Inicio Archivo discografico Manassas: el gran inicio de la fugaz propuesta de Stephen Stills

Manassas: el gran inicio de la fugaz propuesta de Stephen Stills

Manassas debut album

El 12 de abril de 1972 fue publicado el homónimo álbum debut de Manassas, el supergrupo fundado en 1971 por Stephen Stills

Manassas
Manassas (debut album)

Atlantic Records. 1972. EE.UU.

 
Proveniente de dos excelentes bandas, Buffalo Springfield y Crosby, Stills, Nash & Young, Stephen Stills creó Manassas en 1971 con la idea de darle a su música un rol relevante dado el alto calibre de sus integrantes.

Lamentablemente el grupo no duró mucho tiempo y tan sólo dejó dos álbumes: Manassas en 1972 y Down The Road en 1973.

La agrupación comenzó a tomar forma tras la gira en apoyo a Stephen Stills 2, el segundo disco de Stills. El destino haría cruzar los caminos de Stephen Stills y Chris Hillman, cofundador y ex integrante de The Byrds y miembro de la entonces inestable y endeudada agrupación Flying Burrito Brothers.

Combinando integrantes de una y otra banda, Stills daba vida a Manassas con Chris Hillman en la guitarra y mandolina; Al Perkins en las guitarras y vocoder; Paul Harris en las teclas; Dallas Taylor† en la batería; Calvin “Fuzzy” Samuels en el bajo; y Joe Lala† en la percusión.




El resultado de esas alianzas fue esta obra maestra contenida en un álbum doble que reúne 21 composiciones. Cada lado con un desarrollo musical sobre uno o varios géneros. Así, el lado A, titulado “The Raven, es una fusión de rock y música latina. El lado B, llamado “The Wilderness, nos sorprende con country y bluegrass, mientras que el tercero, “Consider, está orientado más hacia el folk y el folk-rock, y un cuarto lado pleno de rock y blues, llamado “Rock and Roll Is Here to Stay.

El disco posee además claros rasgos experimentales gracias al uso del sintetizador Moog que, desde 1964, empezó a despertar el interés de músicos de diversos géneros. El disco pronto cautivaría a las audiencias al posicionarse de cuarto y recibir Certificado de Oro de la industria musical de Estados Unidos.

El origen del nombre de esta momentánea agrupación proviene de un lugar en el estado de Virginia, llamado Manassas. El lugar tiene una significancia histórica, ya que fue el sitio donde la Confederación logró su primer triunfo importante con la victoria de la batalla de Ball Run, también conocida como la batalla de First Manassas, una de tantas confrontaciones de la guerra civil estadounidense.

La foto de la portada corresponde a la estación de tren de Manassas y fue el lugar escogido por Stills para ser el motivo de la portada y el nombre de la banda.

Esta magnífica obra musical fue grabada en Criteria Sound Studios de Miami, Florida, bajo la producción de Chris Hillman, Dallas Taylor y Stephen Stills.

El disco abre con “Song of Love” de Stills. Un inmediato sentimiento latino se hace escuchar entre guitarras y una charrasca (o güiro) que va complementando la parte rítmica de esta canción donde Stills nos dice inicialmente: “Y todo está en la forma en que te preguntas / Si crees que estás aprendiendo cómo / Levanta tus pies, no tienes que levantar un arma / Puedes empujar a la vaca sagrada”.

Un comedido solo de guitarra matiza este buen comienzo.




La siguiente canción es un mosaico de dos temas que se titulan “Rock & Roll Crazies” y “Cuban Bluegrass”, el primero compuesto por Stills  y Dallas sobre las locuras del rock, y el segundo, escrito por Lala y Stills, manteniendo la vibra latina.

Le sigue un poco de blues en “Jet Set (sigh)” para cerrar con un solo de guitarra, no sin antes decirnos: “Si creces entonces debes saber / Cuando te pones tan jive, sólo estás medio vivo / Muéstrame ahora mismo que sabes cómo / Puedes ponerte de pie, mirarte en un espejo y suspirar”

Las dos piezas que cierran esta primera parte son “Anyway” y “Both Of Us (Bound to Lose). “Hola chica, ¿cómo estás? / Canta tu rock and roll / Canta tu blues / Pero estoy bien, sabes que pago mis obligaciones  / Los tengo viniendo a mí / Los tengo viniendo hacia ti”, nos dice Stephen Stills para luego continuar con la más delicada “Both Of Us (Bound To Lose)” donde el fraseo del piano y las congas mantienen el sentimiento latino.

En esta canción de amor también toma parte la guitarra.

Como cité al principio, cada lado desarrolla uno o varios géneros. En este lado B, “The Wilderness”, son seis los temas que bajo el lenguaje del bluegrass y el country nos ofrece Manassas.

Byron Berline† es el violinista en “Fallen Eagle”, la primera del lado.




Manassas ha invitado los talentos de la armónica de Sydney George, las teclas de Jerry Aiello, el bajo del Rolling Stone, Bill Wyman, el contrabajo de Roger Bush y Malcolm Cecil en la programación del Moog.

Prosigue el repertorio con “Jesus Gave Love Away For Free”, una balada country que nos dice: “Si estás viajando por el oeste y ves a una chica de cabello oscuro / Dile que su amor está esperando en las rocas tan cerca / Y las montañas son altas como su amor es fuerte / Es un buen lugar para estar a su lado donde ella pertenece”

Continua el lado B con los temas, “Colorado” en la que apreciamos el piano y las armonías vocales; y “So Begins The Task” una melodiosa y armoniosa canción que nos recuerda un poco a CSNY y en cuyos versos libres Manassas nos canta: Y así comienza la tarea / He temido la llegada de / Por tanto tiempo espero el sol / Para recordar mi cuerpo.

El set sigue con “Hide It So Deep” y Byron de retorno al violín con Hillman en la mandolina, para que Stills nos cante sobre un posible retorno amoroso.




Cierra el lado con la más animada “Don’t Look At My Shadow”, donde con otra dosis de country el grupo nos canta: “Nueva York hace años / Turistas bajo la lluvia / Cantando en el turno de turno por centavos / pensando en el pantano canción del río Cajún  / Casi me rompen la cabeza/ En Texas….

Manassas continua con “Consider, nombre que da título al tercer segmento de seis canciones de este doble álbum.

Este set inicia con “It Doesn’t Matter”, tema donde resaltan las armonías vocales y un sencillo y sentido solo de guitarra que nos canta sobre una relación.

Tras ese tema la banda nos cautiva con “Johnny’s Garden” para cantarnos: “Hay un lugar puedo llegar a donde estoy a salvo / Desde el blues de la ciudad y es verde y es tranquilo / El único problema era / Tuve que comprarlo.

Siguiendo en la onda folk Manassas nos interpreta “Bound To Fall”. El intercambio guitarrístico es uno de los rasgos de esta cálida canción que nos dice: “Así como todo va bien / Perder mi agarre y deslizarme / Rebota la roca y atrapa la pelota / Destinado a caer / Caer tropezar o seguir la línea / Mira mi cara y escóndete / Atrapa las lágrimas que he llorado / De la realidad parece que me he desviado / Cansado de todos los juegos tontos que juego / Da da da da”

Los tres temas restantes del lado C son “How Far”, “Move Around” y “Love Gangster.El primero trata sobre un personaje que se siente desamparado y ha estado buscando un hogar. En su búsqueda se enamora de una mujer que él espera entienda su canción.

Como en la mayoría de los temas, Stills y compañía destilan una gran preferencia por un balance entre lo acústico y eléctrico.

Un buen ejemplo es “Move Around” donde en versos más profundos el texano nos canta: “Un punto de referencia superior detectado / Se absorbe con un momento de reflexión / Deja a uno un pasaje de pensamiento simple / No hundirse con el exceso de peso y el exceso de equipaje / Y nos movemos, nos movemos…” 

El sintetizador se deja oír antes de concluir con “Love Gangster” que inicia con un poco de wah wah y fue coescrito por Stills y Bill Wyman.

El lado rockero del disco abre con “What To Do”, donde Stills nos reitera a través de un personaje que no tiene interés en controlar la vida de nadie y por lo tanto no es quien para decirle a alguien que debe hacer.




Sigue “Right Now”, una movida pieza sobre un conflicto interpersonal, antes de seguir con “The Treasure” donde el piano resalta mientras nos dice Stills: Solo con mi guitarra / Viviendo en una montaña / Lejos vi a una chica / La gitana más profunda del mundo / Cuando ella se movía era un baile nos escondimos / Y no tuve oportunidad”.

Destaca también el espectacular solo de guitarra que se lleva una buena parte de los ocho minutos que dura.

Finaliza el disco con “Blues Man”, un tributo a tres grandes guitarristas fallecidos muy jóvenes, a los 27 años, Duane Allman†, Jimi Hendrix† y Al Wilson߆ (Canned Heat).

Es un tema enteramente acústico donde Stills nos canta acompañado sólo de su guitarra: “Hombre de Blues, juega tu mano / Házlo bien / con fuerza / no te quedes mucho tiempo”

Demos marcha atrás en el tiempo unos 50 años para disfrutar de este excelente álbum doble de esta breve pero superlativa banda.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Stephen Stills, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias