Inicio Archivo discografico Fourth: la orgánica y liberadora fuerza de Soft Machine

Fourth: la orgánica y liberadora fuerza de Soft Machine

252
Soft Machine Fourth

El 28 de febrero de 1971 la icónica  banda de Canterbury publicaba su primera obra enteramente instrumental y última de la era Wyatt 

Soft Machine
4 (Fourth)

CBS Records. 1971. Inglaterra

 
Hablar de la música de Soft Machine es referirse a una experiencia emancipadora y orgánica. Es hablar de una música llena de espacios, texturas  y ajena a las usuales restricciones desmotivadoras de esa máquina devoradora que frecuentemente es la industria discográfica.

Los Soft Machine emergieron a mediados de los 60 en Canterbury, Inglaterra, y casi sesenta años después siguen despertando el interés como un cuarteto conformado por el baterista John Marshall, el bajista Roy Babbignton, el guitarrista John Etheridge y el teclista y músico de vientos Theo Travis.

Precursores de la onda psicodélica que sacudía a las audiencias juveniles en aquellos días de furia donde sex, drugs and rock ´n´ roll eran parte consustancial de una fuerza sonora transformadora, Soft Machine emergía desde el fértil suelo canterburiano como una idea del baterista y vocalista Robert Wyatt, el organista Mike Ratledge y el bajista, vocalista y bajista Kevin Ayers (†), a quienes se les uniría un no menos creativo bajista llamado Hugh Hopper(†).

Adoptando el nombre de una novela del escritor Williams S. Burroughs, esta influyente agrupación del underground inglés es venerada por músicos del rock, el free jazz y el jazz fusion con una intensidad que roza la religiosidad.

Para octubre de 1970, tres meses después de publicar el brutal doble LP Third (1970), el saxofonista Elton Dean, de quien Sir Elton John adoptara su primer nombre, Mike Ratledge, Hugh Hopper y Robert Wyatt, hacían su entrada a los Olympic Studios de Londres para grabar casi 40 minutos de lo que sería el repertorio de siete temas que conforman 4 (Fourth) bajo la producción de Soft Machine.

El cuarteto añadiría a músicos de renombre en el circuito londinense como el ya mencionado Roy Babbington y los músicos de vientos Mark Charig, Nick Evans, Jimmy Hastings y Alan Skidmore.

“Teeth” inicia el repertorio de los tres instrumentales que conforman el lado A. En el tema participan Roy al bajo, Nick en el trombón, Jimmy en el clarinete bajo y Alan en el saxo marcando el camino al inicio con una melodía que poco a poco deja las formalidades a un lado.

Es free jazz a su máxima expresión. Mike, el compositor, da soporte con el piano eléctrico. Durante los 9:15 que dura la pieza encontramos frases que se repiten procurando una flexible estructura que por momentos nos hechiza con sus pendulares formas.

La pieza deja espacio suficiente para la organicidad, sobre todo al final, antes de abrirle espacio a “Kings and Queens”, un tema slow-tempo compuesto por Hopper, con Mark en la corneta y el acompañamiento de Wyatt, Mike y Hugh marcando los ciclos dentro de espacios amplios.

El set sigue con un tema de Dean llamado “Fletchers Blemish”, en el que el bajo fuzz  de Hugh se hace cómplice con el contrabajo de Roy.

Dean es despiadado en el momento más ensordecedor de esta confabulación sónica.

El lado B lo conforman cuatro segmentos o partes titulados “Virtually(Virtualmente), con una primera parte moderadamente controlada donde participan junto al cuarteto, Babbington, Charig y Evans.

Tras esos primeros cinco minutos se abre espacio “Virtually Part 2”, con la fuerza de los vientos y la batería de Wyatt llenando los complejos espacios que definen el concepto musical de Soft Machine.

Vale mencionar el trabajo de las teclas de Rattledge, quien a lo largo del álbum aporta elementos muy interesantes con los pianos eléctrico y acústico, y el órgano Lowrey (órgano electrónico).

El melodioso pasaje se disipa en “Virtually Part 3”, donde toman parte Roy, Jimmy y Alan Skidmore dando soporte a las extravagancias de Soft Machine con sinuosas frases. La delicadeza de Hopper nos pone a flotar junto a Mike en la última parte de esta suite. Dean poco a poco se va colando acompañado de un efecto wah-wah en los 3:23 que conforman la conclusión.

Merece la pena ver a aquella formación tocando una especie de medley que comienza con “Virtually”, para el famoso programa Beat Club de la televisión alemana.

Puedo pasar horas describiendo las interesantes y cautivadoras fases por las que pasa Soft Machine cuando deja al libre albedrío sus fascinantes composiciones, pero nada puede ser comparable a la experiencia de primera mano de estos músicos que en aquellos días asumían los mayores riesgos con sobrada pasión y vocación.

4 (Fourth) es una buena muestra de un concepto estético donde jazz y rock se funden con superlativa maestría. Uno que dio origen al Canterbury Scene.

Fue el último trabajo en el que participó el gran Robert Wyatt, algo descontento con la orientación que había tomado el grupo en el que su voz ya no contaba, formando al poco tiempo Matching Mole.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Soft Machine, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Productos de Soft Machine en España

Productos de Soft Machine en Estados Unidos