Inicio Ahi estuvimos Nella Rojas: la coplera margariteña emocionó a Madrid

Nella Rojas: la coplera margariteña emocionó a Madrid

323
Nella Rojas

Acompañada por el guitarrista y compositor y Javier Limón y una fantástica banda, la cantante venezolana, con un Latin Grammy reciente, cautivó Madrid

Nella Rojas
Concierto en Sala Galileo Galilei, Madrid
(Febrero 14, 2020)

No era la primera vez que la cantante venezolana pisaba Madrid, pero esta vez era diferente. La sala Galileo Galilei quedó pequeña e incluso incómoda para muchos que debieron ubicarse en algún insospechado rincón o en equilibrio en algún escalón.

La presentación venía precedida de su Latin Grammy como Mejor Nuevo Artista por su estupendo disco debut Voy, producido por Casa Limón Records.

Fue el propio Javier Limón, guitarrista y compositor de la mayoría de los temas, quien dio la bienvenida al público con unas breves palabras que sirvieron de introducción a Nella y en las que no faltó un “¡Viva Venezuela!” y la inmediata reacción del ávido público.

El comienzo del concierto fue una fantástica interpretación acapella del merengue venezolano compuesto por Pablo Camacaro, “La Negra Atilia”.

Con los aplausos aún sonando, comenzó a sonar la guitarra acústica de Limón anunciando la delicada copla “Fin de fiesta”, al final de la cual se incorporó Limón Jr. con un solo de melódica.

“Esta próxima canción nos ha llevado volando por el mundo y quisiera dedicársela a todo el equipo de Iberia, especialmente a Luis Gallego y Juan Cierco”.

Así presentaba Nella el tema “Volando”, que Limón compuso en “homenaje” al nuevo Airbus A350 de la aerolínea española y que originalmente fue grabada por estudiantes del Berklee College of Music (Boston), en el cual Nella estudió.

“Esta es mi canción favorita del álbum y creo que queda perfecta para el día de San Valentín”, fueron las palabras que antecedieron a “Los nacidos”, una poética pieza con versos como estos: “Nació muda la tragedia / En soledad absoluta / Alguien ahora la interpreta / Con voz seria, firme y dura // Nacieron cuerdos los locos / Nació necio el aprendiz / Nacieron muchos / Son pocos los que llegan / Hasta aquí // Ahora te tengo a ti / Yo que nací tan sola / No me imagino sin ti / Ni te imagino con otra”

La primera parte la cerraron con la sensible y muy nostálgica “Volveré a mi tierra”, un enlace entre el asfalto neoyorquino y la arena de Margarita, su tierra.

Seguidamente, Nella presentó a la cantante argentina Delfina Cheb, de quien se hizo gran amiga mientras estudiaban en Berklee. La dejó sola para que interpretara, con Limón a la guitarra, la milonga “No me da miedo volver”. Fue sensacional.

Se incorporaron entonces Gilad Barakan (guitarra), Limón Jr (teclados), Dany Noel (bajo) y Juan Carmona (percusión), una banda de altos quilates. El primer trío de temas que abordaron fue: “Cuatro coplas de Luna”,  “Pero hoy” y “Mi ciudad perdida”.

Sobre esta última Nella explicó que Javier Limón encontró las palabras perfectas para describir lo que sentía una margariteña al llegar a una ciudad tan grande como Nueva York, al pasar de un sitio donde en cada lugar te encuentras a alguien conocido a otro donde no conoces a nadie.

Se hizo más que evidente que Nella cuenta con un aliado indispensable para ayudar a proyectar su gran talento como cantante.

Uno de los invitados especiales fue Kiki Morente, quien apareció para cantar a dueto con Nella, “Historia de amor”, famoso bolero del compositor panameño Carlos Eleta Almarán, que incluyó un gran solo de bajo de Noel. Fue, como cabía esperar, cantado por la mayoría del público.

Nella RojasA partir de allí el concierto ganó en intensidad. El bajo y guitarra con sabor a jazz aflamencado condujeron “1000 miles”, la única cantada en inglés.

Luego de ella, Nella interpretó de manera muy emotiva, acompañada por la guitarra de Barakan, la emblemática “Tonada de Luna Llena” de Simón Díaz, que emocionó a todos.

Su revisión del legado tradicional venezolano continuó con “Viajera del río”, de Manuel Yánez,  otro tema conocido por casi todos en la sala y que recibió un interesante tratamiento flamenco.

Con la participación de la gente en el coro, tocaron “Voy”, el pegadizo tema que da nombre al álbum, con el gran solo de trompeta de Ray Colón. Siguieron con “Por verte otra vez”, un son montuno a baja velocidad, en el que se luce el cubano Noel en la segunda voz. Ambas fueron puntos álgidos.

Antes de continuar, Nella aprovechó para contar la historia que la llevó a cantar en la película “Todos lo saben”, del iraní Asghar Farhadi, con Penélope Cruz y Javier Bardem, y que compuso Javier Limón.

Invitó entonces a su cuñado, el virtuoso violinista y cantante jordano Layth Sidiq, para participar en el tema “Se muere por volver”. Fue una participación extraordinaria que aportó un ingrediente muy valioso y distinto al repertorio. Avanzado el tema también se incorporó la trompeta, con lo cual fue un final ideal.

Claro está, aún faltaba el “bonus”. La euforia colectiva trajo de regreso a Nella y Javier Limón para interpretar “Gigantes”, una nueva canción con los estupendos coros de Delfina. Y el cierre, como cabía esperar, fue con “Me llaman Nella”, una especie de “trademark”.

Fue un generoso concierto que se extendió por una hora y cuarenta minutos y demostró que Nella Rojas comienza una fascinante travesía.

Juan Carlos Ballesta

Fotos: Óscar Ribas Torres

Nella Rojas