Inicio Ahi estuvimos Mon Laferte, la diosa chilena que sedujo Madrid

Mon Laferte, la diosa chilena que sedujo Madrid

Mon Laferte

Mon Laferte
Concierto en Teatro Joy Eslava,  Madrid, España

(Noviembre 09, 2018)

 

El pasado 9 de noviembre, Madrid entero cayó rendido a los pies de la exquisita Mon Laferte, justo un año después de su  concierto debut. Con la sala llena, la cantante chilena salió a escena con un traje negro de gala que recordaba a las divas de Hollywood de los años 40, derrochando sensualidad e insinuando, que esa noche en el Teatro Joy Eslava, sería inolvidable.

Las luces se apagaron y con “Rien de Rien de Edith Piaf sonando al fondo, salieron a escena los músicos de su banda que, durante unos 90 minutos, tocarían los ritmos fusionados de boleros, salsa, pop, rock y swing, como es costumbre en el sonido de esta ganadora del Grammy Latino. Y nada más salir Mon Laferte, arrojó un hechizo para comenzar un viaje de pasión y efervescencia.

El recital empezó con Mon Laferte cantando cuatro temas uno detrás del otro. “Tormento”, “Orgasmo para dos”, “Antes de ti” y solo después de “Vuelve por favor”, se escuchó un tímido “muchas gracias a todos por venir”. La a priori tímida Mon, demostraría más adelante que las anécdotas, el coqueteo y la diversión infantil no iban a faltar en la cita. Inclusive intentaría un stage diving, que aunque no sale del todo bien, nos muestra el sentido del humor de esta cantautora chilena radicada en México.

Continuó el concierto con “Por qué me fui a enamorar”, single promocional de su nuevo disco, Norma, que salió ese mismo día a la venta. Es una canción que adelanta cómo el sonido de Mon sigue apostando por fusionar ritmos latinos, este caso una salsa, y embelesarnos con su cálida voz e intensas letras.

Si tú me quisieras” es la canción con la que Mon Laferte se arma con su guitarra y conversa con el público. “Estoy demasiado feliz”, dice y después de cantar “Que si”, decide contar la anécdota detrás de “Primaveral”, octava canción del concierto y en la que se menciona una canción de Jorge Drexler. No se cortó en darnos detalles de cómo compuso la letra después de hacer el amor.

A modo de confesión, señala, “me emocioné tanto que abandoné el post acto –el público rompe en risas- y me fui a hacer una canción”. Pocos sospechábamos que después de esto, saldría el mismo Jorge Drexler para cantar “Asilo”, una canción del último disco del cantautor uruguayo, Salvavidas de hielo y que cuenta con una colaboración de Laferte.

Fue un momento memorable, tierno y conmovedor. “Bienvenida a Madrid” decía con elegancia Drexler. “Gracias por la inspiración” respondía Laferte con admiración. Entre ambos cantautores construyeron una atmosfera fraternal.

Jorge se enfunda la guitarra y empieza a sonarla. Mon le pregunta “¿Te gusta así –pisa un pedal de efectos- o prefieres así?”. “Perdón, no intenten esto en sus casas. No lo hemos ensayado, pero ensayar es de cobardes… pero ya lo hemos hecho una vez, en el Metropolitan en México”, afirma Drexler ya listo para regalarnos uno de los momentos más íntimos y mejores del concierto.

Sin embargo, esperaba otro gran momento, cuando esta vez, invitó a escena a Leonor Watling (de Marlango) y Sofia Viola (encargada de abrir el concierto y quien se ganó un merecido reconocimiento porque desde la primera canción conquistó a todo el público que la conoció apenas unos segundos antes) para cantar una versión de la famosísima canción mexicana «Llorona”. Cada una de las cantantes, desplegaron un virtuosismo en las voces que erizó la piel de todos.

Ya Mon mostraba todo su esplendor. Se contoneaba, bailaba seductoramente, saludaba al público y hasta lanzaba besos. Bromeaba diciendo “les voy a cantar todo lo que me pidan, hasta la cucaracha si quieren”. Antes de cantar “El cristal” y “La trenza”, recordó a su abuela y lo frustrada que se sintió al no despedirse como hubiera querido.

Las cinco canciones que faltaban para terminar el concierto, estaban reservadas para los temas más animados del repertorio. “Flor de amapola”, un reggae que coreografió con su banda. Siguieron “No te fumes mi marijuana” y “El diablo”, en ambos casos con extraordinarios solos de saxo.

Luego “El beso”, otro sencillo promocional de Norma, una cumbia lasciva y divertida. En “Amarrame”, Mon dio protagonismo al guitarrista, y terminó el concierto con “Amor completo”.

Para el encore, Laferte se reservó las dos canciones más rompedoras y que fueron, sin duda, las más voceadas y cantadas de la noche: “Tu tanta falta de querer” y “Mi buen amor”, que cerró con un solo de batería, poniendo el punto final a una velada insuperable, en donde la música, el glamour y el amor fueron protagonistas.

Andrehyna Caringella

 Fotos: Óscar Ribas Torres

*************************************************

Sofía Viola: una voz poderosa

La argentina sorprendió a todos con su potente y expresiva voz, y un estupendo puñado de canciones de su autoría. Dejó sembrada la semilla y está claro que regresará a España. Unos días antes la entrevistamos y testificamos su gran talento.