Inicio Discos Alles in Allem: 40 años del universo único de Einstürzende Neubauten

Alles in Allem: 40 años del universo único de Einstürzende Neubauten

670
Alles in Allem

La legendaria agrupación berlinesa de música industrial comandada por Blixa Bargeld llega a sus 40 años con un fabuloso e hipnótico nuevo disco

Einstürzende Neubauten
Alles in Allem

Potomak. 2020. Alemania

El tan esperado nuevo álbum de estudio de Einstürzende Neubauten, Alles In Allem, finalmente se lanzó después de más de 12 años de espera.

El álbum marca la quintaesencia de la producción de la banda, abriendo otra puerta inesperada en 40 años de investigación sonora en curso por parte de un grupo de músicos experimentalistas funcionando alrededor de Blixa Bargeld.

Como casi ninguna otra agrupación, EN ha logrado crear un cosmos musical de singulares características. De hecho, ha creado su propio género combinando de manera única un sonido vanguardista con sofisticada poesía.

Apropiadamente, el grupo ha reiniciado su producción discográfica en el Año de la Rata, siendo la rata el primero de los signos del zodiaco chino. Por ello se iniciará a partir de 2020 un nuevo ciclo de 12 años. Con él, en teoría, se anuncia un año de abundancia, oportunidades y buenas perspectivas en general. Como símbolo del ingenio y la versatilidad, la banda no descansa sobre los laureles de sus últimas cuatro décadas.

EN continúa explorando todo lo que el universo del sonido tiene que producir, con un ojo sobre el futuro y con un juego ilimitado de posibilidades. El sonido distintivo y los paisajes textuales de la banda, fundada en 1980 en Berlín, revelan la atemporalidad que Blixa Bargeld, N. U. Unruh, Alexander Hacke, Jochen Arbeit y Rudolph Moser han otorgado a su obra,  manteniendo su propia personalidad durante estas cuatro décadas.

A través de enfoques experimentales para la composición, instrumentos desarrollados durante 40 años y aportes colectivos, la banda suena notablemente a la vanguardia dentro de su propio tiempo.

De hecho, a través de su marca individual de música, Einstürzende Neubauten parece estar siempre al mando de todas y cada una de las manifestaciones del aquí y ahora, ya sea el post punk industrial en sus primeros años, los ritmos envolventes de la década de los 90 o su trabajo posterior más orgánico, comedido e hipnótico.

El nuevo viaje al centro del universo Neubauten

La canción que da inicio al viaje, «Ten Grand Goldie«, comienza con una vibración extraña que se desliza de un altavoz a otro. A esto le sigue un sintetizador de película de terror y tambores irresistibles.

Las letras son poéticas, ocasionalmente abstractas y, a menudo, humorísticas. «¡Aquí viene Ten Grand Goldie!», Blixa Bargeld canta. ¡Ahora puedes arreglar tus pantalones!

En la segunda pieza “Am Landwehrkanal”, en el verso “Wir heatten tausend Ideen / Und alle waren gut” (Teníamos mil ideas / Y todas eran buenas) se pude percibir fácilmente como la banda se describe a sí misma.

«Möbliertes Lied”, fue la primera canción que la banda grabó para el nuevo álbum. Aquí, Bargeld barrió todo lo que había pasado antes, exorcizando viejos fantasmas, haciendo accesible la música, entrando en ella como su propio espacio vital.

En ella acompaña su voz junto a tonos de onda pesados ​​en el teclado al estilo de «Disintegration» de The Cure.

Es la vía de acceso a un momento completamente espacial. Sin embargo, la canción arrebata al álbum de un concepto más estricto debido a su posición como tercera pista.

En «Zivilisatorisches Missgeschick» los berlineses occidentales finalmente introducen lo que una vez los caracterizó: sonidos de martillo, martillazos, sonidos de baja frecuencia y tambores insoportablemente fuertes que convierten todo en escombros y cenizas.

Una calma engañosa le da paso a un intermezzo corto, casi como si estuvieran medio dormidos. En la dramaturgia del álbum, la pieza juega un papel importante a pesar de su brevedad.

Luego el oyente se mete en «Taschen«, con cuerdas de banda sonora de cuento de hadas, dulces campanas y bolsas que sirven como instrumentos de percusión.

La pieza está basada en el libro de poesía de Ghayath Almadhoun, “Un depredador llamado Mar Mediterráneo” al que se compara con un voraz «monstruo». En cualquier caso, el horror se arrastra sigilosamente en este tema.

La sexta canción, «Seven Screws«, causa sensación entre los ensayistas y se presta a cualquier interpretación. El autor reflexiona sobre su género, sobre sexualidad ambivalente. Bargeld aboga por una comprensión post moderna del significado.

Lo más destacado de este rico álbum sigue, tema título cuya posición también puede permitir una explicación algo más completa. «Alles in Allem» es una obra maestra musical que oscila entre Kurt Weill y el sonido de los espagueti westerns,

En «Grazer Damm«, hay una conexión con la infancia del ahora sexagenario Blixa Bargeld y los horrores del pasado nazi. La guitarra blueseada y sutiles ritmos de percusión acompañan la narrativa con palabras y frases deliberadas, contando una historia sobre suicidios supuestos y reales, en los que mundos de sueños lúcidos y eventos reales se unen para formar una imagen inquietante de transitoriedad.

En “Wedding”, Bargeld canta “Wedding Wedding Wedding / Wedding Ding Ding” con una impostada euforia, en un lamento que recuerda el pasado y el temor de que vuelva a repetirse la historia de calamidades o de felicidad nostálgica.

Nuevamente los diversos niveles de lo que está documentado y lo que se siente, se mezclan. Y la misma transitoriedad se puede escuchar en «Tempelhof«, que comienza como una descripción del panteón en Roma, y luego se mezcla con un recorrido textual por el edificio del aeropuerto de Tempelhof, que ha estado cerrado durante mucho tiempo.

Las «hojas en el colorido piso de mármol» del «vestíbulo» caen sobre las cuerdas del cello de Jan Tilman Schade y los sonidos del arpa de Corinna Naaßner, que se escuchan y quedan acentuados en la mente mientras la naturaleza recupera lo que tiene derecho. No solo es un símbolo de descomposición, sino también un ligero indicio de lo que eventualmente será.

Se publicó para la ocasión una versión limitada titulada Phase IV: The Box Set, que además del LP y el CD, incluye un CD multimedia con grabaciones de sonido del estudio. Son un total de siete piezas adicionales que registran el desarrollo y el progreso de las piezas individuales. Algunas piezas no están pulidas, pero están casi terminadas y otras aún en la fase experimental. Una pequeña documentación de la creación del álbum.

Además de eso, la caja contiene un libro de 164 páginas con todas las notas manuscritas de Blixa Bargeld sobre la creación de las letras, así como algunos ensayos, una joya de colección que hace que haya merecido la pena la larga espera.

 Atrax Morbid