Inicio Archivo discografico The Black-Man’s Burdon: gran última obra de Eric Burdon con War

The Black-Man’s Burdon: gran última obra de Eric Burdon con War

417
Eric Burdon and War

En diciembre de 1970 el cantante inglés y la banda americana publicaron el doble álbum que sería la última de sus colaboraciones

Eric Burdon and War
The Black-Man’s Burdon

MGM. 1970. EE UU

 
El cantante, compositor y actor inglés, pieza fundamental de la llamada “First British Invasión” (Primera Invasión Británica), es recordado no sólo por su potente voz barítono sino por sus desbordadas puestas escénicas y su participación en dos  legendarias bandas: The Animals y la banda funk War.

Esta última, es el motivo del habitual festejo de nuestra serie de álbumes clásicos de la música no académica y que hemos venido haciendo desde hace algún tiempo. Hoy es el turno de una obra emblemática por ser, entre otras cosas, la última grabación de Eric Burdon con la banda War, antes de iniciar una carrera en solitario, pero además por un atractivo repertorio que incluye piezas atemporales que son verdaderos clásicos de los géneros mencionados.

Hoy, cuando el cantante está por convertirse en octogenario (mayo 11 de 2021) compartimos nuestras impresiones sobre este álbum doble Eric y sus muchachos grabaron en Wally Heider Studios de San Francisco, California, Estados Unidos, y que publicaran antes de cerrar el primer año de una añorada época.

The Black-Man’s Burdon fue producido para MGM Records por el conocido Jerry Goldstein, figura esencial de la industria discográfica asociada a bandas como The Strangeloves, The McCoys, Sly Stone, Blood, Sweat & Tears.

El llamativo repertorio abarca unos noventa minutos distribuidos en dos discos de vinilo que vienen envueltos en una portada que nos muestra la silueta de un hombre con un fondo anaranjado.

El provocador título es la respuesta de la banda a un poema del recordado periodista y cuentista inglés de origen indio Rudyard Kipling, quien en 1899 publicó la obra titulada The White Man’s Burden (La carga del hombre blanco), pieza literaria sobre el imperialismo occidental, incluyendo el tema de la esclavitud.

La respuesta a esa obra es nuestro celebrado disco cuyo enfoque es, en esencia, la esclavitud.

Abre el repertorio con una suerte de suite de trece minutos y medio conformada por un mosaico de siete partes con el inspirador título “Paint It Black” que incluye los temas: “Black on Black in Black”, “Paint It Black”, una breve “Laurel & Hardy”, “Píntelo Negro II”,  “P.C. 3”, “Black Bird” y “Paint It Black III”.

Las partes 2,4 y 7 son una variación del emblemático tema de Keith Richards y Mick Jagger, publicado como single por The Rolling Stones en 1966.

Inicialmente escuchamos las congas de “Papa” Dee Allen y gradualmente el resto de los instrumentos. El organista Lonnie Jordan nos demuestra sus talentos y Burdon es un acróbata vocal en esta primera parte de la suite.

La armónica de Lee Oskar y la flauta de Charles Miller tienen junto a la percusión de Allen un rol protagónico en esta controlada descarga en la que Harold Brown destaca ampliamente con un descomunal solo de batería.

Las interesantes variaciones del tema de Jagger-Richards tienen el especial aditivo de la teatral vocalización de Burdon, quien está considerado entre los sesenta vocalistas más importantes del rock. 

Cierra el primer lado del  LP con el tema “Spirit” donde Eric nos canta: “Te he estado observando durante mucho tiempo, no puedo perder tu recuerdo, nena… Estás siempre en mi mente, rasgando mi día, nena… los fines de semana también, como puedo no recordarte si estás en cada rincón que veo”

La moderada pieza nos ofrece un excelente solo de saxo alto en manos de Charles Miller. Acá, la letra se enfoca más en una relación personal que en una narrativa social.

El segundo lado comienza con “Beautiful New Born Child” compuesta por War y el productor.

“!Oh, sí! Mi gente ha cometido crímenes horribles y en mi proceso de liberación he heredado un doloroso legado, he creado un feo niño para que lo adoptes y que tu has acogido en tu seno, acoges al loco, el moribundo y feo, sólo porque es una parte de ti sobre la que temes hablar”, son algunos de los versos de este tipo de “lamento” que Burdon nos canta junto a Sharon Scott y The Beautiful New Born Children of Southern California.

El ostinato ritmo es el soporte ideal de esta mordaz letra.

El set sigue con la versión del clásico de The Moody Blues“Night In White Satin”, escrita por Justin Hayward donde la universalmente conocida melodía es interpretada por Burdon con agónico temperamento.

Frases de Miller se cuelan entre los versos pronunciados por Eric. La versión, aunque no tiene la dulzura de la original, refleja el espectral ánimo que Burdon y War le inyectan.

Esta primera versión repite para cerrar el primer vinilo, y entre ambas revisiones nos interpretan “The Bird and the Squirrel”, “Nuts, Seeds and Life” y “Out of Nowhere”

En la primera Oskar y Miller nos ofrecen un poco de jazz y blues en un instrumental de delicados y llamativos matices. Me atrevo a decir que Ian Anderson hubiera querido estar aquí.

En la segunda, el bajista B.B. Dickerson tiene la oportunidad de demostrarnos su grandeza a lo largo de los cuatro minutos de este también instrumental trance. Percusión y bajo nos hechizan para luego dejarnos con “Out of Nowhere”, donde Brown nos atrapa y donde nos sentimos prisioneros de los versos hablados de Burdon“Quién es el payaso, quién el tonto quién es el culpable, quien el último en el juego…”

Armónica, saxo, el lineal bajo y el contenido de esta canción, refleja el interés del autor en hacernos entender que “hay tiempo para todo”. Burdon pareciera hacer reflexiones bíblicas antes de cerrar con esas “noches en blanco satén”,  ahora recortada a tres minutos.

“Sun/Moon” nos da un poco de blues abriendo el lado A del disco dos. El órgano es parte central de esta amorosa canción de 10 minutos donde Burdon dice que aquello que lo separaba ahora lo une.

“Pretty Colors” ofrece un poco de jazz y delicados matices llevados al plano amoroso, aunque no del todo. Se siente un cierto aire latino que nos atrae sin esfuerzos.

Una más contundente  “Gun” ocupa los siguientes seis minutos en los que Burdon y War insisten en que depongamos las armas “Arroja tu distorsionada vida (paranoia, esquizofrenia)”

La ondulada rítmica se conjuga con un envidiable juego vocal. Piano y armónica también encuentran espacio antes de escuchar la pandereta que marca el inicio de “Jimbo” para cerrar el tercer lado.

Los últimos tres temas ocupan el lado B del disco 2. Son “Bare Back Ride”, “Home Cookin” y “They Cant Take Away Our Music”.

En el movido blues que escuchamos en la primera, nos cautivan Jordan, Oskar y Miller. La rítmica pieza nos ofrece un buen solo de saxo en manos de Miller con Lee haciendo lo mismo en la armónica.

La sencilla letra narra un poco la invitación de un hombre a su mujer a dar un paseo, al menos en apariencia pero pareciera, por algunos de sus versos, expresar un poco rasgos de la cultura occidental, “quiero montar al estilo occidental”.

Jordan inicia la segunda pieza con Eric Burdon en parte diciendo: “Me uní a la naval a los diecisiete, había muchos lugares donde no había estado, tuve un sueño sobre una japonesita y no fue sino hasta dar la vuelta al mundo, sabes, extraño a las atractivas mujeres de mi pueblo”.

La última canción es el único sencillo del doble disco y fue escrita por War y Jerry Goldstein. En ella Howard Scott y sus muchachos repiten junto a  Burdon quienes con sus influencias “góspel” dan sentido a este gran tema.

“Hay algo de lo que estoy seguro, orgulloso y es tan puro… y viene desde lo más profundo, no tiene piel ni cabello, y mientras viajamos lejos y cerca, te traemos el mundo para que lo escuchas”

Burdon nos recuerda que “Ellos No Pueden Arrebatarnos Nuestra Música”

Junto al debut, Eric Burdon declares War, publicado a comienzos de aquel año 1970, este segundo álbum conforma una escueta pero sumamente atractiva e influyente discografía realizada por dos fabulosos entes creativos.

Eric Burdon