Steve Gunn: de la sutileza folk a la explosión guitarrera

Steve Gunn: de la sutileza folk a la explosión guitarrera

86
Steve Gunn

Steve Gunn
SON Estrella Galicia 10 años
Sala O, Palacio de Prensa, Madrid

(Septiembre 3, 2019)

Estábamos avisados. The Unseen in Between (Matador, 2019), su nuevo disco, es una maravilla y vino a tocarlo casi al completo.  Son canciones de largo desarrollo, por lo que el repertorio estuvo compuesto por apenas nueve piezas. No hizo falta más para cautivarnos.

Steve Gunn es un músico prolífico. Desde que comenzó su carrera solista en 2007, ha lanzado más de una docena de álbumes, y con cada nuevo, va poniéndose el listón más elevado.

Silenciosamente apareció Steve en el escenario, cogió su guitarra acústica y dos minutos  fueron suficientes para introducir “Old Strange”, uno de los dos temas que interpretó del disco anterior Dusted (2017). Aparecieron entonces sus tres fantásticos músicos, el bajista Tommy Denys, el baterista Erik Heestermans y el guitarrista Will Kidman (conocido por ser parte de The Constantines), para unirse a la pieza. Fue el primer trance de la noche.

El repaso por The Unseen in Between comenzó con “New Moon”, tema sosegado que en algo recuerda a Neil Young. Siguieron con una fantástica versión de “Among the Trees”, tema de 1970 original del cantautor folk británico Michael Chapman.

Gunn entonces cambió la acústica por la eléctrica. Aunque aparentaba seriedad y lucía algo circunspecto, en realidad era solo concentración ya que cuando podía sonreía y agradecía. La pegadiza y melódica “Vagabond” continuó en el orden, recordando en algo a la banda australiana The Go-Betweens y también a su paso por The Violators la banda de Kurt Vile.

La intensidad comenzó a crecer con “Paranoid”, una engañosa balada blues que de repente se convierte en un trance noise a lo Sonic Youth durante el cual Kidman desliza la guitarra por el piso con cierta violencia, retomando luego el feeling inicial por los siguientes minutos.

Una de las piedras angulares del disco -y del concierto- fue “Lighting Field”, durante la cual Gunn y Kidman construyen un entramado guitarrístico fabuloso, arpegiando, soleando, rasgando… en un envolvente crescendo en el que Gunn juega con los feedbacks frente al amplificador (un Fender Twin Reverb que sonó a gloria) y de espaldas al público.

El clímax continuó con “New Familiar”, probablemente nuestra pieza favorita del reciente disco, cuya primera parte desarrolla una exquisita melodía que luego desemboca en un trance guitarrero de grandes proporciones, una mezcla de Neil Young, Richard Thompson, Nels Cline, Alan Sparhawk.  Destaca además la línea de bajo de Denys, que sirve de hilo conductor durante los apoteósicos nueve minutos y que desde su esquina fue fundamental durante todo el show.

No se había cumplido la hora de concierto cuando se despidieron. Pero obvio que faltaba más. Gunn salió solo para tocar la emotiva “Morning is Mended” con la acústica, demostrando su versatilidad como instrumentista y su talento como compositor. Es un tema que se desliza entre el folk y el blues, recordando a grandes de la canción folk como Roy Harper o Nick Drake.

Era imposible dejarlo ir, así que él no tan numeroso pero muy efusivo público, no paró de aplaudir y gritar “¡bravo!

Algunos le pedían canciones específicas, pero el regalo final resulto ser “Way Out Weather”, el segundo tema de Dusted, hipnótica pieza de diez minutos y medio que en el segundo tramo nos llevó a otra dimensión con una muralla de guitarras y una ágil batería. Un cierre perfecto para un show que nos dejó absolutamente complacidos. Steve Gunn, a no dudarlo, es uno de los grandes del rock de autor del siglo 21.

La apertura folk

Antes de Gunn, la oportunidad fue para el cantautor de Seattle, Austin Crane, quien se presentó solo con su guitarra para interpretar parte de su reciente disco, Rhododendro (2018), así como de su anterior When I Was a Child (2015).

Crane trabaja con el pseudónimo de Valley Maker, bajo el cual ha publicado tres discos de canciones folk. Su voz es potente, a veces con un tremolo con aroma a Marc Bolan, y en ocasiones con un tono más nasal a lo Bob Dylan.

Valley Maker Valley MakerDurante los 40 minutos del show interpretó “Oh Lighnting”, “A Couple Days”, “Only Friend”, “Baby”, “Seven Signs”, “Rise Up”, “Voices Inside the Wall” y “Beautiful Birds”.

Juan Carlos Ballesta

Fotos: Joe Codallo