Inicio Archivo discografico Roadwork: el descarnado álbum de Edgar Winter’s White Trash

Roadwork: el descarnado álbum de Edgar Winter’s White Trash

Edgar Winter White Trash

Se cumplen 50 años de este histórico doble álbum grabado en vivo, quw recoge parte de tres shows de altísimo voltaje donde coexisten el góspel, el blues, el rock, el funk y el r&b 

Edgar Winter’s White Trash
Roadwork

Epic. 1972. EE.UU

 
Muchos de nosotros, lo que ya pasamos el medio siglo, recordamos a los hermanos Johnny Wintery Edgar Winter por una música de alta vibración y una escena cargada, esencialmente, de blues y rock.

Muy a nuestro pesar, Johnny nos dejó en 2014. Edgar parece continuar activo aunque su disco de más reciente data es de 2008 y se titula Rebel Road.

En esta ocasión que nos ocupa, el multi instrumentista albino, recordado por “Frankestein” y “Free Ride”, entre otros temas, ha reunido a una decena de músicos para plasmar diez temas a lo largo de poco más de una hora.

La experiencia fue registrada para la posteridad en tres relevantes recintos durante 1971: el Apollo Theater y Academy of Music de New York City, y el legendario Whisky a Go Go de Los Angeles. 

Con Peter Weiss tras la consola y Rick Derringer como productor, Edgar nos recibe diciendo “aquí un poco de gospel para comenzar, pueden ayudarnos con las manos”. Se trata de la composición “Save The Planet” de Edgar Winter y Jerry LaCroix.




En este primer tema resaltan el saxo alto de Edgar y las trompetas de Marshall Cyr, Tilly Lawrence, Mike McClellan y la histriónica interpretación de Rick Derringer y las voces de Smith, Edgar y Jerry.

La pieza es un explosivo comienzo lleno de versos matizados y una entrega espiritual como pocas. El blanco desperdicio de Edgar Winter nos alerta de tiempos apocalípticos en este primer tema.

El bajista Randy Hobbs† (The McCoys) y el baterista Bobby Ramírez, redondean el cuadro.

La segunda pieza es un rock and roll llamado “Jive, Jive, Jive”

Con presencia total de los vientos es, sin duda, el punto central de esta segunda composición de Jerry y Edgar, cuyo título alude a una vocablo usado por los negros angloparlantes para expresar que algo es “puro bla bla bla”.

El solo de saxo de Winter es abrumador y las trompetas tras cada verso nos dejan boquiabiertos.




Se abre espacio a continuación un tema de Otis Redding†, El Rey del Soul, llamado “I Can’t Turn You Loose”, un clásico que tal vez muchos recuerden por el excelente filme de 1980 The Blues Brothers, una comedia protagonizada por John Belushi† y Dan Akroyd con magistrales participaciones de James Brown†, Aretha Franklin†, Ray Charles†, y otros.

La movida y alegre pieza da pleno espacio a los metales para que Rick nos hable del amor. “I Need Your Lovin’” nos dice el cantante.

La velada sigue con un rock and roll de Derringer llamado “Still Alive And Well” donde un explosivo Jon Smith hace sentir su saxo y Rick nos hace saber de su talento como guitarrista.

El punto medio de este excelente disco es un tema de Chuck Berry† titulado “Back in U.S.A.”, buen momento para que Rick anime a la audiencia pidiendo dar palmadas, dejando la guitarra con pleno espacio para solear. Hoobs también se hace sentir para dar peso junto a las trompetas.

Sigue el set con un tema de Derringer llamado “Rock & Roll, Hoochie Koo” y que tiene como invitado especial en voz y guitarra al gran Johnny Winter† quien nos dice: “No pude dejar de moverme / cuando noté por primera vez / que era una cálida noche de primavera en el viejo ayuntamiento / que había una banda llamada The Jokers / que estaban por terminar  / ¿no sabes que nunca perderé ese sonido funky?”.




El séptimo surco es el clásico “Tobacco Road” de John D. Loudermilk que tal vez tiene en esta versión, la más recordada de la historia. Con una duración de poco más de 17 minutos, sólo te puedo decir que escuches a uno de los momentos más encumbrados, memorables y descarnados de la historia del rock con un Edgar dando rienda suelta a todos sus demonios.

“Cool” nos acerca al final del disco con un poco de funk tras la presentación del anunciante del Apollo Theater. Como es de suponer en un tema de esa corriente, los vientos y la entrecortada guitarra tienen un rol relevante aunque acá el solo de saxo de Edgar es, como decimos en el argot, ¡“brutal”!

Acto seguido es un tema de Stevie Wonder y Syreeta Wright que lleva por nombre “Do Yourself a Favor” y en parte de sus versos nos dice: “Botadero aislado / dejando salir la basura / alimentándose a través del corazón de la vida / dulce fragancia irritante / la muerte aguarda en un habitación estatal / ve tras tu propio orgullo”

Un poco más de funk desde el mismo inicio con Rick y los metales antes de cerrar el repertorio con  el tema de Deadric Malone y Joe Scott, “Turn On Your Lovelight” con una sección rítmica provocadora, el brillo de los metales y un solo de batería por todo lo alto donde Edgar y compañía nos piden que “encendamos nuestra luz de amor”.

La descarga es arrolladora.




Roadwork, literal e idiomáticamente hablando, no tiene puntos bajos. Es, desde el primer tema hasta el último, un vertedero de adrenalina, un panal de variadas emociones siempre por encima de lo esperado.

He de insistir en “Tobacco Road” porque no sólo la versión de Edgar se convirtió en el hit de Entrance, su primer disco en estudio, interpretada en 4’10” pero extendida como ya te dije a 17 minutos.

El resto es una fascinante historia llena de anécdotas.

Este álbum histórico, lanzado como doble LP, representa el segundo de tres grabados por esta estupenda banda y es, sin duda, un clásico por los cuatro costados.

Así que giremos nuestra máquina del tiempo a 1972 y disfrutemos de ¡Roadwork!

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Edgar Winter, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias