Inicio Ahi estuvimos La demoledora bacanal rítmica de !!! (Chk Chk Chk)

La demoledora bacanal rítmica de !!! (Chk Chk Chk)

109
Chk Chk Chk
Foto cortesía de SON Estrella Galicia

La agrupación formada en California afincada en Nueva York liderada por el inquieto cantante Nic Offer, sacudió Madrid con un concierto telúrico

!!! (Chk Chk Chk)
981 Heritage SON de Estrella Galicia
Concierto en Sala Shoko, Madrid

(Diciembre 11, 2019)

 

Hay frontmen que no se mueven. Permanecen estoicos mientras cantan sus canciones y no necesitan hacer gran despliegue físico para transmitir. Luego hay frontmen que bailan, que se sacuden, que hacen una rutina de cardio entera mientras ofrecen al público sus canciones.

Decir que Nic Offer es del segundo tipo de cantante, sería poco e incluso errado, porque el señor Offer, ya entrado en edad, lo que sea que signifique eso, ofreció junto a los chicos de siempre un espectáculo demencial, devocional hacia la danza sin ataduras, divertido, fresco, liberador y catártico en la Sala Shoko de Madrid.

!!!, o Chk Chk Chk, o Ta ta ta, siguiendo las directrices de la banda de que su nombre se puede pronunciar con tres sonidos monosílabos y onomatopéyicos, llegó de Sacramento para ofrecer una mini gira en España con un show potente, dance oriented y que desde el primer minuto te roba el aliento y te hace mover casi por inercia.

Para cerrar el ciclo de conciertos 981 Heritage SON de Estrella Galicia, Offer y su gran grupo de músicos, formado por Mario Andreoni (guitarras), Dan Gorman (trompeta, percusión y teclado), Tyler Pope (guitarras y dispositivos electrónicos), John Pugh (batería y voces), Justin Vandervolgen (bajo y efectos), Allan Wilson (trompeta, percusión y teclado), y la cantante Meah Pace como segunda voz, que brinda un nuevo y distinto aire al grupo siguiéndole el ritmo a Nic Offer en sus bailes, presentó un setlist acojonante donde dejaron fluir su mestiza línea sonora que interpreta, desde el post-punk, los sonidos del funk, de la disco music, de la electrónica y mucho más, haciendo gala del hedonismo que les caracteriza y con la capacidad que tienen para sorprender, intacta después de todos estos años.

El concierto fue abierto por RRUCCULLA, una productora de música electrónica de Bizkaia con un muy buen sonido, donde se adentra en el free jazz, el IDM, el drum and bass, y otras pieles de la música electrónica, destacando que muchos de sus sonidos son orgánicos, pues se alterna entre la laptop y la batería. Experimental, divertida y diferente. Dio buen show pese a la apatía de los primeros asistentes.

Tras el gran preámbulo, los californianos tomarían el escenario para tratar al público con un recital que recorrió principalmente los cortes de Wallop, su gran disco lanzado este 2019 a través de su sello de casi toda la vida, Warp Records, pero no olvidó las sonoridades que encontramos en los discos que nos hicieron amarlos, como el seminal Myth Takes, lanzado hace ya 12 años.

La fiesta arrancaría con “$50 Million”, “Couldn’t Have Known”, “Off The Grid”, “Serbia Drums” y “Slow Motion”, todas canciones del álbum más reciente, que los redime ante la crítica, que lo ha catalogado su mejor disco desde hacía un buen tiempo (lo que quiera que signifique esto, también, porque lo cierto es que nunca han dejado de ofrecer buen producto, aunque siento que es una banda con muy buenos álbumes, pero aún mejores conciertos).

Bassline”, de esos temas que solo existen en los directos de la banda, seguiría en el set, que continuaría con “Dancing Is The Best Revenge”, un cuasi himno del grupo, sacado de su Shake The Shudder de 2017.

Chk Chk Chk
Foto cortesía de SON Estrella Galicia

A continuación, la banda viajó a 2015 y sacó “Freedom! ’15”, una de las mejores canciones de su álbum As If, para luego tocar “NRGQ”, otro corte del Shake The Shudder.

This Is The Door”, de Wallop, sería el cierre del concierto de no ser porque todos, tanto banda como público, teníamos tantas ganas de música, que solo tres bises fueron capaces de saciarnos.

Chk Chk Chk
Foto cortesía de SON Estrella Galicia

All My Heroes Are Weirdos”, la que probablemente sea la canción que los puso en el mapa por allá en el tan lejano 2007 que lanzaron su demoledor Myth Takes, inauguraría la primera tanda de encores, seguida de “Slyd”, otra canción vital de la banda, desprendida del álbum Thr!!!er, de 2013.

Allí la banda se despediría, aunque de ese mismo disco saldría el tema que los devolvería a la tarima: la desmelenada “One Girl / One Boy”.

Tras retirarse, los miembros de !!! ya estaban cambiándose, pero don Nic Offer tenía otros planes y, prácticamente, los obligó a volver a la tarima, esta vez para interpretar una canción y finalmente poner rumbo a descansar después del despliegue de este show.

La elegida sería “All U Writers”, un funk de libreto que dio un último baile a Offer y a su público, que se entregó a bailar con él en sus múltiples idas y venidas de la tarima, donde le vimos bailar libremente con un público respetuoso, así como montarse sobre las barras laterales del local, haciendo de la experiencia de ver a !!!, algo más cercano pero igual de potente y divertido.

Chk Chk Chk
Foto cortesía de SON Estrella Galicia

Todos los que estuvimos ahí, incluso los que no sabemos bailar, nos entregamos a hacerlo y todo por culpa de Nic Offer, el icónico cantante de “hot pants” que no para quieto, y al que parece que los años no le pesan en lo absoluto, al igual que a su banda, que cada día suena más potente, engrasada y, sobre todo, suelta y transmite que la está pasando bien.

Ver a !!! en directo fue una bacanal de buenas vibras que todos necesitamos y que recomiendo que todo el que tenga la oportunidad de experimentarlo, no lo dude ni un segundo, porque quedó claro que Nic Offer y su gente no cumplen las expectativas: las superan.

Alejandro Fernandes Riera