Inicio Reportajes Felix Martin: “Un humilde virtuoso”

Felix Martin: “Un humilde virtuoso”

1032
Félix Martin
Foto: Mary Escalona

El guitarrista larense radicado en Los Angeles acaba de presentar Mechanical Nations, un disco con giros progresivos y de metal. Entre sus planes, no confirmados, contempla una gira por Latinoamérica y visitar su país. Y entre sus aspiraciones, dice que quisiera grabar con músicos como Jorge Glem.

Mercedes Sanz     @JazzMercedes

 

No le gusta que le recuerden que es un virtuoso. Sencillamente alguien que ama la música y siempre está buscando sonoridades. De que es un creador consumado y que donde va deja en alto el nombre de Venezuela, no hay la menor duda. Que el mundo musical, del rock, jazz, vanguardias, está pendiente de sus pasos, es otra verdad.

Desde que Felix Martin debutó en 2010 con Bizzare Rejections, nos dejó en el sitio, queriendo verlo en vivo y escuchar el disco varias veces. Luego, en 2013, mostró The Scenic Album. Dos producciones que ubican al guitarrista larense dentro del avant-garde.

Ahora, este año, Mechanical Nations es su tercera entrega, avalada, una vez más, por el sello Prosthetic Records. Esta casa se dedica al metal y ha trabajado con bandas como 1349, The Acacia Strain, All That Remains y muchas más.

A pesar de que Felix Martin ocupa su tiempo en todo lo concerniente a su trabajo musical, pudo ofrecer unos minutos al equipo de Ladosis.

Aunque es un disco complejo, se siente más la inclinación hacia el rock progresivo, y se aleja un poco del jazz fusión de tus trabajos anteriores. ¿Decidiste que los temas fueran por ese camino?, ¿por qué el rock progresivo y el metal?

Pues, todo salió muy natural, estaba escuchando mucho a bandas como Mars Volta, Primus y similares. Igualmente tiene su influencia de jazz como Pat Metheny, pero menos que antes. El progresivo es porque hay influencias de muchos estilos, así como rock, metal, jazz, latin, world music. Aunque este disco incluso es menos progresivo. Intenté hacer mi música para una audiencia más grande, no sólo la del rock progresivo, pero todo muy natural.

Igual, hay tintes latinos, ya que eres fanático de esta cultura (eres latino, obvio). Dijiste que vienes escuchando a Mars Volta, por ejemplo, pero ¿qué elementos, estilos, sonidos y músicos, te llaman la atención y crees que se reflejan en este disco?

Cuando escribí este disco, estaba escuchando demasiada música, especialmente no progresiva. Cosas como Nine Inch Nails, Pat Metheny, Mars Volta, Primus, Mastodon, Korn, Limp Bizkit. Quería hacer algo diferente a la escena musical de hoy en día, y por eso escuchaba cosas que sean muy diferente a mi estilo. Quería también hacer que la guitarra no sonara como en otros discos y tener un sonido único, ¡eso fue un gran reto!

¿Qué has escuchado, musicalmente, en América Latina? ¿Músicos que te hayan sorprendido, de cualquier época?

Me encanta la banda Molotov, incluso hoy en día. Me gusta mucho el hip hop. El guitarrista Kiko Loureiro es un gran músico y lo admiro bastante. Me gusta mucho el Ensamble Gurrufío y me han influido. C4 Trío también son estupendos.

Félix Martin
Foto: Mary Escalona

En cuanto a técnica, has dicho que no hay power chord, sin embargo, esta modalidad es muy usual en el metal, ¿por qué no la utilizaste?

Quería hacer cosas diferentes en este álbum. Los power chords, por lo menos, hay millones de guitarristas que ya lo hacen. Tampoco hice solos. Quería enfocarme en lo que me hace diferente. Si escuchan la canción “Flashback”, al principio no hay power chords, pero igual sigue sonando pesado y original, ese es mi metal.

¿Técnicamente qué querías demostrar?

Quería hacer mis propias técnicas en todo el disco, ya hay muchos solos en otros álbumes, y buscaba enfocarme en otras técnicas que sonaran diferentes.

¿Y lo lograste?

Pues creo que sí, pero igual para el próximo álbum voy con la misma meta; así que es un logro del año pasado, mas no de este.

¿Cuáles son esas técnicas nuevas que empleas en esta producción?

Casi todo está basado en el tapping, hacer dos acordes diferentes en cada mano para lograr un acorde diferente en la guitarra. Mucha percusión, escalas con las dos manos, slap tapping, etcétera.

El disco está producido por ti y mezclado por Jamie King, ¿es correcto?

Yo produje el disco entero y lo mezclamos entre Jamie King y yo. Él lo masterizó.

 ¿Quiénes más colaboran en este trabajo?

El trío en este álbum fue Kilian Duarte -venezolano-, Víctor A. Carracedo -baterista español- y yo. Ángel Vivaldi hizo un solo de invitado en uno de los tracks.

¿Por qué ese nombre, Naciones mecánicas?

Fue inspirado en el dibujo del continente suramericano, mezclado con máquinas y mi guitarra. Es un poco difícil explicar a veces, y siempre dejo que sea la audiencia la que interprete el arte y el nombre.

 Finalmente, ¿harás una gira por Latinoamérica?, ¿qué países visitarás?, ¿tienes fechas?

Quiero hacerla. Tenemos planes de ir a Colombia, Chile, Ecuador y Perú. Pero no están confirmados aún.

¿Y piensas venir a Venezuela, en plan de visita o de concierto?

En plan de visita, ya que mi familia está toda allá. Tocar es un poco difícil en Venezuela por la situación, aunque me encantaría tocar este año allá, incluso con una orquesta grande. Ojalá que se pueda dar algo en Venezuela.

 ¿Tu próximo paso es sólo la gira por Latinoamérica?

El próximo paso es hacer una gira en Estados Unidos, luego Europa, y después Suramérica, si todo sale bien.

Félix Martin¿Qué nos dejas con este disco?

Un sonido nuevo en la guitarra eléctrica, y un estilo un poco diferente a los otros álbumes, donde la banda es la protagonista, y no la guitarra.

¿Con qué músicos has pensado grabar, en un futuro?

Pues con muchos. En estos días vi a Jorge Glem, me gustaría grabar algún video con él. De verdad que son muchos. Me gustaría hacer algo con Kendrick Lamar, es un rapero muy famoso en Estados Unidos. Me gusta mucho su estilo. También, de repente algo con Mike Portnoy, que le propuse algo en 2013 pero no pudo. Tal vez en el futuro. Me encantaría hacer algo con C4 Trío, Gustavo Dudamel y Los Amigos Invisibles. Quizás con algún percusionista también.

¿Realmente te consideras un virtuoso?

Honestamente soy una persona muy apática (risas). Nada de lo que hago me satisface, y de verdad sé que esto es un error de mi parte. Es difícil que te diga alguna buena cualidad mía si la tengo. Esto de repente es bueno porque me impulsa a tocar y crear cada día, y ser mejor músico. Pero, a la vez, siempre estoy frustrado (risas).