Inicio Archivo discografico 45 años del cuarto manifiesto de libertad creativa de Henry Cow

45 años del cuarto manifiesto de libertad creativa de Henry Cow

121
Henry Cow

El 9 de mayo de 1975 fue publicado el cuarto disco de la vanguardista agrupación inglesa pionera del Rock In Opposition

Henry Cow
In Praise of Learning

Virgin Records. 1975. Inglaterra

 
El manifiesto político de la experimental banda inglesa, Henry Cow, cumple 45 años de su entrada al mercado discográfico y un punto alto en el cual la banda rebasa sus propios límites, llevándolos a extremos rara vez pensados.

Henry Cow nació en algún momento de mayo de 1968 en un club de blues de la Universidad de Cambridge, Inglaterra, cuando dos multi instrumentistas, Fred Frith y Tim Hodgkinson, encontraron una afinidad musical inmediata.

Su amplia visión sobre la música, trajo como consecuencia un acercamiento arriesgado y pleno de elementos muy distantes de la corriente comercial. Frith y Hodgkinson comenzaron a tocar como dueto y una de sus primeras presentaciones fue en apoyo a Pink Floyd en un concierto en el Architects’ Ball del Homerton College en Cambridge.

Desde aquel entonces, hasta su última reunión en 2014, Henry Cow había sido como el “alma mater” de una dilatada y selecta lista de alumni crema y nata de la experimentación musical inglesa.

El dueto se expandió con la entrada del bajista Andy Powell, el baterista David Attwoll y el guitarrista rítmico Rob Brooks, pero pronto se convertiría en un trío cuando Frith, Hodgkinson y Powell se separaran del resto.

Henry Cow transmutaría decenas de veces pero los aportes del baterista Chris Cutler, el bajista John Greaves y la fagotista y oboísta Lindsay Cooper, destacan con especial importancia.

Son ellos lo que conforman el estelar quinteto que lideraban entonces Fred y Tim, con otros aditivos especiales, y que son los protagonistas de nuestro celebrado disco In The Praise Of Learning.

Una vez más la imagen de un calcetín, esta vez predominantemente en rojo, hace de la portada de este cuarto “long play” en estudio y bastión de la breve discografía de Henry Cow.

La obra es de Ray Smith y es la tercera que Henry Cow emplea como portada, siendo cada una de un color diferente. Tras la consola de The Manor Studios en Oxfordshire, Inglaterra, están Simon Heyworth en el primer tema, y Phil Becque en el resto.

Los aliados de Slapp Happy, prácticamente integrados luego del anterior álbum Desperate Straights (1975) firmado por ambas bandas, colaboran por segunda vez con Henry Cow.

Inicia el repertorio de cinco temas con la composición “War”, escrita por el pianista Anthony Moore y el guitarrista, cantante en este tema, Peter Blegvad, quien junto a la vocalista Dagmar Krause forman el trío Slapp Happy.

En este tema, donde destacan como invitados especiales el trompetista Mongezi Feza y el saxofonista soprano Geoff Leigh, Peter nos relata con cierto aire humorístico: “Cuenta del nacimiento, cuenta de cómo apareció la guerra en la Tierra, hierbas y truenos, conjugaron verbos sagrados, músicos con gongs fertilizaron un huevo con una canción, dormidos en la esfera, su feto un nudo de temor…”

El disco continua con la extensa “Living In The Heart Of The Beast” (Viviendo en el corazón de la bestia”. Escrita por Tim Hodgkinson, con aportes de Blegvad y Moore, esta pieza nos atrapa con la guitarra desde el primer momento.

La narrativa inicia con la estrofa en voz de Krause que nos cuenta: “Situación que rige tu mundo (deja a un lado todo cuanto has dicho), golpearía en contra pero la ley impera…”

Desde el 2’45”, la percusión de Cutler nos mantiene atentos. Las diversas variaciones a lo largo del tema y los múltiples fragmentos instrumentales la hacen provocadora, misteriosa, orgánica y llena de dramatismo.

El órgano crea una suerte de fantasmagórica atmosfera. “Allí ardo en mi propia luz colmada de banderas raídas, de libros e historietas de marchas compartidas…” La sección intermedia es caótica, apocalíptica e impredecible.

El lado B del disco inicia con la instrumental “Beginning: The Long March”, en la cual pueden apreciarse las sonoridades vanguardistas del grupo en esta suerte de obra sin melodía que se nos despliega como trance psicodélico que nos inyecta desmedidamente un etéreo elemento que estimula nuestra imaginación.

Pudiéramos decir un sonido de cualidad industrial. La banda, irónicamente desborda pasión y libertad en este viaje de casi seis minutos y medio.

Un trance similar al de la Enosificación de Genesis en “The Waiting Room“ de The Lamb Lies Down On Broadway (1974) o las experimentaciones de Pink Floyd en Ummagumma (1969)

Beautiful As The Moon- Terrible As An Army With Banners” (Bella como la luna, terrible como un ejercito con pancartas) es el cuarto tema.

Algo melodioso, nos presenta una extensa lírica en estrofas de cinco y seis versos al mejor estilo de Bob Dylan o Peter Hammill. Esencialmente a piano, batería, bajo y voz, está llena de un vocabulario denso, en momentos esperanzador y en otros no tan optimistas pero siempre atractivo.

Versos como: “Sus tiranías acaban cuando sus fantasmas duermen…” o “Los libres sueños de sus fábricas, sus Reyes fenecen…” son ejemplos de una poesía que se nos presenta provocadora y abierta a la interpretación. Metafórica en esencia.

Morning Star”, con la que cierran el disco, es otro ensayo sonoro rico en texturas y colores bajo un ilimitado expresionismo que nos envuelve por completo en un discurso impredecible.

Slapp Happy es coparticipe de esta instancia experimental donde se confabulan lo tradicional con lo vanguardista.

En esta “alabanza del aprendizaje”, Henry Cow traspasa sus propios límites llevando su experimentación al máximo y enfatizando ese lenguaje libre que dio pie al Rock in Opposition (R.I.O.), un movimiento de protesta contra la industria musical que ignoraba su música.

En 1978, luego de ser cesada por Virgin, en 1978 la banda organizó un festival con ese nombre por Europa invitando a otras cinco bandas con la misma falta de reconocimiento de las discográficas: Stormy Six (Italia), Samla Mammas Manna (Suecia), Univers Zero (Bélgica) y Etron Fou Leloublan (Francia).

In Praise of Learning, representa un momento especial en la historia de una banda que por última vez se reunió en 2014 sin mostrar intenciones posteriores para la grabación de un nuevo álbum.

El disco representa además un elemento de obligado conocimiento para melómanos y artistas sonoros por igual.

Leonardo Bigott