Inicio Archivo discografico Moon Safari: el elegante y exquisito debut de Air

Moon Safari: el elegante y exquisito debut de Air

Air Moon Safari

El 16 de enero de 1998, el dúo francés de Jean Benoit Dunckel y Nicolas Godin, publicó su exquisito álbum debut, tras varios singles que apuntaban maneras

Air
Moon Safari

Source / Virgin. 1998. Francia

Durante la segunda mitad de la última década del siglo pasado la música pop francesa ganó una inusitada popularidad en Europa y algunas importantes ciudades del resto del mundo. El fenómeno había estado incubándose durante años, ayudado por la variopinta mezcla  cultural presente en Francia.

El pop francés es una auténtica amalgama de influencias. Retomando en adecuadas proporciones del legado de algunos íconos de la cultura pop francesa como Serge Gainsbourg, Jacques Brel, Michael Polnareff y Francoise Hardy, de los grandes maestros de la llamada música “easy-listening” como Burt Bacharach, de las oscuras bandas sonoras del cine italiano de los años 60, de algunas referencias pop como Beach Boys, del techno de Detroit, de Krafwerk, de algunos ritmos magrebíes, y de músicos electrónicos como Jean Michel Jarre, Tomita o Tangerine Dream, los músicos franceses invadían el planeta pre-milenio con un significativo puñado de propuestas arropadas por el buen gusto y deslastradas de los corses que aprisionaron al pop francés durante bastante tiempo.

Dominique A, Francoiz Breut, Daft Funk, Motorbass, Air, Ollano, DJ Cam, Diabologum, Mendelson, Bertrand Betsch, Alex Gopher, Dimitri from Paris, Daft Punk, son apenas unos pocos nombres.

Entre todos ellos destacaba especialmente el duo Air, originario de Versalles, y que formaron Jean Benoit Dunckel y Nicolas Godin en 1995




Desde su fundación el dúo se ganó un sitial de honor dentro de la escena francesa, trascendiendo definitivamente al mercado internacional a partir de su primer LP, Moon Safari. Sin embargo, los primeros atisbos de interés de algunos críticos musicales y de influyentes disqueras independientes como la inglesa Mo Wax y la fancesa Source, se habían producido con sus primeros singles: Modular (1996), Casanova 70 (1997) y Le Soleil Est Prés de Moi (1997), los cuales fueron posteriormente recogidos en el esencial y apropiadamente titulado compendio Premiers Symptomes (1997).

A partir de esa señal, Dunckel y Godin comenzarían a erijirse como protagonistas del nuevo sonido francés. Pero Air nunca fué un grupo para pistas de baile, tan en boga en la Europa de los 90 -para eso estaba otro dúo francés, Daft Punk-, tampoco para emisoras de radio.

Su propuesta, etérea, refinada, elegante y a ratos melancólica, siempre ha demandado una especial atención. Bajo estos preceptos apareció Moon Safari en enero de 1998, conteniendo maravillas como “Sexy Boys” o “Kelly Watch The Stars” -con el distintivo sonido del vocoder-, que fueron lanzadas como singles acompañadas por sendos videoclips.

En ambas colabora Géraud Bois aka Marlon en la batería.

El uso de instrumentos emblemáticos de los 70 como los sintetizadores Moog, Korg MS-20, Solina String Ensemble, Vocoder, Mellotron o el piano eléctrico Fender Rhodes, ayudaron a crear una ambientación exquisita e hipnótica, presente en la totalidad del disco.

Los exquisitos siete minutos instrumentales de “La femme d’argent”, con el sugerente sonido del Fender Rhodes, la sensual línea de bajo y los sintes que revolotean estratégicamente, abren el disco y dejan la mesa servida.

Luego de “Sexy Boys”, surge otra delicia, “All I Need”, con la voz de la estadounidense Beth Hirsch, quien para entonces ni siquiera había publicado su primer tema. Es el primero de dos en el que colabora.

Tras “Kelly Watch the Stars”, surge el tema instrumental “Talisman”, que se desarrolla sobre una caja rítmica y que es protagonizada por una fantásticos arreglos de cuerdas realizados por David Whitaker.




El tema más corto es “Remember”, de gran belleza melódica, con un uso de vocoder que recuerda «Ohm Sweet Ohm» de Kraftwerk. Da paso al segundo tema con Hirsch, “You Make it Easy”, con gran línea de bajo y la presencia de nuevo de una cuerdas que ayudan al carácter romántico.

Ce Matin Là”, sin duda, enamora desde los primeros acordes y los arpegios de la guitarra acústica. La tuba de Patrick Woodcock – quien comparte créditos como compositor- se encarga de la nostálgica melodía.

Absoluta paz transmite “New Star in the Sky” con su tempo ralentizado, la voz procesada con Vocoder y una voces de niños jugando en el parque poniendo el colofón y dando paso a “Le Voyage De Pénélope”, un muy adecuado cierre para un disco que invita a escucharlo una y otra vez.




Durante un año se Air estuvo presentándose en Norteamérica y Europa, y su presencia en diversas publicaciones creó una evidente expectativa por nuevos trabajos.

El ya clásico arte de portada, con una especie de acuarela de ambos músicos realizada por The Directors Bureau con diseño de Mike Mills, no podía calzar mejor con la estética musical.

Juan Carlos Ballesta