Inicio Archivo discografico La mujer americana de Guess Who celebra 50 años

La mujer americana de Guess Who celebra 50 años

165
The Guess Who

La legendaria banda canadiense publicó su álbum más famoso y exitoso en enero de 1970, con la canción que da titulo como su más conocida canción

The Guess Who
American Woman
RCA Victor. 1970. Canadá

La emblemática banda canadiense The Guess Who tiene en American Woman el álbum más vendido de su historia. Más de 20 millones de copias lo confirman. Recuerdo que tenía nueve años de edad cuando esa pegadiza canción que le da título titulo llenó mis oídos y hasta me hizo bailar en las fiestas de amigos que eran mayores que yo. A todos nos gustaba mucho como sonaba el intro de guitarra acústica y luego el riff de la eléctrica de Randy Bachman.

Recuerdo también otro tema que profundizó, aún más, mis afectos por el rock. Incluso me gustaba más que “American Woman”. Esa pieza fue “No Sugar Tonight / New Mother Nature”.

Ya 1970 comenzaban a abrirse otras puertas que dejarían al movimiento hippie como un sueño para recordar. Esa década sería entonces esplendorosa y osada tanto en lo artístico como lo social en general.

American Woman dejaría su huella en poco más de treintaicinco minutos que incluyen, además de estos dos cautivadores temas, la hermosa “No Time”, que ya había sido grabada en el álbum Canned Heat del año 1969.

El The Guess Who de American Woman lo conformaban: Burton Cummings, vocalista principal, flautista, teclista, segunda guitarra; Randy Bachman, guitarrista líder y segunda voz y junto a Cummings el coautor del repertorio.

El grupo lo completaban el bajista Jim Kale y el baterista Garry Peterson, quienes contribuyeron con las partes vocales de este importante trabajo que conteo con la audio ingeniería de Brian Christian y la producción general de Jack Richardson.

El LP nos recibe con la imagen del grupo dando la sensación de ser vista a través de un lente. Con cuatro canciones por lado, escuchamos los armónicos que dan inicio al tema titulo con Cummings diciendo: “La mujer americana te confundirá, la mujer americana te confundirá. Burton deletrea el título y comienza Bachman con la conocida frase a la guitarra y Burton cantando: “Mujer americana aléjate de mí, mujer americana déjame ser, no vengas por aquí tocando a mi puerta…”.

La letra es provocadora y la música sencilla, efectiva, pegadiza y además inseparable. Lenny Kravitz hizo una interesante versión que contribuyó a que recientes generaciones conocieran la canción y eventualmente llegar a su origen.

Luego, en la fantástica “No Time”, la banda reitera una y otra vez: “No hay tiempo para ti” y Cummings nos dice “Camino a mejores cosas, me encontré con alas… me llaman los distantes caminos” y la banda canta: “No hay tiempo para una lluvia cálida, ni para mi cadena ni mi reloj, ni para puertas giratorias… No hay tiempo para ti”.

El repertorio continua con “Talisman” y el hermoso intro de guitarra arpegiada que da paso a una letra teñida de psicodelia: “Vestido de colores, ojos entristecidos que han perdido el toque mágico, gente de una distante colina que ha cruzado el siempre expandible océano de arena, las flores artificiales no pueden marchitarse porque dentro de ellas todo es ilusión”.

El teclado añade un toque de nostalgia hasta el final. Es, a mi gusto, el tema más delicado y un punto alto que ha sido subestimado.

Cierra el lado A con el llamativo “Sin azúcar esta noche / Nueva madre naturaleza” La sencilla canción y áspera voz de Burton Cummings nos envuelve con sus versos que en parte dicen: “Muy profundo el sentimiento de soledad, encontrar una esquina donde esconderme, pasos silenciosos que me acosan, abrupta oscuridad aunque puedo ver, sin azúcar en mi café, sin azúcar en mi té, sin azúcar a mi lado, sin azúcar que huya conmigo”.

Al darle vuelta, continúa nuestro celebrado LP con “969 (The Oldest Man)”, un blues instrumental bastante atractivo en su planteamiento. Es la oportunidad para que Randy y Burton destilen sus talentos. Cummings también añade un tinte de jazz al hacerse de la flauta, elemento que refleja al Jethro Tull de This Was y Benefit…y ¡La Pantera Rosa!

Luego es el turno de “When Friends Fall Out”, una interesante canción por sus matices. “Aúllan los lobos solitarios, en la Bahía Moonlight, es luna nueva cuando caen los amigos, cuando caen los amigos”. La guitarra tiene tintes del Neil Young de aquellos días, con un notable sonido fuzz. Burton y Randy nos cautivan de nuevo.

Las dos siguientes composiciones de nuestro son “8:15” y “Proper Stranger” En el primero hay un momento interesante que en algo recuerda -en especial por la percusión- a aquel memorable tema de McDonald & Giles “Tomorrow’s People – Children of Today”, editados el mismo año 1970.

Visiones mías, se de un sonido ¿lo has escuchado? tengo un lugar ¿has ido? ¿A qué hora puedes verme?, nos canta Burton Cummings.

Luego es la guitarra iniciando “Forastero apropiado” en el que cantan:“Ciudad oscura, ciudad de vientos, impermeable sobre mi hombros, así que toma mi mano y dime a donde ir por que no se si sabes que soy el forastero apropiado”

American Woman continua con un sentido blues llamado “Humpty’s Blues”, en él que destacan Burton y Randy. El primero con la armónica y la guitarra, y el segundo también en la guitarra.

En algunas partes se siente el “double lead”. “Me levanté tarde esta mañana, nadie a la vista, me levanté tarde una mañana, me enteré que mi gente se había marchado, enloquecido, cuánto detesto estar solo, no es bueno ver a mi alrededor tratando de averiguar a donde todos se han ido…”

Y como epílogo, The Guess Who repite la primera parte de “American Woman”, y mientras Cummings deletrea el tema título, la voz se va desvaneciendo.

Los años de la revolución femenina habían rendido sus frutos.

Leonardo Bigott