Inicio Archivo discografico Replicas: el asalto de Gary Numan al universo synth pop

Replicas: el asalto de Gary Numan al universo synth pop

Gary Numan Tubeway Army Replicas

EL 4 de abril de 1979, el trío Tubeway Army liderado por Gary Numan, irrumpía sorpresivamente con Replicas, su segundo y exitoso último disco

Tubeway Army
Replicas

Beggars Banquet. 1979. Inglaterra

En 1978, la banda comandada por Gary Anthony James Webb, más conocido como Gary Numan, había lanzado su homónimo disco debut imbuido en el sonido punk con aroma new wave. Aunque contenía algunos atisbos, no sería hasta el año siguiente cuando aflorarían todos los elementos que pasarían a ser distintivos en el sonido e imagen de su líder.

Replicas fue el segundo y último disco de Tubeway Army, un trío que completaban el bajista Paul Gardiner y el baterista Jeff Lidyard. Aquel mismo año 1979, Numan decidió seguir trabajando solo con su nombre, dado que era el compositor, cantante, conceptualista y centro de atención y meses después lanzaría el exitoso The Pleasure Principle (1979).

Con Replicas, Numan inauguró una etapa adentrada en una estética futurista de imagen andrógina y un sonido rock basado en sintetizadores. Sin quererlo, se convirtió en el primero de la generación synth pop (OMD, The Human League, The Normal, Ultravox, Depeche Mode…), en ocupar el primer lugar en las carteleras británicas y ganar amplia atención mediática. El tema “Are ‘Friends’ Electric?” fue la punta de lanza.




Replicas fue entendido por Numan como un álbum conceptual, basado en un libro distópico que siempre deseó completar, en el que hablaba de una ciudad futurista donde androides (Machmen) clonaban la piel humana y otras máquinas (Grey Men) mantenían el orden.

Las letras fueron inspiradas por el emblemático libro de Philip K. Dick, Do Androids Dream of Electric Sheep? de 1968  (¿Los androides sueñan con ovejas eléctricas?), aunque no el título. Tres años después, Ridley Scott en su legendaria película Blade Runner, basada en el mismo libro, utilizó el término “Replicantes”, equivalente a Machmen, aunque Dick no lo menciona.

La portada del álbum, ilustrada por Tony Escott, fotografía de Geoff Howes y dirección de arte de Malti Kidia, muestra a Numan como un Machman que mira desde su habitación a una luna creciente que se cierne sobre “The Park”, mientras un hombre apenas visible se queda afuera y el reflejo de Numan se mira a sí mismo.

El disco comienza con el mini-moog (novedad presente en todo el disco), al que se une la guitarra y posteriormente la base rítmica. Se trata de “Me I Disconnect From You”, que es como una especie de transición con el sonido del debut.

Are Friends Electric?”, el tema central del disco, recuerda a los experimentos de John Foxx con Ultravox, un tema con amplias capas de sintetizadores y que termina con Numan como narrador.

The Machman”, con un riff guitarrero sobre el que navega un sintetizador, es un tema pegadizo, que trae a consideración la primera época de la agrupación Japan.

Praying to the Aliens”, es un tema de espíritu robótico, como Kraftwerk con batería acústica.




Down in the Park”, es una pieza ralentizada, adelantada a la era de Ultravox con Midge Ure. Hizo su aparición antes de publicar el disco en un single que se volvió de culto, sin llegar a tener éxito comercial.

Otro tema que recuerda al debut es “You Are My Vision”, quizá el más guitarrero, mientras “Replicas” se acerca a la todavía reciente etapa berlinesa de David Bowie reflejada en Low y Heroes, con un gran trabajo de sintetizadores.

El trío final de temas compuesto por “I Must Have in Years”, la instrumental y saltarina “When the Machine Rock” y la envolvente  “I Nearly Married a Woman” -con deudas a Brian Eno y Cluster-, redondea un disco fantástico que en 1979 sorprendió a la gran mayoría.

La influencia de Gary Numan, y en particular de éste disco y los dos que lo siguieron, fue notable en los años 80, así como en grupos de sonido más industrial como Nine Inch Nails.

Han pasado 40 años y Replicas sigue sonando atractivo. Aquellos sonidos analógicos mantienen su poder seductor.

Juan Carlos Ballesta


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Gary Numan, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Productos de Gary Numan en España

Productos de Gary Numan en Estados Unidos

Artículo anteriorBeaucoup Fish: el shamanismo electrónico de Underworld
Artículo siguienteFaking the Books: emblemática indietrónica de Lali Puna