Inicio Archivo discografico El viajero misterioso de Weather Report, 45 años después

El viajero misterioso de Weather Report, 45 años después

457
Weather Report

Weather Report
Mysterious Traveller
Columbia. 1974. EE UU

Weather Report es, sin lugar a dudas, una de las más provocativas e interesantes propuestas musicales de la historia, especialmente dentro de ese raro nicho llamado “jazz fusión”, una suerte de crisol donde pinceladas de funk, R&B, rock y otras menos conocidas se mezclaban con tintes de exóticas sonoridades importadas de África, Europa, India y el Caribe –por mencionar algunas– y que tuvo en bandas como Return to Forever, Mahavishnu Orchestra y Weather Report a sus más altos exponentes. Éstas se caracterizaban por una identidad propia que, en el caso de Weather Report, giraba en torno a las ideas del teclista austríaco Joe Zawinul (†) y el saxofonista estadounidense Wayne Shorter y cuyo segundo disco, I Sing The Body Electric (1972), es una de las piedras angulares del género. Se cumple el 45 aniversario de Mysterious Traveller, el cuarto LP en estudio de la banda y el quinto de su dilatada carrera, publicado el 24 de marzo de 1974.

La colorida imagen de Helmut Wimmer y el diseño de portada de Teresa Alfieri son el contacto visual inicial de nuestra celebrada obra discográfica. La imagen evoca lo que pudiera ser una aurora boreal o un amanecer con un elemento celestial en caída, sin dudas nuestro “viajero misterioso”.

Zawinul y Shorter fueron acompañados en esta ocasión por el extraordinario bajista Alphonso Johnson sustituyendo al célebre Miroslav Vitous, quien por última vez participaba en la banda. El legendario brasilero Dom Um Romao estuvo detrás de la percusión junto al baterista Ishmael Wilburn, además de otros importantes músicos. En Mysterious Traveller hay una gran fuerza propulsora regularmente encontrada en el rock pero oirás además rasgos más restrictos que en sus álbumes anteriores. Esa vitalidad brota desde el mismo inicio en la extensa “Nubian Sundance”, donde lo primero que apreciamos es un fervoroso y ardiente público. La avasallante percusión apoya al distintivo lenguaje del teclado de Zawinul, con especial énfasis en las notas bajas. La pieza se desarrolla a partir de breves frases de un colorido y texturas excepcionales, elementos que son parte del inconfundible vocabulario de Weather Report. Unas voces ininteligibles van y vienen a lo largo de la pieza mientras Johnson exhibe calidad en cada punteo.

Las dos siguientes piezas son “American Tango” y “Cucumber Slumber”. En la primera Vitous, como invitado, da su última contribución a la banda. El tema inicia con un sonido de latón y tras unos breves trazos de Joe al teclado, esta pieza, la más breve del álbum con 3’40”, se convierte en una melodía hermosa. Destaca el saxo soprano del legendario Wayne Shorter sobre una punteada sección rítmica. El diálogo entre saxo y teclado representa uno de los más sublimes momentos de esta obra. “Sueño de pepino”, la segunda, se extiende hasta el 8’23”. Un singular “groove” nos mueve las fibras y allí está Shorter deleitándonos mientras Joe revolotea. Ambos son el Lennon-McCartney del género. Johnson, nuevamente, demuestra acá por que ha sido la elección acertada para ocupar el puesto de las cuatro cuerdas. Inventivo y grosso en sonido, destaca en esta pieza desde el principio hasta el fin. Y es que Joe y Wayne saben ceder espacio a sus músicos, una libertad que siempre otorga, sin ecua non,  el género del jazz. El excelso y legendario Ray Barreto (†) destaca con sus congas en este tema.

El tema título se desarrolla a partir del teclado de Joe Zawinul desde el cual emergen precisamente fantasmales frases. Shorter al soprano añade un tinte dramático a esta rítmica composición que a lo largo de sus 7’22” es como una gran recamara con muchas puertas de las cuales entramos y salimos como escapándonos de un “algo” intangible que se cuela por las notas de este histórico dueto que parece haber madurado su sonido en este episodio que hoy celebramos. En esta pieza destaca otro invitado especial que ya había participado en la primera composición, el baterista Skip Hadden.

A “Mysterious Traveller” le sigue otra interesante y hermosa pieza titulada “Blackthorn Rose” (Rosa de negra espina). Zawinul se hace del piano acústico y Shorter del saxo soprano para ofrecernos otro delicado momento con un aire de cierta curiosidad. La pieza bien pudiera describir el movimiento de nuestro “viajero misterioso” como el de una mariposa sobre el césped en un día estival. Pulsados acordes al piano, cortas frases al saxo y una sincopada serie de notas, delinean esta pieza de fílmico temperamento. Muy visual si prefiere.

Una brisa nos golpea los oídos en el sexto surco titulado “Scarlet Woman”. También con un aire misterioso, Shorter y Joe al unísono, nos atrapan. A lo largo de todo el LP precisamos como las texturas y colores del teclado de Zawinul se complementan a la perfección con los saxos tenor y soprano de Shorter.

Ese es el eje de esta superbanda que siempre supo atinar con precisión a sus invitados. En esta ocasión éstos incluyen a los vocalistas Edna Wright, Marti McCall, Jessica Smith, James Gilstrap y Billy Barnum en “Nubian Sundance” donde también participa la percusión de Muruga Booker. En “Scarlet Woman” apreciamos el sonido del timbal sinfónico de Steve Little, otro de los invitados y, claro está, la encomiable ingeniería de sonido en las manos de Ron Malo.

Jungle Book” (Libro de la selva) es la más exótica composición de este álbum. En este surco destacan las ocarinas y otros instrumentos de vientos de Don Ashworth y el tablá de Isacoff. La obra nos presenta una paleta de colores, formas y texturas dignas de las más hermosas imágenes de NatGeo, por establecer un referente visual. Hay un cierto elemento lúdico que nos hace partícipes imaginarios del grupo. Imaginativa y llena de un espíritu global, esta pieza destaca por su caleidoscópica naturaleza para luego ceder espacio a la última pieza (incluida en la edición Mastersound SBM), “Miroslav’s Tune”, una venia al excelso bajista. En ella sentimos un aire rockero más acentuado al inicio. Luego, la pieza se va desplegando y sorprendiéndonos nota a nota, en ese inexplicablemente atractivo “bittersweet” que suele caracterizar a Weather Report. Participa también en este LP, el baterista Greg Erico, quien por un tiempo se encargó de los tambores durante las giras del grupo y quien también rechazaría la permanencia como baterista del grupo.

 Weather Report lanzaría su emblemático Heavy Weather tres años después pero ya el distintivo sonido que les otorgaría reconocimiento mundial, estaba solidificado en este excelente álbum del cual celebramos 45 años.

Leonardo Bigott