Inicio Archivo discografico In Search of Ancient Gods: la búsqueda de los dioses ancestrales de...

In Search of Ancient Gods: la búsqueda de los dioses ancestrales de Absolute Elsewhere

202
Absolute Elsewhere In Search of Ancient Gods

En 1976, el multi instrumentista inglés publicó una fascinante obra para dar sonido a las cuestionadas teorías del investigador suizo Erich Von Daniken sobre la presencia de extraterrestres en los albores de la cultura humana

Absolute Elsewhere
In Search of Ancient Gods

Warner Bros. 1976. Inglaterra

 
Uno de los álbumes experimentales más atractivos que haya escuchado a lo largo de mi carrera es, sin duda, el espacial In Search of Ancient Gods (En busca de los dioses ancestrales), obra fantástica de Paul Fishman y su proyecto musical Absolute Elsewhere quien conceptualizó este álbum a partir de las investigaciones del mencionado autor suizo, quien a su vez había llamado la atención del público con su libro Chariots of the Gods escrito en 1968.

El ambicioso concepto incluyó al entonces joven baterista Bill Bruford quien ya tenía en Yes y King Crimson a dos de las más poderosas experiencias del progrock y lo posicionaba como el más importante baterista del género para el momento.

El guitarrista Philip Saatchi y el bajista Jon Astrop completaban este cuarteto de viajeros del tiempo que se vio aumentado a quinteto con la participación de la cellista Kim Macrell en uno de los temas.




Jack y Paul Fishman estuvieron a cargo de la producción de este disco cuya copia personal fue la versión cuadrafónica que venía envuelta en un atractivo diseño que mostraba presumiblemente al creador y que al abrirlo descubríamos que esa figura era parte del librillo inserto contentivo de toda la literatura explicativa del concepto de la obra.

Producida para el sello Warner Bros. In Search of Ancient Gods es una obra enmarcada dentro de lo sinfónico y lo espacial con claras ambientaciones electrónicas presentadas, en ocasiones, como una suerte de suite. Cabe destacar que un indiscutible aliado de esta creación musical fue el uso del radiotelescopio de Manchester, Inglaterra.

Los 51 minutos de esta llamativa placa discográfica inician con la mágica “Earthbound” que en sus nueve minutos nos pone a levitar con su melódico y espacial motivo en el que apreciamos el excelente trabajo rítmico y experimental de Bruford con los espacios abiertos de Fishman y un arriesgado Saatchi.

La hipnótica melodía tiene una anécdota personal en la cual me sentí literalmente flotando, al punto de no sentir el sofá en el que estaba sentado. Algo que nunca había experimentado previamente.

La influencia de King Crimson se hace sentir en el solo de flauta de Fishman. Bruford marca con el “rim” parte de la rítmica de este maravilloso comienzo. La pieza ronda en torno al melódico motivo procurando mantenernos es un estado de levitación antes de abrirle paso a “Moon City”, la primera de tres piezas cortas del set que me lleva a los días del Spiral de Vangelis con su recurrente loop. 

Fishman parece enfatizar más en crear ambientes que en construir algo más elaborado.




La tríada inicial cierra con la suite “Miracles of The Gods: El Enladrillado / The Legend Of Santa Cruz / Pyramids of Teotihucan / Temple Of The Inscriptions.

La pieza se erige como la más extensa del repertorio con 11:43 y en la cual Fishman recrea con su flauta los monumentales y misteriosos lugares que dan titulo a partes de la suite.

En ella Bruford destaca una vez más.

En sus 2:40 “The Gold of the Gods”, iniciando el lado B, revela un carácter lúdico con una sonoridad que para algunos recordará al célebre teclista Tomita.

La más breve “Toktela” referencia sonoridades clásicas llevadas al sintetizador, a lo Wendy Carlos.




Pero a mi criterio, las más evocadoras, espaciales y efectivas piezas junto a la suite y “Earthbound”, están representadas en “Chariots of the Gods” y “Return to the Starts”.

La primera es una melodía en crescendo con diversos efectos y matices donde se confabulan guitarra, voz, teclado y batería para luego abrirle espacio a la última composición, la más calma y espacial de todas y que recuerda al Eno de Evening Star (1975).

Tras la publicación de esta representativa obra, Paul Fishman formaría en los 80 la banda new wave / synth pop Re-flex, logrando con su álbum The Politics of Dancing un notable éxito mundial.

Hace un par de años, Fishman publicó su primer solo álbum en 15 años, It’s About Time, editado en dos partes, una en 2019 y la otra 2020.

Vale destacar que para el momento de publicar In Search of Ancient Gods, Paul Fishman había fundado el grupo experimental London’s Cockpit Theater y se mantiene como un respetado productor que ha participado junto a grandes de la escena londinense como Trevor Horn, Gus Dugeon y Nik Launay, además de participaciones relevantes en varios proyectos.

Pese al paso del tiempo, nuestra homenajeada obra mantiene su atractivo.

Leonardo Bigott