Inicio Archivo discografico Danse Macabre: el fantástico viaje a los 80 de The Faint

Danse Macabre: el fantástico viaje a los 80 de The Faint

97
The Faint Danse Macabre
Foto: Jim Newberry

30El 21 de agosto de 2001 el grupo estadounidense de synth pop publicó su fabuloso y exitoso tercer álbum, con aroma a lo mejor de los 80

The Faint
Danse Macabre

Saddle Creek. 2001. EE UU

A comienzos del siglo 21 teníamos ya un tiempo con una especie de «revival» de los años 80 liderado por agrupaciones como Fisherspooner y Ladytron, pero aún así debo confesar que me sorprendí al escuchar el mas reciente trabajo de The Faint.

Estos norteamericanos de Omaha no pueden ocultar su admiración por el sonido que retumbaba en las cornetas de mi carro cuando estaba en mis últimos años de ingeniería en el valle de Sartenejas, Caracas.

El rock sinfónico se había derretido y en su lugar el misterioso sonido de Depeche Mode, Japan, Talk Talk, Ultravox, OMD, Mecano, Aviador Dro y muchísimos mas conformaban el «soundtrack» de todo, desde viajes a la playa hasta partidas de dominó.

Liderado por Todd Baechle en la voz y los sintetizadores, The Faint era un quinteto que estaba redondeado por Clark Baechle en la batería, Joel Petersen en el bajo, Jacob Thiele en los sintetizadores y un guitarrista de antecedentes heavy metal que se hace llamar Dapose.




Un bajo «quema cornetas» abre “Agenda Suicide, que se va construyendo sobre elementos rítmicos que sugieren a Duran Duran, New Order o Billy Idol, pero con una sobredosis “dark” y “gótica”.

Sin darnos descanso “Glass Dance” nos sugiere a The Human League en su apogeo ochentero o quizá a un Blur en clave electro pop

Total Job» agrega la voz femenina de Geraldine Vo como contrapeso, con espesos sintetizadores analógicos abriendo paso a una voz pasada por vocoder.

No podemos menos que recordar a Gary Numan… ¡ufff!!




Let the Poison Spill From You Mouth” es el próximo tema. Si no han notado hasta ahora algo obscuro y siniestro en los títulos no han leído bien…Casi nos imaginamos a los tipos en riguroso negro, sombra en los ojos a lo Robert Smith, una pinta a lo Peter Murphy y al mismo tiempo bailando como Simon Le Bon

Hay que escucharlo para entenderlo.

Your Retro Career Has Melted” nos lleva (musicalmente) al terreno del Speak and Spell o A Broken Frame de Depeche Mode con una dosis de Kraftwerk para aderezar las cosas, el mismo territorio que también transitaba Daft Punk.

Posed to Death” le hace guiños a The Cure y a Adam Ant y casi podemos ver los videos de MTV que descubríamos cada fin de semana cuando llegaban los VHS grabados en Miami y nos reuníamos a descubrir nueva música.




The conductor” presenta nuevamente la voz con vocoder, hasta llegar al coro a lo Duran Duran y los arpegios estilo Vince Clarke.

Violent” es el track mas largo del disco, superando los cinco minutos. Un ritmo seco sirve de base a la voz, mientras un cello hace contrapunto.

Poco a poco el tema va sumando elementos de sonido “clásico” ochentero: vocoders, bajos sintetizados, timbres sinusoidales, baterías de maquinita, prophets, oberheims, jupiters, junos…

Ballad of a Paralyzed Citizen” abre con un solo de cello de Gretta Cohn que aumenta el efecto dramático de la música, bajando el tempo a un ritmo menos frenético que lo que veníamos escuchando.

La voz grave, ligeramente distorsionada y alejada nos sugiere nuevamente a Depeche Mode, ahora en su etapa mas madura, pero también a John Foxx, cantante original de Ultravox

Y ya… se acabó el disco…y lo volvemos a escuchar otra vez, y otra vez, y otra vez…




A primera impresión uno puede pensar que estamos en presencia de unos usurpadores, músicos faltos de originalidad que decidieron copiar cada aspecto musical de los 80 sin ningún tipo de prejuicios.

Esta idea se queda corta cuando escuchamos los 35 minutos (hasta la longitud del disco es de los 80 como si fuera un viejo LP, sólo tenemos que eliminar una canción y nos cabe en un lado de un cassette TDK C-60), y una música irresistible que sale del equipo de sonido nos ha atrapado rehusándose a abandonar nuestros oídos.

Gabriel Pérez


¿Interesado en comprar éste u otro disco de The Faint, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias