Inicio Discos Nosotros: exquisito y evocador debut de Matsu

Nosotros: exquisito y evocador debut de Matsu

306
Matsu

El debut del dúo granadino es una auténtica delicia que transita por la música electrónica paisajista. Sin duda, entre lo mejor de 2020 en España

Matsu
Nosotros
We Are Wolves. 2020. España

La música electrónica es un universo de inmensas proporciones. Dentro de él cohabitan corrientes y subcorrientes que lo único que tienen en común es que utilizan tecnología.

Durante la explosión de la electrónica en los años 90, una de las ramas más interesantes fue bautizada inicialmente como ambient-techno, cuyos exponentes principales bebían de las atmósferas más sosegadas heredadas de Brian Eno y Cluster, pero también del techno de Detroit, el acid house y de las cadencias dub.

Proyectos como Biosphere, Higher Intelligence Agency, B12, Sun Electric, Global Communication, Mark Van Hoen, el primer Aphex Twin, los más conocidos The Orb y Orbital, e incluso Seefeel, transitaron por ese terreno.

Avanzada la década se acuñó el término IDM (Intelligence Dance Music), que englobaba además a otros como Mouse On Mars o Boards of Canada. O el minimal techno de Plastikman (Richie Hawtin).

La música electrónica de naturaleza paisajista del presente tiene en el dúo granadino Matsu a uno de los más exquisitos y genuinos representantes. Su mini LP debut, Nosotros, publicado por el sello sevillano We Are Wolves (hogar de I Am Dive) , es una delicia de principio a fin, y sin duda uno de los más adecuados trabajos para escuchar en tiempos de confinamiento, ya que funciona como un bálsamo desintoxicante.

Desde el evocador primer track, “Atlas”, con su envolvente pulsación y evocador piano, el dúo nos atrapa. “Febrero”, en cambio, es una pieza de frondosa textura, que nos recuerda pasajes delicados de Vangelis, Nils Frahm o Hammock.

El tercer track, “Yo”, con otro ritmo pulsante digno del mejor Plastikman o Biosphere, es el perfecto soundtrack para un sobrevuelo en parapente. “Llegada” introduce una batería, elemento orgánico que utilizan de forma brillante y que acerca a Matsu al post rock de bajas revoluciones de Hood o los pasajes instrumentales más ambientales de Sigur Ros.

Retornos” habita terrenos de Boards of Canada, mientras que “Nosotros”, quizá la de mayor protagonismo rítmico, recuerda a Jon Hopkins.

A pesar de las referencias que afloran, el dúo desarrolla una propuesta personal de altos quilates. El viaje que nos propone Matsu en Nosotros no es largo, apenas 27 minutos, pero sí lo suficientemente atractivo y sustancioso como para dejarnos con ganas de repetir la escucha.

Y eso es un mérito añadido en estos tiempos de ingente cantidad de oferta musical.

Juan Carlos Ballesta