Inicio Archivo discografico 45 años de E.C. Was Here: la viva esencia de un dios...

45 años de E.C. Was Here: la viva esencia de un dios de la guitarra

106
Eric Clapton

En agosto de 1975 se publicó el magnífico segundo disco en vivo en la carrera solista del guitarrista inglés, sumergido en el blues

E.C. Was Here
Eric Clapton

RSO. Inglaterra. 1975

 
Allí estaba sobre la mesa, mostrando la curvilínea de un medio cuerpo femenino con una inscripción en la espalda que rezaba “E.C. Was Here” en letras rojas. Era la espalda de la modelo Ellen Michaels fotografiada por Frank Moscati.

El erótico motivo para la placa discográfica del omnipotente guitarrista Eric Clapton, quien esta vez era captado en vivo y en directo desde el Long Beach Arena (Julio 19 y 20 de 1974); el Hammersmith Odeon (diciembre 4 de 1974) y el Providence Civic Center (25 de junio de 1974), causó cierto revuelo entre los más conservadores.

El álbum que cumple 45 años de su lanzamiento al mercado, contó no sólo con el hermoso cuerpo de la modelo citada sino con los talentos de la producción de Tom Dowd y los audio ingenieros Andy Knight, Row Fawcus, Ralph Moss y David Hewitt.

Todos, escultores de una obra que posicionaba a Eric Clapton como el líder de una banda conformada por la vocalista Yvonne Elliman, recordada por temas como “If I Can’t Have You” de la era disco y “I Don’t Know How To Love Him” tema de la banda sonora del film Jesus Christ Superstar con música compuesta por Andrew Lloyd Webber.

Además del guitarrista líder George Terry (ABBA, Bee Gees, Joe Cocker), el organista Dick Sims, el bajo de Carl Radle, la batería de Jamie Oldaker y Marcy Levy en la percusión. Todos renombrados músicos de la época.

Nuestro celebrado álbum es el primero en captar en vivo la esencia de un Clapton que no hacia gira desde los tiempos de Derek and the Dominos. Es además el sucesor de There’s One In Every Crowd, también de 1975, tercer disco solista del guitarrista que aún mantenía la línea estética del predecesor 461 Ocean Boulevard, publicado en 1974.

Ambos, obras icónicas del sempiterno músico que en esta ocasión nos despliega seis temas a lo largo de casi 47 minutos con una balanceada mezcla de rock y blues. Posterior a la salida al mercado de nuestro festejado disco, fue editada una versión con un disco adicional titulado Give Me Strength: The 1974 / 1975 Recordings.

El abridor de este emblemático álbum es el tema blues de Billy Myles, afamado cantautor de los 50 y 60 dentro del R&B, “Have You Ever Loved A Woman”, que con sus primeras notas a la guitarra y al órgano nos hace enteramente cautivos con su hipnótico “slow tempo”.

Su desgarrada voz que nos dice: “¿Alguna vez has amado a una mujer tanto que tiemblas de dolor?, ¿Alguna vez has amado a una mujer tanto que tiemblas de dolor? ¿Aún sabiendo que lleva el nombre de otro hombre?

El fraseo de la guitarra, los solos, la ejecución del órgano matizando entre ellos, va y viene en intensidad con ese lenguaje personal de este indiscutible músico que en algún momento de este tema da crédito al solo de Terry, elemento que ya bien vale la pena el disco.

Tras esos primeros siete minutos, la celestial “Presence of the Lord”, escrita por Clapton, se abre paso con la voz de Elliman: “Finalmente encontré un modo de vivir como nunca antes lo hice, sé que no tengo mucho para dar pero puedo abrir cualquier puerta…Todos saben el secreto, todos saben el juego, finalmente encontré un modo de vivir en el color del Señor.”

El tema original es parte del repertorio de aquella gema llamada Blind Faith, donde Eric Clapton y Steve Winwood plasmaron uno de los grandes manifiestos del blues-rock.

La sinergia entre Elliman y Clapton es tan natural que nos ubica en primera fila para luego seguir con el tema de Johnny Moore, Charles Brown y Eddie Williams “Driftin’ Blues”, considerados como una de las más grandes piezas de blues de la década de los 40. En este caso el formato CD contiene la versión completa de 11 minutos.

También en slow tempo, Clapton y su banda nos atrapan una vez más. La efectiva dupla de Clapton y Terry es un indudable incentivo para escuchar no sólo el tema sino todo el disco una y otra vez.

Giramos de una el LP para disfrutar nuevamente otro tema de aquellos días de 1969 con Blind Faith. Elliman añade un dulce tinte femenino a esta excelente pieza que es un clásico del efímero grupo.

Bajo el nombre de “Can’t Find My Way Home” (No puedo encontrar mi camino a casa), escuchamos a Clapton: “Baja de tu trono y abandona tu cuerpo, alguien debe cambiar, eres la razón de mi larga espera, alguien tiene la llave… Bien, estoy cerca del final y no tengo tiempo, estoy exhausto y no puedo encontrar mi camino a casa”

La conocida pieza cede espacio al tema de Robert Johnson “Ramblin On My Mind”, donde nuestro guitar héroe nos dice: “Soy errante, errante en mi mente, en toda mi mente, detesto dejar a mi chica pero me trata tan mal…”

Durante poco más de unos siete minutos Clapton y Terry nos deleitan nuevamente, no solo por los solos sino por el sentimiento que le inyectan a la pieza.

El álbum finaliza con otro extraordinario tema  llamado “Further On Up The Road” de Joe Medwick y Don Robey. Este shuffle texano, considerado como uno de los emblemáticos temas que representa además la transición del blues al rock entre los 40 y los 60 puede apreciarse aquí en todo su esplendor en las manos de Terry y “slowhand”.

Clapton ha grabado varias versiones de este tema cuya letra en parte dice: “Más adelante del camino, alguien te hará daño como tú lo has hecho conmigo, nena sólo espera y verás, recogerás lo que sembraste, como dice el proverbio, quien a hierro mata a hierro muere”.

Los cuatro primeros temas de este extraordinario LP fueron grabados en Long Beach Arena de California, Estados Unidos y subsecuentemente en el Hammersmith Odeon de Londres, con la última pieza en el Coliseo de Nassau, Uniondale, Nueva York.

La versión extendida incluye versiones de “Badge” de Cream, “Little Wing” de Jimi Hendrix, “I Shot the Sheriff” de Marley y otras sorpresas. ¿Qué esperas?

Leonardo Bigott