Inicio Discos Jeff Buckley «You and I» (EE UU) (2016)

Jeff Buckley «You and I» (EE UU) (2016)

832
Jeff Buckley

Jeff Buckley

You and I

Legacy. 2016. EE UU

 

La primera vez que escuché el nombre de Jeff Buckley (†) fue viendo el video del concierto del trompetista Chris Botti & Friends en Boston hace algunos años. El concierto era una excelente muestra de música interpretada por invitados del más alto nivel musical. El cantante Josh Groban, la violinista Lucia Micarelli, el cellista Yo-Yo Ma, el cantante de Aerosmith, Steven Tyler, la novel voz de Sy Smith y Sting. En cierto momento Botti hizo una pausa para contar su anécdota con Buckley y en ella se refirió a la temprana muerte del cantautor cuyo único álbum, Grace (1994), ha servido para apreciar una música que estaba destinada al éxito pero que encontró el final prematuramente. Recuerda en esencia a la breve vida de Nick Drake (†) cuyas composiciones han despertado mayor interés con el paso del tiempo al punto de influir en artistas como David Sylvian (Japan), Robert Smith (The Cure) y Peter Buck (R.E.M.).

A diferencia de un Drake maníaco depresivo que optó por suicidarse, o de su propio padre, el cantautor folk Tim Buckley que se fue por culpa de una sobredosis a los 28 años, Jeff murió ahogado. Fue simplemente un accidente en las aguas de Wolf River Harbor, Memphis, Tennessee.  Cuenta la historia que mientras nadaba cantaba el coro de “Whole Lotta Love” de Led Zeppelin. Son muchos los artistas que desde su muerte le han rendido tributo a este cantautor nacido en Anaheim, California. Más notoriamente PJ Harvey y Coldplay, dos de una extensa lista que reconocen un talento que estaba destinado al estrellato.

You and I muestra por primera vez a este grupo de diez canciones representativas de su lado interpretativo en composiciones de Bob Dylan, Led Zeppelin, Johnny Marr y otros, además de dos de su propia autoría, “Grace” y “Dream of You and I”. El primer aspecto interesante de este disco es que presenta a Buckley en unas sesiones grabadas en 1993 acompañado sólo de sus guitarras eléctrica y acústica, lo cual le da carácter intimista y crudo pero al mismo tiempo atractivo a esta excelente recopilación. Desde una perspectiva que acaricia el blues, el folk y el rock, y también un poquito de jazz, Buckley inicia con “Just Like a Woman” de Bob Dylan. La simplicidad con la que está interpretada nos hace cómplices una vez más de un músico necesario en estos tiempos y Buckley, al igual que Dylan, mantiene el balance ideal entre música y letra.

“Everyday People” de la recordada Sly and Family Stone es la segunda del grupo. Buckley no se desprende del soul y percute en la guitarra por un breve instante antes de cantar esta emblemática pieza que es un canto a la tolerancia e igualdad de derechos, “different strokes for different folks”, que tropicalizado sería “cada cabeza es un mundo”.

El fallecido cantautor revive en esta sesión “Don’t Let the Sun Catch You Caryin’” con especial sentimiento y adentrándose un poco en el blues. Esta canción de 1946 ha sido versionada por Ray Charles y Paul McCartney, entre otros, y en esta colección el tema representa un momento muy especial del autor que ha escogido esta composición tan distante de su época, lo que genialmente contrasta con dos temas de su autoría ya mencionados y entre los cuales coloca el tema “Calling You” de Bob Telson.

Un fino contraste lo crea también para interpretar en su guitarra acústica “The Boy With a Thorn in his Side”, del disco The  Queen is Dead (1986), de la emblemática banda inglesa The Smiths. En esta parte también interpreta con el slide el tema tradicional “Poor Boy Long Way from Home” expandiendo el repertorio con este tema de humor  rural. Composiciones de Led Zeppelin y The Smiths culminan el repertorio. “Night Flight”, del sólido Physical Graffitti (1975), es versionada con todo el ímpetu e influencia del afamado cuarteto al punto que Buckley usa esa especie de efecto tartamudo que caracterizó la voz de Robert Plant en sus días de gloria con la banda. El último tema es nuevamente de los Smiths, “I Know It’s Over”, del mismo álbum del otro tema acá incluido. Otra vez con la acústica, esta hermosa pieza es un buen final.

 

En su anécdota, Botti relata que hubo conversaciones para grabar juntos pero ese sueño quedó en Wolf River Harbor. Esta muy recomendable muestra nos da una idea de cómo hubiese sido su carrera si no hubiera sucedido el fatal accidente. Su álbum Grace es el único álbum que logró grabar en su corta vida.

Leonardo Bigott