Inicio Ahi estuvimos La sensible e introspectiva canción folk de James Yorkston

La sensible e introspectiva canción folk de James Yorkston

130
James Yorkston

El magnífico cantauror y guitarrista escocés, acompañado del gran contrabajista inglés Jon Thorne, ofrendo hora y media de su sensible cancionero folk

James Yorkston
FIAS 2020
Concierto en Teatros del Canal, Madrid

(Febrero 29, 2020)

Dos parales con sus micros, dos pequeños monitores y círculos cenitales de luz para cada uno en medio del amplio escenario de la Sala Negra de Teatros del Canal, fue la austera y minimalista puesta en escena que nos recibió.

Era el escenario tal como cabía esperar para que el cantautor y guitarrista escocés desgranara su sensible cancionero, acompañado del fantástico contrabajista inglés Jon Thorne.

Yorkston y Thorne ya se habían presentado en la edición del Festival Internacional de Arte Sacro 2018 junto al músico indio Suhail Yusuf Khan, resultando en un memorable concierto.

Aunque el trío acaba de publicar un nuevo disco, esta ocasión fue anunciada para la presentación del reciente disco como solista de Yorkston, The Route to Harmonium (Domino, 2019), parte de nuestra lista Los 100 mejores discos internacionales de 2019. En la práctica, sin embargo, no resultó ser así, lo que para nada afectó el resultado.

James Yorkston James YorkstonEl catálogo de canciones sensibles de Yorkston

La primera parte del concierto, en medio de un silencio absoluto, sirvió para introducirnos en la atmósfera personal e íntima que destila el músico escocés, comenzando con con la canción folk tradicional “Martinmas Time”, parte del álbum Folk Songs (2009) junto a Big Eyes Family Players. El tema fue dividido en dos partes, la primera cantada acapella de forma maravillosa y la segunda con la guitarra y el contrabajo.

Sin pausa comenzó la revisión del disco nuevo con “The Village I Known My Entire Life”, trabajo grabado en la soledad de su estudio ubicado en Cellardyke, pequeño pueblo pesquero en la costa escocesa, el cual sirve a su vez como almacén de su colección de instrumentos antiguos, entre ellos está el nyckelharpa (arpa sueca) que vimos en el concierto de hace dos años.

El programa anunciado quedó rápidamente atrás ya que la siguiente pieza fue “Red Fox”, del anterior disco The Cellardyke Recording and Wassailing Society (2014).

Tras esos primeros 16 minutos continuos, la primera pausa nos permitió aplaudir y a él agradecer escuetamente. Solo tardaría una canción más para comenzar con sus simpáticos monólogos, bromeando con la condición de inglés de Jon, diciendo que su país (Escocia) era parte de Europa.

El tema Brexit inevitablemente se hizo presente y nos quedó claro el desacuerdo de ambos con la separación de Gran Bretaña.

Little Musgrave” -otro tema tradicional- precedió a la maravillosa “The Blues You Sang”, del repertorio de Yorkston ♥ Thorne ♥ Khan, que fue precedida por la anécdota de la fantasmal niña en vestido de comunión que se le apareció en la noche en el apartamento donde se quedaron en Madrid.

Para ese momento ya habíamos cerciorado que el setlist estaría compuesto por una selección de temas de su trayectoria, esa que lo emparenta con grandes del folk británico como Marthy Carry, Nick Drake, Roy Harper, John Martyn, Nic Jones, Bert Jansch y otros más recientes como Adrian Crowley, King Creosote o Alasdair Roberts.

Yorkston es, además de un gran compositor, un magnífico guitarrista y lo demostró durante todo el show con sus cristalinos arpegios que sonaron a gloria, potenciados por ese contrabajo elegante, sobrio y preciso de Thorne, que nos impresionó por vez primera en el primer disco del dúo electrónico Lamb hace casi 25 años.

James Yorkston James Yorkston“Se suponía que ahora debía tocar el nyckelharper pero viajé en EasyJet y llegó roto. Está en el apartamento con la chica. Para ustedes es mejor, porque no lo toco bien. A nadie le gusta como lo toco, dice mi padre”, dijo con buen humor y la complicidad del público.

James siguió regalándonos canciones de fina sensibilidad como “I Awoke” y “Steady As She Goes” (ambas del disco The Year of the Leopard, 2006). Sobre la segunda mencionó que por tener el mismo nombre que una canción de The White Stripes le depositaron erróneamente mucho dinero.

“Esta es mi favorita entre mis canciones. Tiene que ver con el pub donde iba a beber y donde conocí a una chica muy linda”, fueron sus palabras para presentar “Thinking About Kat” , otra del álbum The Cellardyke Recording and Wassailing Society, que produjo Alexis Taylor de Hot Chip.

Finalmente volvió a The Route to the Harmonium con “My Mouth ain´t no Bibble”, probablemente el tema más intenso del disco y que James vocaliza a manera de crónica, recordando a Gerard Langley con The Blue Aeroplanes. Sirvió también para que Thorne se luzca.

James Yorkston James YorkstonSin intención de parar, preguntó la hora y dio los agradecimientos pertinentes al Festival, al ingeniero de sonido, y al que prestó el contrabajo a Jon. Luego de ello dedicó la muy emotiva “Broken Wave (A Blues for Doogie)” al bajista Doogie Paul de su antigua banda The Athletes, fallecido de cáncer.

Al momento de despedirse insistió de nuevo con el Brexit: “Queremos pertenecer a Europa. No piensen que somos unos malditos idiotas”, y los aplausos no se hicieron esperar.

Y nos hicieron un último regalo, la estupenda “Fellow Man”, dejándonos con 90 generosos minutos de canciones verdaderas y honestas, que exploran la naturaleza humana con especial sensibilidad y buen gusto.

Juan Carlos Ballesta (texto y fotos)