Inicio Archivo discografico The Works: el devaneo de Queen entre guitarras distintivas y sonidos sintetizados

The Works: el devaneo de Queen entre guitarras distintivas y sonidos sintetizados

Queen The Works

El 27 de febrero de 1984 la emblemática banda inglesa publicó su undécimo disco, de menor impacto en Estados Unidos que los anteriores

Queen
The Works

EMI / Capitol. 1984. Inglaterra

Una vez que Queen terminó en Japón la gira que promocionó su controvertido álbum Hot Space en noviembre de 1982, los integrantes del grupo acordaron entre ellos tomarse un prolongado receso para descansar y dedicarse a sus proyectos individuales.

Para finales de año, el contrato que el grupo tenía desde sus comienzos con la disquera americana Elektra Records había vencido y optaron por firmar con Capitol Records, quienes se encargarían de allí en adelante en la promoción y distribución de sus discos en Norteamérica.

Ya para el mes agosto de 1983, la banda se había reunido en los estudios Record Plant de Los Angeles -en donde Brian había registrado su mini LP Star Fleet Project en abril de ese año- para comenzar la grabación de un nuevo álbum conjuntamente con el productor Reinhold Mack, enfocándose al principio en preparar temas para la banda sonora de una película titulada “The Hotel New Hampshire”.

Sin embargo, el proyecto no prosperó y a pesar de ello, el grupo siguió ocupándose de sus nuevas composiciones. Trabajando junto a ellos en las sesiones de grabación, se encontraba el tecladista Fred Mandel (antiguo colaborador de Alice Cooper), quien ya había acompañado a Queen durante el tramo norteamericano y japonés de la gira de Hot Space, aparte de participar junto a Brian May en la grabación de Star Fleet Project.




A finales de 1983, el grupo se trasladó a los estudios Musicland en Munich para concluir las sesiones de grabación en enero de 1984 y dando como título a su nueva producción The Works, un álbum que mezcla el sonido pop con el hard rock y en donde podemos escuchar a la guitarra “Red Special” de Brian recuperar el protagonismo en su mayor parte, mientras que los sintetizadores son utilizados para ampliar el alcance sonoro de los temas, presentando así un mejor balance junto a los instrumentos habituales del grupo.

The Works se inicia con una composición de Roger Taylor que lleva por nombre “Radio Ga Ga”, siendo la primera vez que una canción escrita por Taylor le da apertura a un disco de Queen

Comienza con el sonido de una caja de ritmos operada por Roger, quien luego le agrega un pausado y burbujeante sintetizador que se mantiene presente a lo largo del tema, apareciendo después unos melódicos teclados por parte de Fred Mandel, quien aparte de encargarse de la programación de los sintetizadores, contribuye con ciertas partes de bajo sintetizado mientras que Deacon le agrega unas deslizantes notas con su propio bajo.

También podemos escuchar la voz de Roger siendo procesada a través del famoso decodificador de voz denominado “Vocoder”, mientras entona la palabra “Radio”. Posteriormente se presenta Freddie cantando de manera armoniosa los versos, los cuales son seguidos por unos pegajosos estribillos, en donde su voz se une a las de Brian y Roger, mientras que la caja de ritmos de éste último imita el sonido de unas palmas.

La temática del tema está relacionada con el declive de las programaciones radiales con respecto al auge de los vídeos musicales, presentando también cierto paralelismo con las letras de la canción “Video Killed The Radio Star”, lanzada por el grupo The Buggles en 1979.

Una vez que se entona el segundo coro, se nos presenta un burbujeante solo efectuado con un sintetizador que se escucha junto a la caja de ritmos, para después integrarse el sonido de unos platillos que le dan paso a la voz de Freddie, quien va repitiendo con reverberación el título de la canción.

Luego se presenta Brian deslizando un “bottleneck” por el mástil de su guitarra y cuyo sonido acompaña a las notas del piano de Mandel, terminando la canción en fade-out una vez que Freddie nos canta la última estrofa.

El origen del título “Radio Ga Ga” se encuentra ampliamente documentado en diversas entrevistas dadas por el baterista, manifestando éste que dicho título fue una variación de unas palabras pronunciadas por su hijo Felix de tres años, quien calificó un programa de radio que no le gustaba como “Radio Ka-Ka”, por lo que se optó en efectuar un ligero cambio de nombre para evitar la censura.

También sería la primera canción de Roger Taylor en ser publicada como sencillo y ha sido interpretada en vivo por Queen de manera constante a partir de 1984.




El segundo tema del disco está escrito Brian May y lleva por nombre “Tear It Up”, un rock de medio tiempo -cuyo pesado sonido contrasta abiertamente con el tema anterior- que se inicia con unos lentos y marchantes golpes de la batería electrónica de Roger (el cual combina luego con su batería habitual), entrando posteriormente la reverberada voz de Freddie y después Brian efectuando un pesado y repetitivo riff con su “Red Special”, cuyo ritmo y solo es acompañado por el bajo de Deacon y la batería de Roger.

Al momento en que Freddie entona los versos, éste lo hace sobre el marchante toque de la batería de Roger, mientras que cada estrofa es respondida por la guitarra de Brian, cuya voz se une a la de Freddie y Roger durante los coros y el puente.

Hacia el final de la pieza, la guitarra de Brian cobra un mayor protagonismo y podemos escucharlo efectuar brevemente la técnica del tapping, para después terminar el tema en fade-out.

Las letras (que al final del puente hacen una breve referencia al tema anterior) nos relatan sobre un personaje enamorado de su pareja -por su mente y por su cuerpo-, a la vez que está dispuesto a superar los obstáculos que se le presentan.

Tear It Up” sería interpretada en vivo por Queen de manera truncada, como tema de apertura en sus presentaciones efectuadas en la gira promocional de The Works entre 1984 y 1985.

También formaría parte del popurrí efectuado por el grupo, durante los conciertos efectuados en 1986.

El álbum continúa con una introspectiva y hermosa balada de Freddie Mercury titulada “It’s A Hard Life”, en cuyas letras el cantante desnuda su alma señalando sentimientos de amor y abandono.

La pieza presenta una introducción en la que Freddie va cantando sobre un fondo vocal operático -con las voces efectuadas por él mismo- a la vez que se apoya con las notas del piano y sigue una melodía extraída de un aria para tenor de nombre “Vesti la giubba”, proveniente de la ópera “Pagliacci” de Ruggero Leoncavallo (1857-1919), la cual fue estrenada originalmente en 1892.

Después de la introducción, las sublimes notas del piano de Mercury son acompañadas por unos acordes de la guitarra de Brian y los platillos de Roger, entrando el bajo de John al momento en que Freddie comienza a cantar y a medida en que se desarrollan las letras, se incorpora totalmente la batería de Roger.

Al entonarse los coros, la voz de Freddie utiliza una melodía que recuerda un poco al estribillo de su tema de 1980 “Play The Game”, del disco The Game

Durante la parte intermedia de la pieza, Freddie continúa interpretando unas lentas notas con su piano para después aparecer paulatinamente la guitarra de Brian quien desemboca en un potente solo, cuyo sonido se va repitiendo por ambos canales y la melodía nos remite a viejos clásicos del grupo como “White Queen (As It Began)” y “Bohemian Rhapsody”, repitiéndose posteriormente el coro y terminando con Freddie efectuando unas repetitivas y agudas notas con su piano.

It’s A Hard Life” fue interpretada en vivo únicamente durante la gira promocional de The Works entre 1984 y 1985.




El primer lado del disco termina con otra composición de Mercury titulada “Man On The Prowl”, que presenta un estilo que recuerda al “rockabilly” de los años cincuenta y con el cual la banda ya había experimentado con su éxito “Crazy Little Thing Called Love” en 1979.

Comienza el tema con Roger efectuando una acelerada introducción con su batería que de inmediato es acompañada por un ligero grito de Freddie, quien interpreta a su vez un rítmico piano, mientras que John se encarga del bajo y Brian de la guitarra.

A medida que la canción avanza, ésta mantiene un ritmo uniforme y las voces de Roger y Brian acompañan a la de Freddie en algunos segmentos, así como en el puente.

Cuando la canción alcanza los dos minutos, podemos escuchar a Brian efectuando su solo con una guitarra “Fender Telecaster”, el cual acentúa el estilo “rockabilly” de la pieza y da paso para que Freddie entone las letras finales.

Al llegar a este punto, interviene Fred Mandel ejecutando un acelerado solo de piano al puro estilo de Jerry Lee Lewis (1935-2022) el cual se extiende hasta que el tema se detiene abruptamente.

Man On The Prowl” no llegó a ser interpretada en vivo por Queen; y sus letras nos muestran al cantante buscando diversión después de ser abandonado por su pareja.

El lado “B” del álbum se inicia con un tema escrito por Brian May y Roger Taylor que lleva por nombre “Machines (or ‘Back To Humans’)”, en donde la alta presencia de los sintetizadores (ejecutados por Brian y Roger), así como la programación de los mismos por parte de Mack, transforman a Queen en un conjunto de rock electrónico influido por la corriente synth pop (al igual que “Radio Ga Ga”) muy popular en aquel momento

Sin embargo, la pieza conserva elementos propios del hard rock y ésta se inicia con la guitarra de Brian marcando un fuerte y constante riff, que suena conjuntamente con unos burbujeantes sintetizadores que son acompañados a su vez por el bajo de John y la caja de ritmos de Roger, quien también utiliza su batería acústica y procesa su voz por medio de un “vocoder”.

Luego interviene Freddie desarrollando unas letras en donde nos habla del creciente dominio de las computadoras sobre los seres humanos, implorando a su vez para que estos últimos recuperen su espacio y se detenga la abolición al rock and roll.

Cuestiones exploradas anteriormente por bandas como Emerson, Lake & Palmer en su álbum Brain Salad Surgery de 1973 o más recientemente por el grupo Styx en su disco Kilroy Was Here publicado en 1983.

A medida que el tema avanza, la voz de Freddie es doblada en algunos segmentos y es acompañada también por la de Brian, mientras que Roger aparece declamando un verso por medio del “vocoder”.

Instrumentalmente, se denota la lucha entre la potente guitarra de Brian frente a los sintetizadores y la canción termina en fade-out bajo la lenta vocalización de Freddie. Si bien “Machines (or ‘Back To Humans’)” nunca fue interpretada en vivo por el cuarteto, ciertas partes de la misma fueron utilizadas como cinta de introducción para las presentaciones efectuadas en la gira promocional de The Works entre 1984 y 1985, apareciendo igualmente algunos segmentos durante el solo de sintetizador que precedía al solo de Brian.




Luego se nos presenta “I Want To Break Free”, un tema compuesto por John Deacon, en el que podemos escuchar a éste iniciando la pieza con una rítmica interpretación de guitarra acústica y eléctrica, siendo acompañado a su vez por su propio bajo y la batería electrónica de Roger (destacando el sonido de un cencerro).

Entra después la voz de Freddie siguiendo la armonía trazada por los instrumentos y cantando en el primer verso sobre su necesidad de alejarse de alguien que le hace daño, mientras que en el segundo verso reconoce que se ha enamorado de ese alguien; siendo doblada su voz en algunas partes.

Al momento en que llegamos al puente del tema, interviene Brian con su guitarra siguiendo de la melodía vocal, escuchándose también un fondo de teclados interpretados por Deacon y Fred Mandel, ejecutando este último un emotivo solo de sintetizador durante la parte intermedia del tema, cuyo sonido acompaña a la melodía principal.

Posteriormente se presenta de nuevo Freddie cantando el último verso de la canción, en donde el protagonista se resigna de mala gana a vivir solo, a la vez que la guitarra rítmica de John adquiere cierta relevancia.

Termina la canción en fade-out, con el sonido de los sintetizadores allí presentes, a la vez que Freddie va repitiendo el título de la canción.

Si bien no sería la última vez en que Deacon fuera acreditado individualmente en la composición de un tema para Queen, “I Want To Break Free” constituyó su último gran éxito para la banda y fue interpretada en vivo entre 1984 y 1986.

Por otro lado, la versión que se publicó como sencillo es más extensa que la incluida en el álbum, por cuanto contiene una introducción de teclados junto a un breve solo de guitarra por parte de Brian; presentándose también dichos teclados después del solo de sintetizador en la parte intermedia.

Para el siguiente tema del disco, tenemos otra composición de Mercury que lleva por nombre “Keep Passing The Open Windows”, la cual había sido escrita originalmente con la idea de que formara parte de la fallida banda sonora de “The Hotel New Hampshire”, por lo que Freddie decidió conservar el tema para incluirlo en The Works.

Aunque nunca fue interpretado en vivo por la banda, considero que es uno de los mejores temas escritos por el cantante en aquélla época, presentando una estructura dinámica que a veces recuerda al “Don’t Stop Me Now” del disco Jazz (1978).

La canción comienza con una rápida introducción de la caja de ritmos que le da paso a la emotiva voz de Freddie, quien nos canta sobre una base de piano que es acompañada a su vez por el sonido de los platillos, apareciendo posteriormente unas aceleradas y repetitivas líneas del bajo de John, cuyo sonido es acompañado por la constante percusión de Roger y la pausada guitarra de Brian.

Luego el tempo se acelera bajo la combinación de la batería electrónica con la acústica, mientas que Brian hace sentir la presencia de su “Red Special” y Freddie va interpretando su voz de manera acelerada, mientras ejecuta unas llamativas notas con el piano y agrega unos delicados toques con el sintetizador.

En las letras de “Keep Passing The Open Windows”, Freddie reconoce estar viviendo en un mundo de fantasía, a la vez que insta a su audiencia a no dejarse abrumar por los problemas, creer en uno mismo y evitar a toda costa el suicidio.

Durante los coros, podemos escuchar a Brian ejecutando unos giratorios solos con su guitarra y en la parte intermedia tenemos a Freddie repitiendo las primeras estrofas sobre un fondo de voces efectuadas por él mismo, para después darle paso a Brian con un potente solo de guitarra que se dobla por ambos canales y precede a una nueva entrada del cantante, quien luego va repitiendo el título del tema, la cual se desvanece en fade-out bajo la conducción del guitarrista.




Como penúltima canción del disco, tenemos un guiño al hard rock con “Hammer To Fall”, escrita por Brian May y en donde éste se destaca efectuando un potente y marchante riff con su “Red Special” en modo de apertura, siendo acompañado a su vez por los pausados y electrónicos golpes de Taylor, cuyo redoble junto al grito de Freddie, sirven de señal para que toda la banda arranque siguiendo el riff de Brian. Mientras, Freddie va cantando los versos (con cierta reverberación en algunas partes) y su voz es acompañada por la de Brian durante los coros.

Al momento en que Freddie canta el segundo verso, escuchamos al fondo unas notas de teclados efectuadas por Fred Mandel, mientras que los demás instrumentos se mantienen presentes.

Al llegar al puente, las voces de Brian y Roger responden al canto de Freddie y después el guitarrista desencadena un agresivo solo que se extiende mientras se escucha un fondo vocal.

Posteriormente entra Freddie cantando el último verso, a la vez que aparecen de nuevo los teclados de Mandel y el resto del grupo va manteniendo el ritmo, el cual se mantiene de manera uniforme una vez que se entona el último coro, y la voz de Freddie nos va conduciendo hacia el final, con Roger y Brian efectuando los últimos toques con sus respectivos instrumentos.

La ligera explosión que se escucha en los últimos segundos del tema tiene algo de concordancia con las letras del tema, en donde se describe a un grupo de personas amenazadas con elementos relacionados con la “Guerra Fría”, aunque el propio Brian May también ha manifestado que parte de su temática está relacionada con la inevitabilidad de la muerte en todos los seres vivos.

Por su parte, “Hammer To Fall” formó parte del repertorio de Queen en todas sus presentaciones efectuadas desde 1984  hasta 1986.

El álbum termina con una ligera balada escrita por Freddie Mercury y Brian May de nombre “Is This The World We Created…?”, la cual presenta una estructura similar al de la versión en vivo de “Love Of My Life”, con Brian interpretando una melodía en su guitarra acústica mientras que Freddie va cantando a su lado, consistiendo la canción de dos versos y cada uno con sus respectivo coro.

Las letras nos hablan sobre las diferencias e injusticias existentes entre ricos y pobres, así como el disgusto de Dios al ver lo que se ha convertido su mundo. Está canción también formó parte de las presentaciones del grupo, desde 1984 hasta 1986.




La fotografía que adorna la portada de The Works fue realizada en Los Angeles por George Hurrell (1904-1992), famoso por sus fotografías de estrellas del cine como Clark Gable, Greta Garbo y Bette Davis, entre muchos otros.

Una vez publicado el álbum, éste fue bastante exitoso tanto en Inglaterra como en el resto de Europa, pero no llegó a tener el éxito que esperaban en los Estados Unidos, atribuyéndose las bajas ventas en ese país al rechazo por parte del público con el vídeo de “I Want To Break Free”, en el cual los integrantes del grupo aparecen vestidos como mujeres, teoría discutible, ya que el conjunto inglés Culture Club (liderado por Boy George) tenía gran éxito en los Estados Unidos para esa época.

Para efectuar esta reseña consulté la información incluida en los libros “Queen – Complete Works” de Georg Purvis; “Queen – As It Began” por Jacky Gunn y Jim Jenkins; “Queen” por Phil Sutcliffe; “40 Years of Queen” por Harry Doherty; “Freddie Mercury” por Peter Freestone con David Evans; y las entrevistas incluidas en los vídeos “Queen – Greatest Video Hits 2” y “Queen – Days Of Our Lives”.

Rafael Coutinho


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Queen, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Música de Queen en España

Música de Queen en Estados Unidos

Artículo anteriorAnunciados los Nominados a los Premios MIN 2024
Artículo siguienteOranges and Lemons: la sofisticación pop de XTC