Inicio Archivo discografico Desire: el suspicaz anhelo de Bob Dylan

Desire: el suspicaz anhelo de Bob Dylan

97
Bob Dylan Desire

El 5 de enero de 1976 el genial cantautor sorprendía con uno de sus discos más participativos, coescrito por Jacques Levy, psicólogo clínico y director teatral

Bob Dylan
Desire

Columbia. 1976. EE UU 

 
Dar una mirada al pasado tiene sus encantos y desencantos. En el caso de la música de Bob Dylan es lo primero. Y como todo buen vino, mejora con cada vuelta al sol.

Si bien Bob siempre nos ha revuelto el alma y, más aún, el intelecto, dejando con mucha frecuencia profundas reflexiones, el Dylan de Desire se adentra en turbios caminos para compartir con Emmylou Harris, Ronee Blakley y un puñados de hermanos musicales, una poesía con aire de film d’noir y folk rock, entre otras cosas.

Este álbum tiene, además, gratas sorpresas en su temática, instrumentación y personajes musicales. El disco, por demás exitoso, es el primero de dos que publicaría el citado año, siendo el otro Hard Rain, y seguía justo un año después al emblemático Blood on the Tracks (1975)

Grabado en los meses de julio, agosto y octubre de 1975 y producido para Columbia Records por Don DeVito, Desire nos ofrece nueve temas bajo la ingeniería de Don Meehan y en los cuales Dylan es acompañado por la violinista Scarlet Rivera, quien además de esta participación es cómplice de las giras “Rolling Thunder Revue” que Dylan hiciera junto a Joan Baez, Roger McGuinn, Jack Elliot y Joni Mitchel entre otros.

El nombre es además el titulo del film de Martin Scorsese de 2019 sobre la vida de Dylan entre 1975 y 1976, mismo periodo de la mencionada gira. También le acompañan Rod Stoner en el bajo y voz, Vinnie Bell en el bouzouki, Howard Wyeth en la batería y piano, el acordeón y mandolina de Dominic Cortese, las congas de Luther Rix y el laureado y extraordinario “bluesman” Eric Clapton.

Desire nos recibe con la usual imagen de Bob Dylan en una toma de la fotógrafo Ruth Bernal y nos prepara para “Hurricane”, tal vez el más conocido tema del disco, en el que Dylan alza una voz de protesta sobre el juicio al boxeador de peso medio Rubin “Hurricane” Carter, acusado de triple asesinato en 1966.

En la fascinante historia nos canta Dylan: “Se oyen disparos en la noche del bar, llega Patty Valentine desde el salón de arriba, ve al camarero en un charco de sangre y grita ¡Dios mío, los han matado a todos…”

Inicia la guitarra acústica y el violín de Scarlet adornando la sangrienta escena. Rix da un toque latino con sus congas a esta fatídica historia donde escuchamos las voces de Blakley y Soles.

El segundo tema es “Isis”, una romántica historia sobre la lealtad al ser amado. “Me casé con Isis el cinco de mayo, pero no pude seguir con ella mucho tiempo, me corté el pelo y enseguida partí, hacia la tierra salvaje e ignota donde no podía meter la pata…

Dylan es el hombre tras el piano y Rivera repite con el violín.

El repertorio sigue con “Mozambique”, donde Dylan y Levy alternan estrofas de cuatro y cinco versos rimando primero con tercero, segundo con cuarto, etc…

“!Qué delicia pasear por Mozambique, dos semanas de amores y de vino, cada novia besando a su cacique, bajo ese firmamento azul marino

El repertorio continúa con “One More Cup of Coffee”, en la cual Dylan nos narra la historia de una chica de padres errantes.

“Qué dulce tu aliento, tus ojos son joyas celestes, tu espalda recta, tu cabello suave, sobre la almohada donde reposas…”

La melancólica pieza tiene como protagonista a Scarlet Rivera, quien nos hechiza de nuevo con su violín antes de cerrar el lado A con “Oh! Sister”  “!Oh, hermana! Cuando vengo a yacer en tus brazos, no debes tratarme como a un extraño, a nuestro Padre no le agradarían tus maneras y deberías advertir el peligro…”

Emmylou Harris es la voz femenina que escuchamos en esta pieza

Comenzando el lado B, Dylan nos subyuga con “Joey”, la más extensa del disco en la que Dylan, en poco más de once minutos, nos sumerge en el mundo de la mafia con esta composición sobre el gangster Joey Gallo, criminal de la familia Colombo, que Dylan acá endulza presentándolo como un mafioso con cierta moral.

Cortese acompaña con su acordeón y mandolina a Dylan en esta oda criminal.

Romance in Durango” nos da la oportunidad de escuchar a Clapton. Acá Dylan relata la historia de un criminal y su amante quienes huyen hacia México.

Dylan nos canta: “Chiles picantes al sol abrasador, polvo en mi rostro y en mi capa, yo y Magdalena a la fuga, creo que esta vez escaparemos”

En “Black Diamond Bay” Dylan da un brusco giro para cantarnos sobre un desastre natural que destruye a una pequeña isla: “Allí en la blanca veranda, lleva una corbata y un sombrero panamá, su pasaporte muestra una cara de otro tiempo y otro lugar…”

Culmina el álbum con el tema “Sara”, la declaración de amor de Dylan a su esposa. Nos dice el natural de Duluth, Minessota, en sus versos: “Sara, Sara, dulce ángel virginal, amor de mi vida, joya radiante mística esposa…”

Una de las pocas canciones que revelan la privacidad del cantautor.

Ocupando el sitial de honor en varios de los medios especializados como Billboard y NME, Desire es una de las obras cumbres de Dylan.

Vayamos a aquellos 70 para revivir esta décimo séptima joya discográfica y obra maestra del country folk rock del legendario norteño.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Bob Dylan, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

España

Productos de Bob Dylan en España

Estados Unidos

Productos de Bob Dylan en Estados Unidos