Inicio Archivo discografico In the Flat Field: la gran explosión gótica y siniestra de Bauhaus

In the Flat Field: la gran explosión gótica y siniestra de Bauhaus

132
Bauhaus In the Flat Field

El 3 de noviembre de 1980 fue publicado el álbum debut del cuarteto inglés Bauhaus, una de las obras más influyentes de la era post punk 

Bauhaus
In the Flat Field

4AD. 1980. Inglaterra

Preparen sus oídos para un viaje musical inspirador. En su breve tiempo de 38 minutos, se escanean muchas emociones y direcciones musicales diferentes. Se sorprenderán con la intensidad de las voces, la disonancia de la guitarra y las tendencias verdaderamente incómodas del bajo.

Es estrafalario, da miedo, es intenso, es el debut de ¡Bauhaus!, un viaje increíble por los callejones más negros de una ciudad desolada y olvidada que se derrumba bajo la brillantez de In the Flat Field.

El álbum comienza con “Double Dare”, la cual, sin perder el tiempo, presenta una línea de bajo vibrante impulsada por una batería potente y una voz increíblemente dramática.

Peter Murphy lleva su voz al límite en este álbum mostrando que tiene pocas restricciones en su voz, siempre empujando las canciones a las profundidades de la desesperación y la agonía con puro poder emocional. Es una pista fantástica para iniciar, que muestra solo una fracción de lo que la banda es capaz de hacer.

La letra adopta una postura de principios para sacar al oyente fuera del entumecimiento y la complacencia, mientras la música es como un puño con impacto desenfrenado. El aroma fúnebre sirve para realzar la postura abrasiva.

La percusión tribal de Kevin Haskins mantiene el impulso inexorable mientras los poderosos acordes de la guitarra de Daniel Ash se disparan a través de la mezcla para dar destellos de luz y complementar la potente entrega de Murphy y su memorable influjo lírico .

El álbum se calienta y los fantasmas comienzan a emerger de la pista título, “In The Flat Field”. Los riffs de guitarra aúllan y gritan en una de las melodías más aterradoras jamás grabadas, fragmentos de vidrio afilados como navajas de Daniel Ash, sustituyéndolos por acordes de guitarra que cortan venas, gritando como una banshee hasta que los oídos sangran, mientras que Peter Murphy grita el inolvidable coro: “I get bored/ I do get bored/in the Flat Field.”

El zumbido de los coros durante el estribillo realmente levanta el tema a la cúspide de lo sublime. Crujidos y chasquidos como una especie de exhibición miserable, ofrecen un enfoque increíblemente brutal del post punk más frío y tenebroso.

En “A God In An Alcove”, de nuevo, la guitarra de Ash y las hipnóticas líneas de bajo de David J, junto con una impresionante elevación de la voz de Murphy, son los elementos que destacan, permitiendo que Haskins respire una vez más.

Las voces están superpuestas y muy presentes a lo largo de la pista. A pesar de los intensos atributos de la canción, es increíblemente pegadiza.

Dive” mantiene un ambiente ligeramente positivo y divertido. La canción realmente recuerda a “Interzone” del disco debut Unknown Pleasure (1979) de Joy Division por el riff alegre y el tono bajo de la voz.

Ash agrega una desquiciada energía a los dos minutos y diez segundos con un increíble saxofón.

Cierra el lado A la más sosegada, aunque no por ello menos siniestra, “Spy In The Cab”, con su maníaca guitarra que rasga la carne, un teclado chirriante que florece, una austera base rítmica y Murphy quien canta en lugar de gritar.

Small Talk Stinksabre el lado B. El título lo dice todo. Aquí se puede escuchar a David J en la voz allanando el camino para que Peter Murphy suene fabuloso una vez más.

Esta es una canción arquetípica de Bauhaus, del tipo que separa al fan casual del hard die fan. El noise / skank inspirado en el dub indica una potencial influencia de P.I.L.

St. Vitus Dance” presenta una bizarra línea de bajo distorsionado que acompaña las poco ortodoxas letras en las que se hace referencia a máquinas y baile.

Posiblemente la parte más extraña de la canción sean las voces. Hacia el final, Peter simplemente chilla como un simio, llevando la canción hacia un estado de locura absoluta.

Otro gran clásico es “Stigmata Martyr” en la que Peter Murphy canta con suma angustia y la guitarra de Ash suena como fuera de este mundo, como si un grupo de pájaros dementes cantaran fuera de ritmo.

La pieza pinta una imagen vívida en la mente del oyente, apoyada en las líneas de bajo asesinas de David J que toman la iniciativa y resuenan increíblemente.

Nerves”, que comienza con las siniestras notas de piano, es la declaración final del álbum. Es una introducción terrorífica que prepara el escenario para el crescendo que sigue, con el patrón repetitivo de batería de Kevin flanqueado por fragmentos de guitarra, el incesante piano y la fabulosa interpretación vocal de Murphy.

El tema termina como comenzó…con una sola nota, con más de ese sonido de tambor de Haskins compensado por un piano plinky fuera de lugar.

La primera edición en formato CD que se hizo en 1988 incluyó, con acierto, los indispensables singles de aquella efímera pero definitiva etapa en 1980 con el sello 4AD, antes de mudarse a Beggars Banquet.

Son ellos “Dark Entries”, “Telegram Sam” (incendiaria versión de T.Rex / Marc Bolan) y “Terror Couple Kill Colonel”, así como los respectivos lados B: “Scopes”, “Untitled”, “Crowds” y la brutal versión del tema de John Cale, “Rosegarden Funeral of Sores”.

Este seminal álbum debut de los padrinos del gótico es una tormenta oscura y desordenada de amenazante ruido, actitud melancólica y fatalista, con una voluntad de hacer rock real, muy a diferencia de muchas otras bandas del género que se inspiraron en Bauhaus pero jamás se acercaron al gran paradigma que aun sigue siendo.

Atrax Morbid



¿Interesado en comprar éste u otro disco de Bauhaus, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

España

Productos de Bauhaus en España

Estados Unidos

Productos de Bauhaus en Estados Unidos