Inicio Archivo discografico Is This Desire?: la graduación de PJ Harvey

Is This Desire?: la graduación de PJ Harvey

PJ Harvey

El 28 de septiembre de 1998 se publicó Is This Desire?, el gran cuarto disco de la guitarrista, cantante y compositora inglesa

PJ Harvey
Is This Desire?

Island Records. 1998. Inglaterra

El cuarto disco de la inglesa Polly Jean Harvey (quinto si consideramos el álbum de 1996, Dance Hall at Louse Point junto a uno de sus colaboradores habituales, John Parish), fue un momento importante en su carrera. La fuerza guitarrera de los primeros discos fue sustituida por un sonido menos crudo, más sutil y con arreglos basados en teclados y secuencias electrónicas.

Todo ello se tradujo en un álbum con el que Harvey pudo ganar nuevo público sin perder el que ya tenía, aunque comercialmente no llegara a las cotas del sensacional e intenso To Bring You My Love (1995).

En repetidas ocasiones, Harvey ha reconocido que el disco representó un reto de gran dificultad ya que enfrentaba técnicas e ideas que antes no había desarrollado. La producción de Flood influyó mucho en ello, logrando un disco en el que la atmósfera es mucho menos frenética y áspera que sus predecesores.

Apenas comienza con “Angelene”, se constata que PJ había ampliado sus horizontes, quizá producto de su cercanía con Nick Cave que se tradujo en una magnífica participación en el disco Murder Ballads (1996) y que sin duda fue factor fundamental para la participación del multiinstrumentista Mick Harvey –mano derecha de Cave por muchos años- en este disco. Aquí se encarga del bajo y teclados.




Tras la corta y salvaje “The Sky Lit Up”, sobreviene la seductora “The Wind”, uno de los mejores temas de su carrera en el que su voz se superpone, una susurra y la otra canta. Sigue otra pieza corta, “My Beautiful Leah”, con una guitarra distorsionada, un dramático mellotron y una rítmica trip hop.

A Perfect Day Elise” fue el tema estrella del álbum, lanzado como single y convertido en el más exitoso en Gran Bretaña. Contrasta con el oscuro “Catherine”, un brumoso blues que atrapa. “Electric Light” sigue en la misma tónica, pero agrega una distante batería que se suma al bajo profundo que es el hilo conductor. “The Garden” es un sensual tema, con rítmica que coquetea con la herencia Massive Attack.

La electrónica aflora totalmente en “Joy”, con PJ haciendo la más áspera de las interpretaciones vocales del disco. Es, sin duda, uno de los temas más experimentales del disco. El estado de ánimo cambia con “The River”, conducida por el piano de Eric Drew Feldman y de nuevo aparece el mood de Bristol (Portishead y Massive Attack).




La electrónica sigue reinando con “No Girl So Sweet”, en este caso con un beat más agresivo en plan Primal Scream, la voz de Harvey recordando los discos anteriores y la envolvente guitarra de John Parish.

El álbum cierra con el tema que le da nombre, que empieza con la voz de PJ y la austera batería de Rob Ellis, a la que se agrega el expresivo bajo de Mick Harvey. Es un tema perfecto. Pareciera que va a explotar, pero no, sin darnos cuenta nos secuestra con su aterciopelada cadencia. El disco termina y los deseos de volver a escucharlo surgen sin remedio. Es el síndrome de Estocolmo. Es el triunfo definitivo de un disco.

Han pasado 20 años y la pregunta “¿Es esto deseo?” sigue más vigente que nunca. Polly Jean Harvey sigue reinando.

Juan Carlos Ballesta



¿Interesado en comprar éste u otro disco de PJ Harvey, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

España

Productos de PJ Harvey en España

Estados Unidos

Productos de PJ Harvey en Estados Unidos