Inicio Discos Jon Anderson and Roine Stolt «Invention of Knowledge» (2016) (Sue/Ing)

Jon Anderson and Roine Stolt «Invention of Knowledge» (2016) (Sue/Ing)

Anderson & Stolt

Jon Anderson and Roine Stolt

Invention of Knowledge

InsideOutMusic. 2016. Inglaterra/Suecia

El tenor angelical del progrock y la guitarra artífice de la banda sueca The Flower Kings han unido sus talentos para presentar nueve composiciones nacidas de un encuentro en altamar. La sinergia existente entre estas dos fuerzas creativas es de una naturaleza tan clara que uno se pregunta por qué tardó tanto en suceder. Pero así es el orbe musical y sus incidencias.

Jon Anderson había grabado Better Late Than Never (2015) con el violinista francés Jean-Luc Ponty, un trabajo inconsistente y poco efectivo de ambos lados. Esta alianza con Stolt que nació de la participación de ambos en un concierto en un crucero, sí tiene la consistencia adecuada que resulta en un excelente álbum. Anderson, a lo largo de su fructífera carrera, ha dejado hermosos recuerdos como es su memorable y fantasiosa historia plasmada en su debut solista Olias of Sunhillow (1976) y grabaciones junto a King Crimson en Lizard (1970), con Vangelis en Short Stories(1980), Friends of Mr. Cairo(1981), Private Collection (1983) y Page of Life (1991), con Mike Oldfield en Crisis (1983), junto Kitaro en Dream (1992), y más recientemente con Rick Wakeman en Survival and Other Stories (2011). Es esencial recordar que este cofundador de Yes no pudo continuar con la banda tras un severo ataque de asma que en 2008 casi le quita la vida. La historia de su retirada del grupo fue muy controversial.

El sueco Roine Stolt comenzó su carrera solista en 1979 con el álbum Fantasia y ha grabado ya unos seis álbumes. Junto a la banda Kaipa también tiene seis grabaciones que abarcan el período de 1975 a 2005. Buena parte del nuevo milenio le ha ocupado su agenda junto a la banda Transatlantic en los álbumes SMPT:e, Bridge Across Forever, The Whirlwind y Kaleidoscope, con The Tangent en Music That Died Alone (2003) y The World That We Drive Through (2004), además de otras participaciones con Circus Brimstone en Brimstoned (2005) y 3rd. World Electric en Kilimanjaro Secret Brew (2009). Su trabajo más notorio y extenso ha sido junto a The Flower Kings cuya grabación más reciente es de 2013 y lleva por título Desolation Rose.

Es lógico pensar entonces que con estas credenciales no podemos menos que esperar un buen trabajo musical y, bajo mi óptica, así ha sido. “Invention” es el primer tema del CD cuyos nueve minutos la enmarca dentro del clásico canon del progrock. Stolt evoca la sonoridad de Song of Seven, el segundo trabajo solista de Anderson quien acá insiste en una lírica con un claro acento en lo espiritual, destacando además por su ya conocida tesitura que frecuentemente ronda los registros altos y emplea ciertos recursos que han caracterizado su estilo. La canción incluye un sencillo solo de Stolt con una musicalidad que también evoca cuentos de hadas.

El tema anterior se disuelve en “We Are Truth”, cuyo hermoso final merece la atención de Mike Stolt en el bajo y una vez más la guitarra de Roine. El tema se desarrolla con un máximo esplendor en un punto medio y logra con efectividad adentrarse en “Knowledge” cuya lírica espacial procura un estado contemplativo mientras la guitarra de Roine Stolt revolotea con una sonoridad reflejo de la influencia de Steve Howe. El tema retoma un verso de la primera composición que nos da a entender la clara conexión entre las tres primeras piezas, tríada a la cual Anderson y Stolt han titulado “Invention of Knowledge” y que representa los primeros 22’52”. La amplitud espacial al final es de particular belleza y recuerda de cierto modo a los pasajes de “Close to the Edge”.

Bajo el nombre de “Knowing”, Anderson, Kristian Ducharme y Stolt han compuesto las dos siguientes piezas del CD, “Knowing” y “Chase of Harmony”. Al mejor estilo de una suite sinfónica, en el primer y segundo caso, Anderson y Stolt nos llevan de algún modo a un viaje sonoro interestelar. En sus primeros minutos la voz de Anderson reluce como no lo había hecho en años. No es secreto que Stolt tiene en Yes a una de sus mayores influencias y la musicalidad desarrollada en este álbum es sin duda la resulta de esa inspiración (aún recuerdo su hipnótica interpretación de “Soon” en diciembre de 2000 en el teatro del colegio Santa Rosa de Lima en Caracas). Acá la guitarra de Roine da paso  al piano de Lalle Larsson con tal sutileza que ciertamente procura un momento entre dos movimientos de una obra sinfónica. En sí, ambas interconectan las dos tríadas.

La segunda tríada de 13’09” está conformada por “Everybody heals”, “Better by Far” y “Golden Light”. Los teclados de Stolt conectan a este tercer movimiento con notoria grandiosidad y, como buen discípulo y maestro de Yes, ambos han dejado colar un aire barroco. La segunda y la tercera son las dos más breves de todo el álbum. En la última hay una incidencia que súbitamente surge de modo caótico por unos segundos. La pieza resuelve en un lenguaje más melódico permitiendo una especie de final anticipado que acaba por dejar nuevamente el final al pianista Larsson.

“Knowing” es la pieza más larga del CD. Los años, si acaso, han hecho poca mella a la voz de Jon Anderson. Esta hermosa melodía de notoria sencillez está colmada de voces que reposan sobre una pulsada rítmica. A lo largo del disco la presencia de Roine Stolt demuestra madurez, permite espacio a otras sonoridades y sus solos son efectivos y no efectistas. La pieza se desarrolla sin apresurarse y tanto Stolt como Anderson abrigan con cierta ternura esta composición que bien puede ser una oda a Yes, sobre todo con ese final a lo “Remembering” o “Awaken”.

Leonardo Bigott