Inicio Ahi estuvimos La Pequeña Revancha desgranó en vivo su segundo álbum

La Pequeña Revancha desgranó en vivo su segundo álbum

1640
La Pequeña Revancha
Foto: Dagne Cobo Buschbeck

La Pequeña Revancha

Centro Cultural BOD, Caracas

(Junio 9, 2016)

Hace más de un mes La Pequeña Revancha comenzó el período relativo a su segundo disco con el lanzamiento del tema “Yo era el Sol”, dando pistas de lo que sería Pasos sincopados, luego de tres años de silencio discográfico.

Durante ese tiempo, Claudia Lizardo y Juan Olmedillo escribieron canciones, cada uno por su lado siempre con la estética sonora de LPR en mente. El crecimiento se nota, y ya no solo en el disco y el proceso de grabación, sino también en vivo. Cualquier fan despistado de Los Mentas le podrá extrañar esta faceta sosegada y reflexiva de Olmedillo, ubicado en una esquina casi sin moverse hacia otra zona del escenario, la cual refleja a la perfección que un músico puede reinventarse de manera brillante sin tener que dejar de ser el mismo.

Por su parte, Lizardo, que siempre aparentó más madurez que su edad real, ha asumido que su rol como cantautora es uno de los aspectos más importantes de su vida y en consecuencia transmite seguridad y sobre todo, emociones. Para los que siguen (seguimos) al dúo, resulta un bálsamo constatar que tanto su voz como la manera de expresarse y escribir textos sigue en plena evolución.

El show tuvo una notable asistencia de público, lo cual es un síntoma de reconocimiento. Doce temas le dieron forma a un espectáculo que logró desde un primer momento arropar a la audiencia. Fue el tiempo justo, ni más ni menos. El repaso incluyó todos los temas del disco que estrenaban (siete) y cinco del primero, Falsos hermanos (2013), lo cual significa que solo dos de sus composiciones quedaron excluidas (“Las olas” y “Cama de cemento”).

Con el característico sonido del motor de un avión dio inicio la velada, en asociación con la carátula del disco diseñada por Christian Vinck en la que aparece la avioneta estrellada en la que falleció la estrella del vallenato Juancho Rois. Avanzado el concierto, Claudia explicó la casual similitud con la avioneta que aparece en la carátula del primer disco de La Misma Gente, Por fin (1983), el grupo de su papá PTT Lizardo y se confesó supersticiosa.

“La fiesta del señuelo”, fue el tema ideal para dar la bienvenida ya que su letra dice “Compre su entrada / la venden en la puerta”, el cual siguieron con la melancólica “La Pequeña Revancha”, especie de tarjeta de presentación.

La Pequeña Revancha
Foto: Dagne Cobo Buschbeck

El ambiente nostálgico y poético continuó con “A mi pesar”, en el que Juan y Claudia cantan a dueto una letra que se adentra en el terreno de la ausencia. La canción con ritmo más cercano al folklore latinoamericano es “Rosa de Montecarmelo”, compuesta por Olmedillo y dedicada a su fallecido padre, la que Claudia anuncia como uno de sus temas preferidos. En él contaron con la participación del percusionista Ja Souki (conocido como Ja Amutxategi), que también participó en “Yastá”, la primera pieza del segmento dedicado a Falsos Hermanos.

“Barato”, “Sin voz”, “Espejo” (tema de especial importancia por haber sido su primer single) y la maravillosa “Apache”, nos acercaron de manera brillante a aquel debut lanzado tímidamente en 2013 y que poco a poco fue posicionando a La Pequeña Revancha como uno de los más interesantes proyectos del pop independiente venezolano. Juan y Claudia se presentaban en sus comienzos sin otros músicos, luego incluyeron bajo y batería, un formato que han seguido usando.

La novedad esta vez fueron los dos músicos que los acompañaron, Rómulo Rásic en la batería y el Buho Galíndez en el bajo, dos participaciones que resultaron capitales en el sonido del grupo, entendiendo su rol en canciones que requieren sutileza y manejo sensible de los matices pero también firmeza en los momentos más intensos. Las visuales de Nicolás Manzano, austeras y delicadas, funcionaron como adecuado telón de fondo.

Precisamente el tramo final del concierto, requirió de un total entendimiento entre los cuatro músicos y la invitada especial, la cellista Ana Elba Domínguez, quien aportó el componente bucólico a “Temporal”, sugerente tema de aroma folk, y la fantástica “Yo era el Sol”, que Claudia dedicó a su papá, que sin estar presente físicamente en la sala, realmente estuvo ahí.

El cierre, como era lógico, fue el mismo que en el disco. “Rojo”, es una canción llena de tensión que desarrolla un crescendo dirigido por la voz de Juan, que con angustia narra el asesinato de una mujer con vestido rojo. Es la pieza ideal para cerrar, dejar a la gente inquieta y al mismo tiempo satisfecha.

La Pequeña Revancha
Foto: Dagne Cobo Buschbeck

Este showcase de La Pequeña Revancha es de esos momentos que reconfortan y que a pesar de la espesa atmósfera de la realidad venezolana, hace pensar que hay suficientes arrestos de sensibilidad y buen gusto para superar este largo bache de oscuridad.

Juan Carlos Ballesta