Inicio Archivo discografico Bob Dylan & The Band antes de la inundación

Bob Dylan & The Band antes de la inundación

1147
Bob Dylan

El primer álbum que recoge a Dylan en directo se publicó el 9 de abril de 1974, una gira cargada de electricidad y emblemáticas canciones

Bob Dylan & The Band
Before the Flood

Asylum Records. 1974. EE UU/Canada

El eterno y controversial compositor de Duluth, Minnesota y The Band, la agrupación liderada por Robbie Robertson, se embarcaron en 1974 en un tour que incluyó el Madison Square Garden, el Seattle Center Coliseum, el Alameda County Coliseum y el Forum de Los Angeles en Inglewood, California, del cual fueron hechas las grabaciones para Before The Flood, nuestro disco cumpleañero.

Si bien esa asociación había ya grabado Planet Waves el mismo año y se había producido en 1967 (grabaciones que se publicaron en 1975 como The Basement Tapes), ningún tema de ese repertorio se vio representado en este magnífico trabajo discográfico cuyo título alude al hecho de que este doble disco llegaba al mercado justo antes de que éste fuera “inundado” por una avasallante ola de grabaciones “piratas”.

Otra anécdota más complaciente narra la influencia del escritor judío Sholem Asch en Dylan con la novela “Farn Mabul”, de la cual dicen algunos, deriva el nombre del álbum. Cualquiera sea el caso, la obra es un clásico del catalogo de Dylan quien todavía irritaba a algunos de sus fans al incorporar instrumentos eléctricos a sus composiciones.




La obra, distribuida en cuatro lados con Bob Dylan y La Banda en los lados uno y cuatro, inicia con “Most Likely You Go Your Way (And I’ll Go Mine)” (Casi seguro tú sigues tu camino (y yo el mío)) del álbum Blonde on Blonde de 1966.

“Dices que me amas, y que piensas en mí, pero sabes que puedes estar equivocada, dices que me dijiste que querías abrazarme, pero sabes que no eres así de fuerte, no puedes hacer lo que antes yo hacía”. L

e siguen a este tema una serie de composiciones clásicas de Dylan como “Lay Lady Lay” y “Knockin’ On Heaven’s Door”. El primer lado culmina con un tema de Highway 61 Revisited (1965) titulado “Ballad of  a Thin Man” (Balada del flaco).

Un enigmático Mr. Jones que emerge como personaje de esta canción donde Dylan nos relata: “Entras en la habitación con un lápiz en tu mano, ves a alguien desnudo y te preguntas ¿Quién es ese hombre? Lo intentas pero no comprendes lo que dirás cuando llegues a casa porque algo está pasando aquí pero tú no sabes que es ¿o sí Mr. Jones? Se siente un rasgo autobiográfico en la historia.

The Band con Dylan en voz, guitarras, armónica y piano, estaba conformada por Robertson en la guitarra eléctrica y voces, las teclas de Garth Hudson, Levon Helm en la batería y voz, Richard Manuel también en las teclas y Rick Danko en el bajo y voz.




Esencialmente la banda es un vehículo de soporte para la música y letras de Dylan quien ya había comenzado a experimentar más allá de las fronteras del folk tradicional. El trovador poco a poco comenzaba una importante transformación que no fue del todo aceptada por sus seguidores y la crítica, al menos al inicio. La historia le haría justicia.

Bob Dylan and The BandEl álbum continúa con “Up On Cripple Creek”, “I Shall Be Released”, “Endless Highway”, “The Night They Drove Old Dixie Down” y “Stage Fright”. Todas, exceptuando la segunda, fueron compuestas por Robbie Robertson a quien apreciamos en la grabación.

Robertson también participó en la mitad de los temas que conforman el tercer lado de Before The Flood. En ese lado destaca la emblemática “Just Like A Woman” también de Blonde On Blonde.

Dylan no se revela y tan sólo sugiere o nos da pistas para entender su poesía pero nos deja en ascuas sobre el personaje de este tema. “Nadie siente dolor esta noche, mientras estoy bajo la lluvia, todos saben que ella viste ropas nuevas pero últimamente sólo veo sus lazos…”.

Algunos especulan que se trata de la actriz Edie Sedgwick. Otros dos emblemáticos temas de Dylan forman parte de esta primera cara del segudo LP: “Don’t Think Twice, It’s All Right” y el irónico “It’s Allright Ma (I’m Only Bleeding)”.

Los tres últimos son parte del repertorio de The Band, “The Shape I’m In”, “When You Awake” y el clasicazo “The Weight”, en el que Robertson nos relata: “Recogí mi bolso, busqué donde esconderme cuando vi a Carmen y el Diablo juntos caminar”.

El último lado de este excelente álbum doble cuya ingeniería estuvo en las manos de Phil Ramone (†) pareciera una especie de “greatest hits”. Inicia con una interesante versión de “All Along The Watchtower”, donde destaca un discreto intro de la eléctrica y luego el órgano.




Dylan se siente apresurado, tal vez por el furor de la experiencia en vivo. Luego es “Highway 61 Revisited” con un inicio muy diferente y un Dylan más abrasivo. Le sigue la emotiva “Like A Rolling Stone” donde Dylan nos pregunta si “sabemos qué se siente ser una piedra errante”.

Tras la prolongada ovación del público, el álbum cierra con la canción de protesta “Blowin’ in the Wind”. En la cual Robbie y Bob nos reiteran que las respuestas yacen “soplando en el viento”.

Destaca acá la guitarra de Robertson y el teclado de Hudson. Esta obra sin dudas representa un total abandono del sonido puramente acústico que Dylan tenía en sus inicios.

Pese a un importante número de opiniones encontradas que incluso no consideran este álbum como esencial en la extensa discografía de Bob Dylan, yo mantengo mi postura de si tenerlo como una obra importante.

Si bien Dylan no lograba satisfacer su ego con la palabra energía, llevándola al sucio terreno de lo reductible, bajo mi óptica es comprensible que se sienta en la grabación una ineludible euforia bañada de electricidad y nuevas texturas.

Sí concuerdo con algunos que no sienten una sólida cohesión entre Dylan y The Band, pero hay que recordar que eran días de atrevimientos. Había mucha experimentación en todas direcciones. Atrás quedaban otras luchas, otras ideas.

Pronto sería el punk el que saturaría el mercado. Resultado de un hartazgo contextual y conceptual. Yo creo que, después de todo, estar flotando en ese débil terreno de lo subjetivo nos impide un poco darnos una oportunidad de disfrutar un momento en la historia donde todo era más orgánico.

Estar entre los diez primeros, siendo el primer álbum en directo de un músico con olor a pino y montaña, es en sí todo un logro.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Bob Dylan, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Productos de Bob Dylan en España

Productos de Bob Dylan en Estados Unidos