Inicio Sin categoría Pepperland en emotiva rendición venezolana a los Beatles (C.C. BOD) (Julio 6,...

Pepperland en emotiva rendición venezolana a los Beatles (C.C. BOD) (Julio 6, 2017)

632
Pepperland

Pepperland

Centro Cultural BOD, Caracas

(Julio 6, 2017)

 

Pepperland es uno de los proyectos musicales más atractivos de los últimos tiempos en esta prolija paleta tonal que pareciera desvanecerse ocasionalmente, diluyéndose entre gases y gritos. Allí, yace una luz que conforma la cantante Hana Kobayashi, cuyo verbo certero siempre es un aliciente para seguir el camino con más fuerzas. A su lado comparten una de las más envidiables ternas rítmicas de la acutualidad, Yonathan Gavidia en la percusión, Gustavo Márquez al bajo y José “Tipo” Nuñez en la batería. Y en las cuerdas, tres de los más virtuosos e inventivos músicos: Jorge Torres en la mandolina, Héctor Molina en el cuatro y Gustavo Medina en la guitarra. Todos con un sonido pulcro y balanceado bajo las sutiles manos de uno de los eruditos tras la consola de audio, Rafael Rondón.

Bajo la ya usual tribulada atmósfera que vive el país, Pepperland nos ofreció un repertorio de 16 temas que inició con una candorosa “Because”, cuyo intro a capella me sedujo al instante. Tras un “I Want to Hold Your Hand” con un breve intro de cuatro en gaita zuliana, Hana daba la bienvenida para luego enlazar con “From me to You” y “Penny Lane”. Esta última sirvió para la prefación para conocer la historia de esta peculiar banda en palabras del maestro Jorge Torres, quien pausadamente compartió el origen con una historia jocosa desde aquel día en el que el productor Xariell Sarabia sugirió el proyecto hasta la consolidación de la agrupación.

PepperlandPepperlandLos siguientes cuatro temas fueron “Blackbird” en una hermosa versión, “Michelle”, “Strawberry Fields Forever” y “Taxman”. Correspondería a Héctor hablar de los géneros de música venezolana que el grupo sabiamente ha sabido adaptar a la música de los Fab 4. Desde el golpe larense pasando por el merengue caraqueño hasta la gaita zuliana, bien vale decir que tal vez The Beatles fueron venezolanos o pasearon por estas tierras de gracia. “She’s Leaving Home”, “In My Life”, “Fool on the Hill” y “Lady Madonna”, continuaron el concierto ante una audiencia que llegaba con retardo al recinto del BOD. Debo destacar que a lo largo de la noche, Gustavo Medina cantó en algunos temas. De voz profunda y clara, el conocido guitarrista promete alcanzar nuevos logros como vocalista. No sólo armonizando sino como voz solista, Gustavo es el contraste perfecto de Hana quien, al término de este segmento, nos habló de la encomiable labor de Donde come uno, comen dos,  ONG que da apoyo a gente necesitada y a quienes irán dirigidos los fondos recaudados en este concierto.

Pepperland PepperlandCaracas, siempre espontánea, siempre efímera, le jugó una a Héctor Molina quien había cedido inicialmente su lugar al cuatrista Fernando Rodríguez pero que pudo retornar a Pepperland, esta vez, no en el peñero amarillo. Sin embargo, Fernando participaría en “Don’t Let me Down” como invitado especial.

Hana retornaría al micrófono para presentar una vez más a la banda, dar los agradecimientos y cantar “Revolution” tras unas sentidas palabras. Una de las más hermosas versiones que he escuchado de “Here Comes the Sun” marcaría el final del concierto. No sin antes interpretar “All You Need is Love” como bis.

Pepperland es una de tres propuestas venezolanas que han redimensionado la música del inmortal cuarteto. Música Expresiva con su corno, cello y percusión étnica, paseándose por diversos ritmos latinos; Los Beat 3 desde un ángulo más purista pero con esa intangible latinidad, y Peppperland, la prueba viviente que demuestra que John, George, Paul y Ringo eran, respectivamente, andino, maracucho, oriental y llanero, por decir menos.

Leonardo Bigott (Texto y fotos)