Inicio Archivo discografico 40 años de “Easter”, el tercer y más exitoso disco de Patti...

40 años de “Easter”, el tercer y más exitoso disco de Patti Smith

940
Patti Smith
Parte de la sesión con Lynn Goldmith

Patti Smith Group

Easter

Arista. 1978. EE UU

 

En la extensa y rica historia del rock and roll, hay muy pocas mujeres como Patti Smith. Poetisa y heroína de las causas perdidas. Han pasado más de 45 de su primera declaración de guerra al “establishment” y sigue emocionando de la misma manera. Su historia está llena de momentos estelares, etapas miserables, relaciones tormentosas, excesos, legendarios discos, textos comprometidos, inesperados retiros e increíbles resurrecciones musicales. En 1974 ya era un personaje emblemático entre la comunidad artística de Nueva York, gracias a las intensas lecturas de poemas que realizó durante varios años en festivales, teatros y pequeños locales de Manhattan. De la ciudad a la que fue a buscar sus sueños diría: “No hay lugar que te seduzca, te inspire y te pervierta tanto como Nueva York”.

El acercamiento de Patti con el rock comenzó realmente en 1971 tras una de sus lecturas en la Iglesia de St. Mark junto a Lenny Kaye, el guitarrista que la ha acompañado hasta hoy. A comienzos de 1974 se les une el pianista Richard Sohl (fallecido a los 37 años en 1990). Cuando el espíritu rockero de Patti se tornaba indomable su sumaron el bajista Ivan Kral y el baterista Jay Dee Daugherty, otro de los que todavía siguen en su banda, dando inicio a una revolución musical en Nueva York en la que participarían Television, Blondie, Ramones, Talking Heads y otras míticas bandas. En 1973, Patti había colaborado con la letra del tema “Baby Ice Dog” en Tyranny and Mutation,  el segundo disco de Blue Oyster Cult, en el que tocaba su amigo Allen Lanier. Fue la primera de varias colaboraciones.

A principios de 1975, Patti Smith Group y Television compartieron una residencia de dos meses en el famoso CBGB, un período que sirvió para pulir el material que grabarían para su primer disco. Clive Davis, el mismo que había descubierto a Janis Joplin, firmó a Patti para el sello Arista, comenzando una fructífera relación que duró hasta principios de esta década.

El emblemático debut, Horses (1975), tuvo un impacto brutal e inmediato. En 1976, aparece el devastador y furioso Radio Ethiopia. El 3 de marzo de 1978, hace 40 años, convertida ya en la inspiración de la generación punk, lanza su tercer álbum Easter, el pico comercial, realizado después de superar la aparatosa caída del escenario durante la gira de Radio Ethiopia que le ocasionó fractura de cuello y varias vértebras y que la dejó fuera de combate por varios meses.

Easter trajo consigo la ampliación de su paleta sonora, con la producción de Jimmy Iovine. “Till Victory”, es un rocanrol de espíritu romántico y algo épico, inspiración indudable para grupos new wave como The Pretenders. “Space Monkey”, en cambio, es un blues dominado por los teclados de Sohl (quien por enfermedad solo tocó en esta canción, en el resto lo hizo Bruce Body) y el invitado Allen Lanier de Blue Oyster Cult, la guitarra de Kaye y la distintiva vocalización de Patti combinando rabia con poesía. Curiosamente los compositores son Smith, junto al bajista Kral y Tom Verlaine de Television.

El gran pico de popularidad de Patti ocurrió con “Because the Night”, una gentil y melódico tema co-compuesto junto a Bruce Springsteen, ampliamente versionado en años posteriores.  Gracias a él, Patti Smith es conocida por una audiencia no muy conocedora del resto de su obra.

El siguiente tema, “Ghost Dance”, es una especie de folk tribal, casi una invocación como las que los hippies hacían en Woodstock. Es seguido por “Babelogue”, en el que Patti se convierte casi en un predicador frente a una audiencia que aplaude, mientras al fondo la banda progresivamente entra con fuerza para acometer el salvaje rocanrol “Rock N Roll Nigger”, un abierto tema en contra de la opresión. Así concluye el lado A, que evidentemente deja con ganas de darle la vuelta al LP.

Privilege (Set Me Free)”, abre el lado con su adaptación del salmo 23 inspirada en la satírica película “Privilege”, de imagineria cristiana. “We Three”, es probablemente uno de los blues mas emotivos en la carrera de Smith, en el cual su voz reluce. Contrasta con “25th Floor”, otro tema de inspiración bluesera pero en este caso más sucio y áspero, en el que Patti se desdobla recitando sobre una desgarrada vocalización mientras, sin darnos, cuenta, se solapa con “High on Rebellion”. Ambos temas son en realidad uno solo. Es Patti en todo su esplendor. Y como para matizar el derroche energético anterior, el disco termina con la balada “Easter”, una forma de bajar la revoluciones y dejarnos con ganas de volver a escuchar el disco.

La foto de la portada, realizada por Lynn Goldsmith, inmortaliza a Patti en su estampa de sensual rebeldía feminista, mientras que en la parte interna las fotografías de Cindy Black y su compañero Robert Mapplethorpe, contribuyen a recrear un momento único en su carrera.

Patti Smith
Parte de la sesión con Lynn Goldsmith
Patti Smith
Parte de la sesión con Lynn Goldsmith
Parte de la sesión con Lynn Goldsmith

Desde Janis, no había aparecido una mujer que conmocionara tanto al rock como Patricia Lee “Patti” Smith, probablemente la figura femenina más influyente de su tiempo y el punto de partida para la aparición de muchas cantantes e innumerables grupos liderados por mujeres.

Juan Carlos Ballesta