Inicio Archivo discografico Tangerine Dream: el alucinógeno debut de Kaleidoscope

Tangerine Dream: el alucinógeno debut de Kaleidoscope

Kaleidoscope Tangerine Dream

En noviembre de 1967 fue publicado el  primogénito álbum de Kaleidoscope, el cuarteto londinense ícono de la psicodelia británica

Kaleidoscope
Tangerine Dream

Fontana Records. 1967. Inglaterra

En ocasiones la historia musical puede ser injusta. Eso parece ser el caso de Kaleidoscope, banda inglesa que emergió en pleno furor del rock psicodélico con un maravilloso álbum que es hoy considerado una gema del género.

Conocida inicialmente bajo el nombre de The Sidekicks (1963-1964) y posteriormente The Key (1965), Eddy Pumer (guitarra), Steve Clark (bajo, flauta), Danny Bridgman (batería) y Peter Daltrey (voz,teclas), se convirtieron en Kaleidoscope en 1967 luego de firmar con el sello Fontana Records, nombre bajo el cual grabaron tres discos (el tercero publicado por vez primera en 1991), antes de mutar en I Luv Wight y finalmente en Fairfield Parlour y editar un único disco en 1971.

El disco que nos ocupa fue el iniciador de una historia pocas veces contada. Al menos así parece.

El set de once composiciones abre con el tema que da nombre a la banda. En él se aprecia un atractivo juego vocal con Daltrey en la voz líder cantándonos: Caleidoscopio, Caleidoscopio, Coches y gente corriendo / Míralos reír, escúchalos suspirar / Sonidos satinados, montones de millones de luces de colores Algo de bermellón» / Las flores se mueven o emiten fluorescencia, desapareciendo iridiscente nubes rodantes, sombras de la noche / Rostros negros, Rostros blancos, Caleidoscopio, Caleidoscopio”

La letra pareciera describir un claro trance alucinógeno, lo cual en 1967 fue bastante común.




Seguidamente el cuarteto nos pone a levitar con “Please Excuse My Face”, un tema en slow-tempo con una dulce guitarra arpegiada que en parte nos dice: “En silencio, dices adiós con la mano / Mucho amor desatado / Si mis ojos brillantes se ven tristes / Por favor, disculpe mi cara, / Sonrojada, sonriendo a través de las lágrimas / Por favor, disculpe mi cara”

La tercera pieza es “Dive Into Yesterday” En ella el grupo nos canta: Sumérgete en el ayer, sumérgete en el ayer / Sumérgete en el ayer / Ahora desde su desaparición a través de los anillos de humo de nuestro tiempo / Mientras el bufón de yeso desafina / En la locura de nadar a la luz de la luna en lo profundo de la cueva de Aladino / Pero con buenos viejos diamantes bailando, todos podemos sonreír demasiado pronto / Oh balanceo y balanceo, dicen los pétalos / Gira por dentro y por fuera y por favor”

El repertorio continua con la ingeniosa “Mr. Small The Watch Repair Ma”. La composición inicia con la flauta dulce, dando así un tinte barroco con los tonos que asociamos a los relojes de antaño. Luego, la misma melodía es usada en parte de la vocalización. El tema es protagonizado por un “pequeño relojero” que nunca está disponible los días domingo.

Sigue “Flight From Ashiya”, con su existencial estribillo, “nadie sabe donde estamos”, nos dice:Ráfagas de algodón blanco pasando por la ventana / Todos hablando, oh, muy bajo / Y el Capitán Simpson parece estar aturdido. / Un minuto alto, el siguiente minuto bajo nadie sabe donde estamos nadie sabe donde estamos / Los cigarrillos se queman cada vez más rápido / Todos hablando del siempre jamás / Y el Capitán Simpson parece estar aturdido. / Un minuto alto, el siguiente minuto bajo nadie sabe donde estamos nadie sabe donde estamos”




“The Murder of  Lewis Tollani” representa el punto medio de esta obra colmada de imágenes ondulantes con espacial colorido.

“En la noche algo se agita / Alguien se mueve sin hacer ruido a sus talones / Tu corazón está acelerado, tu mente está rastreando / Imágenes que puedes ver, Lewis Tollani, soy yo.”

Continúa el álbum con “In The Room of Percussion”, en la cual hay un sonido corrosivo entre los versos que evocan la movida de esa era, llena de trances coloridos y de imágenes que lentamente se mueven en un entorno colectivo en procura de nuevos estados de conciencia que resultan de sustancias psicotrópicas.

Sin duda, un hecho que desvió su camino originario.

El resto del repertorio del lado B lo conforman Dear Nellie Goodrich”, Holiday Maker”, “A Lesson Perhaps y la más extensa de todo el álbum, The Sky Children.”

La primera de ellas es una canción sobre un hombre que ofrece su amor a una mujer llamada Nellie. Guitarra y teclas dan un tono cálido a esta sencilla canción.

La segunda trata sobre un turista como protagonista central de la historia que nos relata Kaleidoscope para luego dar espacio a la recitada “A Lesson Perhaps” que es acompañada por la guitarra clásica de Eddy Pumer. La pieza trata sobre un rey y su reino.




“The Sky Children” cuya lírica la conforman siete estrofas de diez versos cada una, inicia contándonos: Un millón de flores blancas en un campo en el cielo / Parecía deletrear un saludo mientras los niños pasaban volando / Un guardia en un carro de plata y oro. / Les dio a los niños todos los boletos, luego la historia que contó. / De un tiempo en el futuro que era sol y flores / Y los niños se adormecieron en las torres blancas del cielo / Soñaron con la historia que el guardia había exhibido / Vieron todas las maravillas, las mentes diminutas se asombraron / Vieron bosques de dulces y dragones que respiraban fuego / Sobre todo lo que era malo en el fango brumoso…”

Tangerine Dream es, en esencia, un disco sobre la gente y la vida, con temas producidos por Dick Leahy, escritos principalmente por Peter Daltrey con música de Eddy Pumer. 

El disco fue reeditado en 2005 con versiones adicionales de dos temas y cinco adicionales no pertenecientes al álbum original. En celebración de los 50 años, el álbum fue publicado nuevamente en 2017 en edición especial con un tiraje de mil unidades en vinilo anaranjado.

Viajemos al año 1967 y descubramos este clásico del rock psicodélico…

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Kaleidoscope, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

 Música de Kaleidoscope en España