te equivoques, no estás preparado para follar con la reina / Juego con ventaja, el viento me lo sopla / Sin prisa, ¿yo?”

Sin anestesia, y ante la evidente euforia del público, Najwa y Jean arrancaron con el libidinoso ritmo de “One for Me One for You”, cuya pegadiza primera frase es “My father was a gipsy Mama / Mama My mother was a witch / Papa – Papa / I can burn a place like this”, dando paso luego al aflamencado hip hop de Mala, “En la hoguera”.

“Había alguna duda que es la jefa?… pues eso, La Jefa”!, con esa frase despedía el tema Nawja y se adentraba en el trip hop “Dead For You”, momento para su especial lucimiento vocal. Jean se las arregló para desembocar en una especie de techno en el que Najwa introduce una versión de “Personal Jesus” que al principio nos recordó a la de Nina Hagen.

“Quiero dar gracias a todos por venir, por hacer esto posible, porque sin la respuesta de vosotros esto no estaría pasando. Millón de gracias. Estoy muy agradecida”, dijo Mala muy emocionada, y subiendo el tono preguntó: ¿Donde están mis mujeres, donde están esos hombres lindos que apoyan a esas mujeres?”. Empezando de inmediato con “Galaxias cercanas”, en pleno éxtasis del público. Tras ella se retiraron. Habían pasado 45 minutos y era evidente que algo más se traían entre manos.

El público en patio nunca dejó de ver hacia el balcón, donde se encontraban muchas de las protagonistas de Vis a Vis. En medio de la expectativa regresaron y Najwa cantó “Crime” solo con piano, que fusionó sorpresivamente con “Vida loca” de Pancho Céspedes y luego con “Is This Love?” de Bob Marley, en un claro gesto -que ella misma reconoció- de no tener suficiente repertorio. “A mí no me pongan mecha que me enciendo”, decía.

Fue como un aperitivo para el festivo tramo final en el que llamaron al elenco que se encontraba presente y así subieron las actrices Itziar Castro, Inma Cuevas, Berta Vázquez, Georgina Amorós, Abril Zamora, Irene Anula y Alba Flores, quien ya había aparecido brevemente en “Vida loca”. “Cómo os quiero, hijas de la gran putísima”, espetaba Najwa, y con todas ahí arrancaron con “Agnus Dei”, pieza que Mala canta en la serie junto a Cecilia Krull.

El hechicero Carlos Jean hizo delicias, todo lo transformó. Logró que ambas abandonaran su zona de confort para adentrarse en terrenos no tan habituales para una y otra. Mala llamó a dos chicas del público para que cantaran una versión funky con maravilloso flow de “Tengo lo que tú quieres”, no sin antes advertirles que si no se sabían la canción llamaría a otras.

La sorpresa final fue una magífica versión big beat de “La Niña” entrelazada con “Hookers” que igual recordaba a “Violently Happy” de Bjork, el Primal Scream de Vanishing Point o The Chemical Brothers. Final apoteósico.

Mala Rodríguez y Najwa Nimri, son dos auténticas diosas, dentro de una pantalla o encima de un escenario, aquí con un escudero infalible: Carlos Jean.

Juan Carlos Ballesta

Fotos: Óscar Ribas Torres