Inicio Ahi estuvimos Lady Lamb: verdadero espíritu indie

Lady Lamb: verdadero espíritu indie

127
Lady Lamb

La cantautora neoyorquina Aly Spaltro visitó Madrid para ofrecer un íntimo y exquisito concierto, una velada abierta estupendamente por Töth

Lady Lamb + Töth
Sala Siroco, Madrid

(Marzo 1, 2020)

Lo mejor de ir a un concierto sin saber qué vas a escuchar es dejarte sorprender. Abrir tu curiosidad al máximo y jugar el papel de juez entretenido. Este fue mi caso, no lo voy a ocultar.

En el caso de Aly Spaltro, o como se hace llamar, Lady Lamb, es fácil dejarse engañar por las apariencias. Sencilla, simple, pero contundente.

Describir -y descubrir- a Spaltro es reconocer el verdadero espíritu del artista independiente. Verla salir de entre el público, subir al escenario, tocar y luego bajar a promocionar ella su propio merchandising mientras conversa con los asistentes. ¿Hay algo más indie?

Detrás de su corta estatura y de su sencillez hay una artista completa y honesta. Nada de mayores adornos. Solo le bastó su Fender, un amplificador y micrófono para cautivar a la audiencia con su potente y encantadora voz.

La Sala Siroco ofreció un ambiente casi íntimo que sirvió de refugio para un domingo lluvioso de invierno.

La versatilidad de Tōth

El primero en subir al escenario fue el neoyorquino Alex Tōth, quien demostró versatilidad y brindó un set cargado de emociones dulces y sonidos armónicos. El músico presentó temas de su disco debut Practice Magic and Seek Professional Help When Necessary (Northern Spy Records / Figureight Records, 2019).

A pesar de tener origen punk, el trabajo de Tōth roza el indie pop con aires de jazz y folk.

El cantautor abrió con “Song to Make you Fall in Love with Me” y “Guts to Fly”, esta última con falsettos armónicos y aires que recuerdan a Chris Martin y Coldplay.

Siguieron “When I Awoke” y “No reason”, pieza en la que Toth ejecuta un solo de trompeta con virtuosismo y candor jazzístico.

El músico aprovechó para presentar la pieza “Muerto”, explicando que al componerla se inspiró en el film de Alfonso Cuarón, “Roma”, en la escena en la que el niño está en la azotea y le dice a “Cleo” (Yalitza Aparicio): “Estoy muerto”.

Tōth finalizó su participación integrando al público para realizar el coro de “Juliette” y con el tema “Copilot”, uno de mis temas preferidos de su álbum debut.

La Señorita Cordero: un alma indie

Lady Lamb, el alter ego de Amy Spaltro, interpretó “Young disciple” e inmediatamente se apoderó del recinto.

La cantante aclaraba entre canción y canción que atravesaba por algunos problemas en su garganta y aprovechaba cada pausa para beber de su botella. Ni la tos, ni la ausencia de su banda fue impedimento para demostrar su gran capacidad vocal y talento.

El repertorio incluyó, en su mayoría, temas de su más reciente álbum Even in the Tremor (Ba da bing Records, 2019), un álbum sobre el que la misma Spaltro ha reconocido ser más personal y sincero, y que además fue producido por Erin Tonkon, colaborador de Tony Visconti (productor y músico colaborador de Bowie).

La oriunda de Brunswick relató qué la llevó a escribir el tema “Deep Love” mientras caminaba por su vecindario en Queens, Nueva York, agregando que la diversidad y la cotidianidad también es motivo de inspiración para sus letras.

Between Two Trees” y “Salt”, prosiguieron, canciones éstas que demuestran la emotividad y profundidad en sus letras.

Esta parada en su tour por Europa significó un reencuentro de Spaltro con Madrid, ciudad en la que confesó haber vivido durante un año y de la cual relató tiene grandes y gratos recuerdos.

El show finalizó con las versiones acústicas de “Crane Your Neck” y “Billions of Eyes”, para luego compartir junto a los asistentes y firmar discos.

Sin duda, una velada especial que ambientaría la nostalgia y soledad de una noche lluviosa de domingo.

Joe Codallo (Texto y fotos)