Inicio Archivo discografico Second Helping: la magna obra de Lynyrd Skynyrd

Second Helping: la magna obra de Lynyrd Skynyrd

Lynyrd Skynyrd Second Helping

El 15 de abril de 1974 fue publicado el segundo disco de la recordada banda de rock sureña que aún mantiene viva la antorcha

Lynyrd Skynyrd
Second Helping

Sounds of The South. 1974. EE.UU.

 
El 15 de abril de 1974, esta emblemática banda de Jacksonville, Florida, ponía en nuestras manos su segundo disco en estudio tras haber logrado llamar la atención con su debutante álbum Pronounced ‘Lĕh-‘nérd ‘Skin-‘nérd publicado en 1973.

Fundada en 1964 bajo el apelativo de My Backyard, la banda la integraban Ronnie Van Zant †(voz líder), Gary Rossington† y Allen Collins† (guitarras) y la sección rítmica de Larry Junstrom† y Bob Burns†, bajo y batería respectivamente.

Tras un lustro de giras constantes bajo diversos nombres y varios cambios entre sus miembros, optaron por adoptar finalmente el sustantivo Lynyrd Skynyrd, nombre por el cual son universalmente conocidos.

Por esos días de 1974, el line-up convertido en septeto lo formaban, los ya mencionados Van Zant, Rossington, Collins y Burns, más Leon Wilkeson† (bajo), Billy Powell† (teclas) y Ed King† (guitarra), formación (de la cual no sobrevive ninguno) con la cual la banda se lanzaba a la fama mundial con el tema “Sweet Home Alabama”.




Luego de cinco álbumes en estudio y uno en vivo, Lynyrd Skynyrd vivió su más fatídico momento cuando el 20 de octubre de 1977 Ronnie Van Zant†, Steve Gaines† y Cassie Gaines† perdían la vida en un accidente aéreo en el que también salieron seriamente heridos otros integrantes del grupo.

Producido por Al Kooper (Blood, Sweat & Tears) y grabado en Studio One, Doraville, Georgia y Record Plant Studios, ubicado entonces en Nueva York, Second Helping es una obra de ocho composiciones, dos de las cuales, “Don’t Ask Me No Questions y “Sweet Home Alabama”, fueron publicadas como sencillos. 

En este disco participaron también las vocalistas Merry Clayton, Clydie King y Sherlie Matthews en “Sweet Home Alabama”, la sección de metales de Bobby Keys, Trevor Lawarence y Steve Madaio en “Don’t Ask Me No Question” y “Call Me No Breeze”, el baterista Mike Porter en “I Need You” y Al Kooper al piano en “Don’t Ask Me No Questions” y “The Ballad of Curtis Loew”

El conocido riff de la guitarra de “Sweet Home Alabama” da las primeras notas que abren este repertorio. Es la canción más conocida y emblemática del grupo, y sin embargo, ninguno de sus compositores habían nacido o vivido en Alabama.

En parte de sus versos nos dice Lynyrd Skynyrd: “Aquí se soltaron / Oh, espera, espera / Las ruedas grandes siguen girando / Llévame a casa para ver a mis parientes / Cantando canciones sobre el sur / Extraño a Alabama una vez más, y creo que es un pecado, dije…

La letra de la canción es una respuesta las composiciones de Neil Young, “Southern Man” y “Alabama”, sobre las que Ronnie en su momento comentó: “critican a todo el Sur por la sangrienta historia de la esclavitud y sus consecuencias. Pensamos que Neil estaba disparando a todos los patos para matar a uno o dos”.

Parte de la letra se refiere directamente a Neil: “Bueno, escuché a Mister Young cantar sobre ella/ Bueno, escuché que el viejo Neil la menospreció / Bueno, espero que Neil Young lo recuerde / Un hombre sureño no lo necesita cerca de todos modos

Lo más relevante de esta historia de dimes y diretes es que en su autobiografía de 2012, Young escribió: “Mi propia canción ‘Alabama’ merecía con creces el disparo que Lynyrd Skynyrd me dio con su gran disco. No me gustan mis palabras cuando las escucho. Son acusatorias y condescendientes, no completamente pensadas y demasiado fáciles de malinterpretar

Tampoco puede dejar de mencionarse que en la letra se critica con ironía al gobernador de Alabama, George Wallace, por su apoyo a la segregación racial, y también el presidente Richard Nixon por el famoso caso Watergate. La ciudad Birmigham fue epicentro de luchas por derechos civiles anti raciales y de casos graves de violencia racial, por ello es mencionada.

En Birmingham aman al gobernador (boo boo boo) / Ahora todos hicimos lo que pudimos hacer / Ahora Watergate no me molesta / ¿Te molesta la conciencia? / Di la verdad / Dulce hogar Alabama, oh, dulce hogar bebé / Donde los cielos son tan azules y el gobernador es verdadero”.




Seguidamente escuchamos el tema “I Need You”, pieza de casi siete minutos en slow-tempo donde la banda nos habla del retorno al hogar de un personaje que ya no necesita preocuparse por su pareja porque pronto él regresará a casa.

En esta canción apreciamos un solo de guitarra hacia el segmento final.

La mid-tempo “Don’t Ask Me No Questions” es la tercera canción del set. En ella nos dice el septeto entre piano y metales: “Bueno, cada vez que llego a casa, nadie quiere dejarme en paz / Parece que todos los amigos que tengo tienen que venir a interrogarme / Bueno, aprecio tus sentimientos y no quiero pasarte por alto / Pero no te pregunto por tus negocios, no me preguntes por los míos, sí…

La movida “Working For MCA”, una de mis favoritas, cierra la primera parte para decirnos: “Siete años de mala suerte, cayendo sobre mí / Desde la frontera de Florida, sí, hasta Nashville, Tennessee / Trabajé en cada lugar que pueda nombrar, señor, cada honky tonk / Entonces viene el Sr. Yankee Slicker, diciendo ‘Tal vez eres lo que quiero’”

El excelente solo de guitarra hacia el final es uno de los atributos del tema.

El álbum sigue con “The Ballad of Curtis Loew”, una canción sobre un joven que se levanta temprano para recoger botellas de soda y venderlas en una tienda local. El muchacho da el dinero de su venta a un hombre negro y viejo llamado Curtis Loew quien bebe vino y toca el dobro para el joven todo el día.

Como casi todos los temas, Van Zant es pieza clave de cada canción del repertorio.




Después la banda nos ofrece “Swamp Music”, otra movida pieza con las guitarras por todo lo alto y… el piano eléctrico.

Nos dice Lynyrd Skynyrd: “Bajando al pantáno / Voy a verme como un perro de caza atrapa un mapache / Bueno, voy a bajar al pantáno / Voy a verme como un perro de caza atrapa un mapache / Ya sabes, el perro de caza hace música / En una noche de verano bajo la luna llena

Acto seguido escuchamos “The Needle And The Spoon” con un buen solo de guitarra cónsono con aquellos días. También un efecto de eco se hace sentir al final.

Otra de mis favoritas es el tema que cierra el disco. “Call Me The Breeze”, versión del original compuesto por J.J. Cale†, figura clave del blues, abanderado del llamado Tulsa Sound,  y compositor de clásicos del género como “Magnolia”, “Cocaine” y “After Midnight”, por citar tres de sus grandes canciones.

Fue también un guitarrista influyente en Eric Clapton, Mark Knopfler y Neil Young.

En esta versión nos canta Lynyrd Skynyrd: “Llámame la brisa / Sigo volando por el camino / Bueno, ahora me llaman la brisa / Sigo volando por el camino / No tengo a nadie no me llevo ninguna carga

En lo instrumental destacan piano y un estratosférico solo de guitarra.

Demos un giro para ir a abril de 1974 y vivir una vez más este magnífico disco, segundo de un legado de casi 20 obras discográficas cuya última publicación en estudio fue Last of A Dyin’ Breed lanzada en 2012.

Leonardo Bigott