Inicio Archivo discografico Imaginary Voyage: la imaginativa travesía de Jean-Luc Ponty

Imaginary Voyage: la imaginativa travesía de Jean-Luc Ponty

Jean-Luc Ponty Imaginary Voyage

El 4 de noviembre de 1976, el afamado violinista francés ponía en nuestros oídos una fantástica, atractiva y colorida obra que afianzaba su identidad musical

Jean-Luc Ponty
Imaginary Voyage

Atlantic Records. 1976. EE UU

 
Jean-Luc Ponty es una de las piedras angulares del jazz francés. El pequeño violinista fue, junto a Didier Lockwood† (Magma) y Stéphan Grappelli†, uno de los más representativos jazzistas de las décadas de los 70 y 80 alrededor del mundo.

Inyectándole a su estilo y composiciones una buena dosis de electricidad, el músico galo logró cautivar a las masas juveniles sedientas de nuevas fórmulas y llenas de un relativo virtuosismo. Imaginary Voyage es un álbum referencial, tanto del artista como del género.

Con unas quince predecesoras placas discográficas que incluyen King Kong: Jean-Luc Ponty Plays the Music of Frank Zappa (1970) genio musical con quien además tuvo el honor de tocar y grabar, Upon de Wings of Music (1975) y el superlativo Aurora (1976), la música de Ponty se iba convirtiendo en materia imprescindible para los cultores del género.

Entre julio y agosto de 1976, Ponty hacía su entrada a los Kendun Studios de Burbank, California, para producir y grabar un repertorio de seis composiciones desplegadas a lo largo de 38 minutos.




Estuvo acompañado de cuatro espléndidos músicos que incluyen al extraordinario guitarrista Daryl Stuermer (Genesis, Phil Collins), al teclista australiano Allan Zavod† y una envidiable sección rítmica conformada por los fantásticos Tom Fowler (The Mothers of Invention, Ray Charles) y Mark Craney†, bajo y batería/percusión, respectivamente.

Este celebrado álbum, inicia por todo lo alto con el tema “New Country”, un hermoso y movido instrumental, como el resto del disco, en el que Stuermer y Ponty tejen un entramado diálogo entorno al tema central de aroma country.

Luego el francés matiza con una suave y melodiosa “The Gardens of Babylon”, con Fowler exhibiendo su “slap”.

La pieza es, en parte, una variación en tempo de la anterior. Zavod nos hechiza con un excelente solo de piano para luego cederle los honores al guitarrista nativo de Milwakee, Wisconsin.

Ponty sirve de puente pero también procura espacios para deleitarnos con su sentido lenguaje melódico.

“Wandering on the Milky Way” son casi dos minutos a lo largo de los cuales el violinista francés le abre espacio a la experimentación con este onírico momento que tiene en el violín y sus diversos efectos, al único protagonista.

El músico juega con el eco y la reverberación invitándonos a ser cómplices de su osada travesía ante de dejarnos con «Once Upon a Dream», un tema de espíritu plácido con un excelente solo de sintetizador.




Luego Jean-Luc nos regala un poco de funk rock en “Tarantula”, en la cual Zavod  irrumpe con el piano eléctrico pero únicamente como soporte del estupendo solo de Jean-Luc.

El tema también incluye un poco de funk y otro superlativo solo de Daryl Stuermer que nos convence por que Phil Collins lo escogió para sus andanzas a solas y con Genesis.

El plato fuerte de esta obra es la suite de cuatro partes que da título a este excelente disco. La obra se desarrolla a lo largo de casi veinte minutos, tiempo suficiente para apreciar un poco de progrock en sus primeros dos minutos y medio.

Vertiginosa y altamente atractiva por sus cambios, esta primera parte que nos sorprende con un sacro inicio en manos de Allan, pronto se abre espacio para una segunda parte con una cautivadora melodía a mid-tempo con Ponty guiando el camino.

Zavod toma la antorcha con el sintetizador, manteniendo la tensión necesaria para sostener una equilibrada ejecución.

“Imaginary Voyage III” nos presenta a Ponty desarrollando su lenguaje melódico acompañado por esta super banda.




Nos muestra nuevamente el talento de alto calibre con los magníficos solos de Daryl, Jean-Luc y Allan para finalmente desvanecerse en una espacial y etérea “Imaginary Voyage IV”, la más extensa de la magnifica suite.

Son ocho minutos en un “Tour D’force” con el piano eléctrico de Allan como soporte a otro encumbrado solo de Daryl. En su punto medio la banda nos lleva al borde de lo desconocido, aunque uno intuye que el capitán de este barco nos prepara para un extenso solo con un final apoteósico con Allan teniendo la última palabra.

Excelente e imprescindible disco, sin duda.

Jean-Luc Ponty grabaría una seguidilla de magnificas obras discográficas a partir de este disco que durante más de una década produjo auspiciosas composiciones en álbumes como Enigmatic Oceans (1977), Cosmic Messenger (1978), A Taste For Passion (1979), Civilized Evil (1980), Mystical Adventures (1982), Fables (1985) y una grandilocuente colaboración con Al Di Meola y Stanley Clarke llamada Rite of Strings (1995).

En 2015 Jean-Luc Ponty hizo alianza con la celestial voz de Jon Anderson en un álbum que dejó sentimiento encontrados llamado Better Late Than Never. Otra historia para contar. 

Por ahora, demos marcha atrás y disfrutemos nuestro “Viaje Imaginario”, obra que tiene un estupendo precedente en el disco Aurora (1976) y en el cual ya Fowler y Stuermer habían participado.

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Jean-Luc Ponty, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Música de Jean-Luc Ponty en España

Musica de Jean-Luc Ponty en Estados Unidos