Inicio Archivo discografico Fifth Dimension: el influyente tercer álbum de The Byrds

Fifth Dimension: el influyente tercer álbum de The Byrds

81
The Byrds Fifth Dimension

El 18 de julio de 1966, la banda californiana publicó su gran tercer LP, marcado por la ausencia de una de sus piedras angulares, Gene Clark

The Byrds
Fifth Dimension

Columbia Records. 1966. EE UU

 
Uno de los episodios más atractivos del rock de la costa oeste estadounidense fue la popular agrupación The Byrds, una excelente banda liderada por Roger McGuinn y una distintiva identidad musical que emergía de la Rickenbacker de 12 cuerdas de Roger y las armonías vocales de sus miembros

Para entonces The Byrds la conformaban Gene Clark†, Michael Clarke†, Chris Hillman, Roger McGuinn y David Crosby, este último, bastión poco después de otra legendaria banda, Crosby, Stills, Nash & Young.

Generalmente considerada como una de las más influyentes de su época, The Byrds no escapó de las constantes fracturas motivadas, casi siempre, por diferencias musicales y que para el momento de la publicación de nuestra festejada obra, ya no contaba con la lírica de Gene.




The Byrds es un fiel representante de un rock teñido de matices folk, country, pop e incluso influencias indias, nada ajenas a esos descalabrados años de turbulencia social.

Esta recordada banda subsistió una primera etapa que abarcó el período 1964-1973 con un prolongado alto en el camino que se reactivó en 1989, sobreviviendo apenas dos años, hasta que finalmente en el año 2000 dieron un último intento por mantenerse a flote sin éxito alguno.

Luego del éxito de sus predecesores Mr Tambourine Man y Turn! Turn! Turn! ambos de 1965, Fifth Dimension representa un radical cambio de fórmula que, además de las versiones y los temas instrumentales, es el primero en excluir temas de Bob Dylan en su repertorio, una constante de sus dos primeros discos.

El álbum nos recibe con la imagen del grupo sobre un fondo negro y el nombre de la banda en tonos marrones y anaranjados. Grabado en los Columbia Studios de Hollywood, California, bajo la producción de Allen Stanton, el grupo grabó este disco entre enero y mayo del mismo año de su publicación.




En sus treinta minutos, el disco incluye tres sencillos: “Eight Miles High”, “5D Fifth Dimension” y “Mr. Spaceman”, con el primero de ellos convirtiéndose en un éxito indiscutible que inspiraría a la creación de la psicodelia.

The Byrds, con Jim “Roger” McGuinn en la guitarra líder y voz; David Crosby en la guitarra rítmica y voz; la sección rítmica de Chris Hillman y Michael Clarke† en bajo/voz y batería respectivamente; y las participaciones de Gene Clark† en voz y pandereta, el órgano de Van Dyke Parks y Allen Stanton como arreglista de la sección de cuerdas, inicia esta obra con “5D Fifth Dimension” tema de aires folk y una psicotrópica lírica que en parte nos relata: “Cómo es que puedo salir de aquí / y aún seguir flotando / y nunca tocar fondo y seguir cayendo / relajado y atento…”

La acompasada canción es tan cálida como imaginativa y una acertada abridora. Jim cierra con un sencillo solo para dar paso a la armonizada y tradicional “Wild Mountain Thyme” con arreglos de The Byrds, una estupenda sección de cuerdas y la distintiva Rickenbacker de Jim acompañando a los versos que en parte van: “Oh! El verano está llegando / y las hojas suavemente dan vueltas / y la silvestre montaña de tomillo / florece a través de la púrpura árgoma…”

“Mr. Spaceman” con su sonoridad country y su espacial lírica, inyecta cierta alegría a las armonías vocales y al acertado solo de Roger. Tanto la primera como la tercera pieza, se relacionan con la existencia de vida extraterrestre.

La siguiente composición es “I See You” escrita por McGuinn y Crosby. Vale destacar que esta canción la versionó la legendaria banda Yes en su primer y epónimo disco y que originalmente fue interpretada por The Byrds.

Rítmicamente atractiva y líricamente sencilla destaca además por las guitarras, sobre todo por la rítmica de Crosby.




“What’s Happening” es la quinta pieza del set en la que el grupo exhibe parte de las influencias de Ravi Shankar†, el célebre músico indio.

Esa fusión con el rock influyó en el origen del subgénero del raga rock. “No se quien te crees  / no se que haces aquí / no se lo que está sucediendo / ni como se supone debe ser”, nos dice The Byrds

Luego nos ofrecen “I Come and Stand at Every Door”, pieza de lúgubre ánimo compuesta por Nazim Hikmet, cuyos versos nos cuentan: “Llego y me detengo ante cada puerta / pero nadie oye mi silente huella / golpeo a la puerta pero me mantengo invisible / porque estoy muerto, porque estoy muerto…”.

Entonces hace su aparición el clásico “Eight Miles High” con la distintiva Rickenbacker que acompaña las voces que nos cantan: “Ocho millas arriba y cuando aterrizas – sabrás que es más que extraño – señales en las calles que te indican a donde vas…”

Hillman inicia el camino. El trabajo vocal es impecable a lo largo de toda la obra, dejándonos querer escucharla una y otra vez.

Inspirada en el modo de tocar de John Coltrane† y concebida en forma como si fuese una raga, alentada por el legendario Ravi Shankar, este clásico puede bien ser considerado como uno de  los primeros intentos que influiría en los orígenes de la psicodelia.

Gene Clark fue el autor de esta gema del rock ligada al uso de estupefacientes.




“Hey Joe (Where You Gonna Go)” nos dice:“Hey Joe, a dónde vas con ese dinero en tu mano / iré a buscar a mi mujer / ella anda rodando por ahí con otro hombre…”

La letra es menos agresiva que la versión de Jimi Hendrix publicada en 1967 y acá suavizada. Originalmente, la autoría le pertenece a Billy Roberts quien nos dice “a dónde vas con esa pistola…” y “voy a matar a mi mujer”

Tal vez los tiempos y estética de Jimi eran más permisibles para la violenta escena.

La canción da paso al primer instrumental del disco, “Captain Soul”, donde destaca la armónica de Michael Clarke†

Luego viene “John Reiley”, una romántica historia entre una doméstica cuyo hombre está en tierras distantes y un caballero que intenta convencerla para que se case con él.

El disco culmina con “2-4-2 Fox Trot (The Lear Jet Song), donde The Byrds cantan reiterativamente los versos“móntate en el lear jet, nena… móntate en el lear jet…”




Debido a lo corto del LP original, la reedición de 1996 en CD, incluyó varios temas extras de alto calibre como “Why”, la beatleliana “I Know My Rider (I Know You Rider)” y la composición de Crosby, “Psychodrama City”,

Así que demos marcha atrás hasta julio de 1966, en los albores de la explosión psicodélica, para extasiarnos con este influyente disco.

Leonardo Bigott



¿Interesado en comprar éste u otro disco de The Byrds, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

España

Productos de The Byrds en España

Estados Unidos

Productos de The Byrds en Estados Unidos