Inicio Ahi estuvimos Tributo a Jimi Hendrix (Centro Cultural BOD, Caracas) (Junio 12, 2016)

Tributo a Jimi Hendrix (Centro Cultural BOD, Caracas) (Junio 12, 2016)

Foto: Leonardo Bigott

Tributo a Jimi Hendrix

Centro Cultural B.O.D., Caracas

(Junio 12, 2016)

 La trascendencia de la música de Hendrix es infinita. No ha sido sólo en sus aspectos técnicos como el uso del feedback o su contribución a popularizar el uso del efecto wah-wah o el uso del phaser, la distorsión y otros tantos recursos eléctricos. Su trascendencia va más allá incluso de una visión personal que redimensionó temas como “All Along the Watchtower”, “Red House” o “Hey Joe”.

Hendrix fue proclive a la experimentación en sus varias facetas. Desde Jimi James and The Blue Flames, pasando por The Jimi Hendrix Experience hasta llegar a  Band of Gypsies, destacó por su irreverente, osado y evolucionista espíritu. No en vano se le considera en algunos medios entre los seis artistas más destacados. Decir que estuvo en la psicodelia o que fue un excelente e innovador guitarrista no honra enteramente su obra.

A 45 años de su inesperada muerte, el productor Orlando Zurita decidió rendirle un merecido tributo a este genio de la música con una presentación que agrupó a tres destacadas bandas del rock y blues local. La Banda de Álvaro Falcón, La Banda de Nicky Scarola y Hard Blues. Mis expectativas estaban centradas en ese espíritu que si bien estuvo allí representado de un modo conservador, pudo convocar además a bandas que poseen ese espíritu arrojado, desmedido e ilimitado. Así era Hendrix. Las bandas, con un sonido estruendoso como manda la biblia del rock, enfocaron más su atención en los grandes clásicos del guitarrista estadounidense. Así, Álvaro Falcón (guitarra y armónica), Biela Da Costa (voz), Laurent Lecuyer (teclado), Miguel Da Vincenzo  (batería) y Valeria Falcón (bajo), tomaron la tarima para interpretar “Purple Haze”, “Little Wing”, “Crosstown Traffic” y “Red House”, todas apropiadas, particularmente las dos últimas, para uno de los músicos más curtidos en el rock y el blues como ha sido Álvaro Falcón a lo largo de todos estos años. Su interpretación de “Little Wing” fue particularmente atractiva al igual que la subyugante “Red House”.

Vendría entonces el turno de Nicky Scarola, un hombre con un desbordante espíritu que nunca le encuentra en el mismo lugar sobre la tarima. Junto a Nelson Sardá y Luis Sanabria “Vampiro”, Nicky inició con un solo de guitarra a modo de intro para luego destilar con peculiar estilo “All Along the Watchtower”, original de Bob Dylan, tema que trajo la voz de Nelson Müller al escenario y que permanecería para “Foxy Lady”, “The Wind Cries Mary” y “Can You See Me”. También estuvo, como invitado, Ángel Quiñones quien intentó con éxito tocar la guitarra con una mano lesionada. Así es el rock.

Una audiencia conocedora  que casi colmaba la sala, desbordaba su euforia con cada tema, mientras otros, posiblemente adeptos a la guitarra, disfrutaban de un modo más pasivo y contemplativo. Hard Blues, con Franklin Belisario en la guitarra, Nelson Sardá y “Vampiro” nos ofreció “Spanish Magic Castle”, “Manic Depression”, “Fire” y “Who Knows”. Si bien hubo artilugios que respondían más al show, aspecto totalmente válido de en este contexto, también las versiones tuvieron sus tintes personales que resaltaron ese espíritu pero siempre tendré el deseo de ver un nuevo tributo donde además de ver y escuchar a éstos consagrados músicos pueda también apreciar propuestas desde otra perspectivas menos apegadas a las versiones originales.

Bueno es decir que un tributo a Hendrix en nuestro contexto es osado y totalmente loable.

Leonardo Bigott

Artículo anteriorBrenda Rengel (Trasnocho Cultural, Caracas) (Junio 12, 2016)
Artículo siguienteEspecial 1991 en Acto de Fe