Inicio Archivo discografico Perpetuum Mobile: la sofisticación del sonido industrial de Einstürzende Neubauten

Perpetuum Mobile: la sofisticación del sonido industrial de Einstürzende Neubauten

El 10 de febrero de 2004 la emblemática e influyente banda alemana de música industrial publicó su gran noveno álbum

Einstürzende Neubauten
Perpetuum Mobile

Mute. 2004. Alemania

Ya es conocida la historia detrás de este proyecto, pero para ubicarnos en una misma página recapitularemos diciendo que poco mas de un año antes, Einstürzende Neubauten comenzó la llamada «fase I» de un nuevo website.

En esta fase los seguidores de la banda tuvieron acceso, mediante el pago de 35 euros, a mas de 140 horas de webcast directamente desde los estudios de grabación donde la banda trabajó en Perpetuum Mobile, equipado con webcams que permitían ser testigos de la evolución de las sesiones.

Este monto cubrió tambien el envío de un CD con material exclusivo a los subscriptores y la posibilidad de bajar de internet un concierto en vivo, entre otras amenidades.

Con estos ingresos la agrupación alemana financió la grabación del disco, sin las presiones de las discográficas, un modelo de negocios que ya había sido usado, con algunas diferencias, por otros grupos, entre las que estaban las experiencias similares de Marillion.

Estamos pues ante una estrategia que ha probado funcionar bien para bandas que tienen un seguimiento de culto. En el caso de Neubaten los fans también influyeron con sus opiniones recogidas en el foro del website sobre cuales piezas debían desarrollarse, insistiendo que el grupo las siguiera trabajando en lugar de descartarlas en el proceso natural de decantación de todo trabajo discográfico.




Es así como Blixa Bargeld y sus secuaces (Alexander Hacke, Andrew Chudy, Rudolph Moser y Jochen Arbeit) emprendieron un experimento que les ha permitido la flexibilidad de madurar como agrupación, manteniendo un control sobre el caos y la cacofonía características de la banda, que proyecta el sonido de los pedazos de maquinaria empleados en esta ocasión de una forma mas poética que lo habitual.

«Ich gehe jetzt» abre con un ritmo neumático logrado en base a tubos de plástico y compresores de aire, lejos del sonido metálico y crudo de antaño, pero igualmente sugerente, mientras Bargeld recita sus letras en alemán.

Tras esa introducción llegamos al tema que da nombre al disco, «Perpetuum Mobile«, una excursión sonora de mas de 13 minutos que resume en ese espacio todo lo que conocemos de Einsturzende Neubaten: los instrumentos caseros (de nuevo los compresores de aire y algo llamado «air cake» entre otras cosas), el bajo profundo de Hacke, la guitarra distorsionada de Arbeit y los ritmos metálicos de Moser.

Cambios de tempo, cambios de texturas y una tensión permanente que parece que va a aflojarse en cualquier momento pero que nunca lo hace marcan esta composición colectiva que fué desarrollada durante el trabajo del grupo en las sesiones que los fans pudieron apreciar por internet.

Sigue «Ein leichtes leises Säuseln» (un susurro ligero y bajo), una pieza lenta dominada por la voz y el piano eléctrico de Bargeld, con un murmullo de hojas secas al fondo para completar el efecto que es redondeado con unos loops vocales.




En una dirección similar, aunque un poco atmosférica, mas «ambient», nos encontraremos mas adelante la pieza «Boreas» con el piano cediendo espacio a los ruidos del estudio (en particular el ventilador).

«Selbsportrait mit Kater» y «Ein seltener Vogel» se mueven en un terreno mas familiar para la agrupación, con una dominante percusión metálica que marca los contornos de la pieza y una pequeña sección de cuerdas y metales (únicamente metales en la segunda pieza mencionada) que va apareciendo poco a poco al fondo para colorear ligeramente la crudeza sonora.

«Ein seltener Vogel» es la segunda pieza mas larga del disco, con un poco mas de nueve minutos y se va desarrollando en un crescendo que va engrosando poco a poco la textura sonora bajo la voz de Bargeld.

Las siguientes dos piezas, un interludio para compresores de aire y tubos llamado «Ozean und Brandung» y otra pieza llena de aire resonante y puntuada por el bajo de Hacke y la guitarra de Bargeld denominada «Paradiesseits» completan una trilogía que conforma la espina vertebral de este disco.




Una sorpresa resulta la audición de «Youme & Meyou«, con una estructura casi folk que constituye lo mas cercano que los Neubaten han estado del pop convencional. «Der Weg ins Freie» continúa en ese camino, pero añadiendo la característica percusión metálica.

Este sentido pop se completa con «Dead Friends (Around the Corner)» la única pieza cantada en inglés de esta colección.

«Grundstück» concluye delicadamente este interesante compendio de ruidos estructurados y armonizados sumando una sección de cuerdas que se desliza sutilmente por debajo de golpeteo rítmico y la voz de Bargeld para redondear una experiencia aural completa.

Einstürzende Neubauten logró desarrollar un trabajo compacto, interesante y variado a partir de elementos sumamente simples. Es increíble lo que se puede lograr con un riff de bajo, unos golpes rítmicos sobre piezas de metal y un poco de aire (circulando por tubos y empujado por compresores).

Sin embargo, este entorno tiene sentido cuando la voz de Blixa Bargeld se convierte en la amalgama que sostiene este edificio en su lugar.

Gabriel Pérez


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Einstürzende Neubauten, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Música de Einstürzende Neubauten en España

Música de Einstürzende Neubauten en Estados Unidos

Artículo anteriorThe Beatles en Ed Sullivan Show: el día que todo cambió 
Artículo siguienteThe Times They Are A-Changin’: precoz obra maestra de Bob Dylan