Inicio Archivo discografico Faking the Books: emblemática indietrónica de Lali Puna

Faking the Books: emblemática indietrónica de Lali Puna

Lali Puna Faking the Books

El 5 de abril de 2004 la agrupación alemana de indietrónica emblema del sello Morr, publicó su tercer disco, con más elementos rock que los anteriores

Lali Puna
Faking the Books

Morr Music. 2004. Alemania

Al momento de la publicación del tercer disco de la agrupación de Bavaria, Alemania, no estaba claro que fue primero, si «sonido Morr Music» o el «sonido Lali Puna«.

Este problema huevo-gallináceo se presenta cuando las fronteras entre ambos intentos de describir un estilo musical comienzan a solaparse cada vez en más aspectos y comienzan a aproximarse a ser sinónimos.

Desde este momento ambas tendencias se empiezan a mover en paralelo, variando parcialmente la receta de ese sonido que tiene dosis de electrónica, pop (¿lap-pop?) y rock. Algunos acuñaron el término «indietrónica», suerte de injerto de «indie rock» y electrónica, pero si las explicaciones comienzan a hacerse demasiado largas y complicadas basta con escuchar a Lali Puna y todo queda aclarado, no hacen falta mas palabras.

La primera vez que escuché a Lali Puna (4 o 5 años antes de este trabajo) el asunto sonaba definitivamente innovador, pero mas que innovador sonaba simplemente bien. Con el tiempo el grupo se fue asentando y con este Faking The Books decidieron inclinar la balanza hacia el lado «rock» de la ecuación, aspecto que se ve reflejado en la presencia de riffs de guitarra en casi todos los temas, aún manteniendo la estética «indietrónica».

Si definimos a Radiohead como un grupo de rock que comenzó a inclinarse hacia una propuesta personal agregando dosis de electrónica a su música, Lali Puna seguía el proceso inverso (agregar dosis de rock a su electrónica) para llegar a un lugar muy cercano.




Seguía habiendo una sombra de influencia de Stereolab, aunque la misma estaba cada vez mas diluida dentro de la propuesta de Lali Puna que ya parece haber adquirido su personalidad propia.

A pesar de sonar como una receta muy sencilla (mezclo esto con aquello y listo..), como en la buena cocina la mano del cocinero hace la diferencia, y en este caso Valerie Trebeljahr, MarKus Acher y sus cómplices demuestran tener muy buena mano.

De nada sirven tener buenos ingredientes si no hay ideas y afortunadamente en este disco hay muchas y muy buenas, tantas que los 40 minutos de duración se nos hacen muy cortos.

La voz sampleada y cortada de Trebeljahr es lo primero que escuchamos en este disco, estructurada de forma rítmica y aproximando el trabajo que solía hacer la desaparecida Mary Hansen en Stereolab.

Un bajo sintetizado complementa la figura rítmica y un arpegio de guitarra sirve de fondo armónico a la melodía que comienza a cantar en primera persona Trebeljahr, luego de un minuto la tensión acumulada se resuelve, con mas guitarras y la aparición de baterías y percusión electrónica para redondear un inicio perfecto en el tema que da nombre al disco.




La inclinación de la balanza hacia el lado «rock» de la propuesta arranca en el siguiente tema, “Call 1-800-FEAR”, con la batería dominando la base de teclados etéreos y las guitarras reforzando los coros.

La vuelta a la «indietrónica» sucede a la dos terceras partes de la pieza, cuando la batería es reemplazada por un loop de batería electrónica.

De aquí en adelante el grupo se mueve constantemente entre ambos extremos de su propuesta recorriendo el camino de ida y vuelta entre el rock y la electrónica de una forma muy bien lograda, creando tensión y liberándola de una forma que contribuye a mantener el interés de los temas, llenos por demás de ganchos melódicos extraordinarios.

Piezas como «Micronomic«,»B-Movie» y «Left Handed» se mueven con gran flexibilidad entre riffs de guitarras, sonidos de laptop y sintetizadores amorfos, con la voz susurrante de Trebeljahr colándose como un líquido por entre las rendijas que deja el sonido compacto de la banda, que por momentos recuerda el trabajo de los franceses Autour de Lucie.




No faltan piezas en clave mas «clásica» de Lali Puna / Morr Music, como «Small Things«, «Grin and Bear» y «Alienation«, que sirven para recordarnos que este es el mismo grupo que grabó hace unos años Scary World Theory.

«People I Know» refuerza la aproximación hacia Radiohead, con un piano insistente y metronómico anclando la base de guitarras, sonidos sintetizados super-elásticos y loops rítmicos, casi esperamos la voz de Thom Yorke aparecer, algo que no sucede nunca pues de hecho tampoco aparece la de Trebeljahr en este tema instrumental.




«Geography 5» nos recuerda tangencialmente el trabajo de Laika, con un ritmo entrecortado de batería y una base extremadamente sencilla que sirve para focalizar la atención en la voz de Trebeljahr por los cortos dos minutos y medio que dura el tema.

Finalmente «Crawling by Numbers» cierra el disco en una onda sutil, calmada, introspectiva, uno de esos temas que nos siguen ganando al sonido Lali Puna (¿o era Morr Music?).

Faking The Books es el disco que funciona como ecuador en la carrera de Lali Puna, comenzada discográficamente en 1999 y finalizada en 2017, con un total de cinco discos

Gabriel Pérez