Inicio Discos The Rolling Stones: Sticky Fingers Live

The Rolling Stones: Sticky Fingers Live

1011
?????????????

El 20 de mayo de 2015 se realizó el inusual concierto de los Stones en el Fonda Theatre de Los Angeles tocando Sticky Fingers al completo por primera vez

The Rolling Stones
Sticky Fingers Live

Rolling Stones Web Exclusive. 2015. Inglaterra

El comienzo del Zip Code Tour por Norteamérica no pudo iniciarse de mejor manera que con un concierto sorpresa en el Fonda Theatre de Los Ángeles el  20 de mayo de 2015.

El show para 1200 personas -la mayoría invitadas y unas pocas con suerte con entradas a 8 dólares- estuvo concentrado principalmente a interpretar en su totalidad el famoso disco Sticky Fingers (1971) con motivo de su reedición con material inédito extra.

Este disco funcionó como un gran punto de inflexión en la carrera de los Stones. Tras una etapa fantástica en los años 60 cuando la banda construyó su fama de rebelde, la necesidad de romper con el sello Decca/Abkco era inevitable.

El contrato leonino no les dejaba chance para manejar su propio material, por ello con la llegada de la nueva década decidieron romper y comenzar una nueva etapa bajo su control.

El material que habían acumulado en dos años finalmente vio luz en 1971 en un álbum que tenía todas las papeletas para convertirse en clásico.

No solo era la música, sino la provocativa carátula con el cierre en cuyo interior mostraba a un hombre en interiores con el pene marcado. Además, fue introducido por primera vez el famoso logo de la lengua, convertida en una de las más reconocibles imágenes de la sociedad contemporánea.

Este disco contiene las canciones del disco original pero en diferente orden, además de otros temas que tocaron de otros álbumes.

Sway” comienza el repaso del disco, seguida por el magnífico country rock “Dead Flowers” y la inmortal balada “Wild Horses”. La controversial “Sister Morphine” suena realmente bien con nuevos arreglos de guitarras.

El viejo blues “You Gotta Move” suena increíble gracias a las guitarras acústicas y los coros de Lisa Fisher y Bernard Fowler. No había sido tocado en concierto desde 1976.

La enérgica “Bitch” sigue sonando como en 1971, fresca y lozana, con la inestimable colaboración de los saxos, al igual que en “Can´t You Hear Me Knocking”, con su atractivo groove o tumbao latino.

El poderoso blues “I Got the Blues” y la exquisita “Moonlight Mile”, no habían sido interpretados en vivo desde 1999 y aquí adquieren una gran emotividad.

El cierre del disco corresponde a uno de los temas infaltables de todo concierto y que es el que abre el disco: «Brown Sugar«.

Los Stones poseen una amplia discografía en vivo y entre todos, este es uno de los mejores y más coherente.

Juan Carlos Ballesta