Inicio Ahi estuvimos La fría noche de La Bien Querida y Melenas en Tomavistas Extra

La fría noche de La Bien Querida y Melenas en Tomavistas Extra

229
La Bien Querida Tomavistas Extra
Foto: Óscar Ribas Torres

La tercera jornada del Festival Tomavistas Extra se saldó con una noche protagonizada por mujeres, destacando La Bien Querida  

La Bien Querida + Melenas
Tomavistas Extra
Concierto en Parque Enrique Tierno Galván, Madrid

(Mayo 23, 2021)

La tarde del domingo, fue lluviosa y fría, distinta a la de los días previos. La circunstancia retrasó el cronograma y por tanto la logística sufrió. Nada ha sido fácil para los productores del Tomavistas. El damnificado directo fue División Sonora, el grupo de DJs designado para animar la noche.

Hora y media después de lo previsto el público pudo entrar al anfiteatro del Parque Tierno Galván, dispuesto con pequeñas mesas para grupos reducidos, separadas lo suficiente entre sí. A pesar de las circunstancias, el ambiente fue bastante agradable. Los servicios de bebidas y comida debían hacerse accediendo a través de un código QR.

Con el sol del atardecer directo al público, el cuarteto de Pamplona, Melenas, tocó parte de su set. Durante los primeros minutos en el escenario veíamos cuatro siluetas. Eran las de Oihana (guitarra, teclados, voz principal), Leire (bajo, voz), María (teclados) y Lauri (batería), cuatro mujeres que han decidido adentrarse en terrenos del garage rock, jangle pop y la psicodelia indie.

El set estuvo conformado principalmente por el material de su reciente disco Días Raros (incluido en nuestro resumen Los 50 mejores discos españoles de 2020), un trabajo que nos enganchó por el inteligente manejo instrumental con referencias a Stereolab, Yo La Tengo, Felt, Neu! y Spacemen 3, entre otros.

Así, sonaron “Primer tiempo”, “No puedo pensar”, “29 grados”, “Los alemanes”, “3 segundos”, “El tiempo ha pasado” y una buena versión de “Eisbear” de Grauzone, canciones que en disco suenan adictivas y que en vivo sonaron menos acabadas.

La presentación, siendo sinceros, no atrapó al público como se esperaba. El principal problema que tuvo Melenas fue la afinación de las voces, tanto la principal como los coros, que con frecuencia caminaron por el filo de la navaja.

Es un detalle nada menor que saboteó a la instrumentación, incidiendo en que el resultado final haya sonado amateur. Obviamente, Melenas seguirá teniendo nuestro voto de confianza ya que sus composiciones de espíritu analógico y ritmos metronómicos son estupendas.

Melenas Tomavista Extra
Fotos: Óscar Ribas Torres

 




Ana Fernández-Villaverde y su alter ego La Bien Querida hizo su aparición en formato quinteto pasadas las 22 horas, cuando la temperatura bajó ostensiblemente. Era evidente que le afectaría y aunque tardó varios temas para confesar que tenía mucho frío, era notable su incomodidad. Para rematar, enfrente tenía un ventilador con el objeto de crear un efecto de volatilidad sobre su falda larga.

No sabemos si ese frío o algún problema con monitores o la mezcla que ella recibía incidía en su continuo gesto de llevarse las manos a los oídos como para no perder afinación. Lo cierto es que no perdió nunca los estribos ni la simpatía, pero sí hubo varios momentos en que se notó insegura, lo cual se reflejó en su fluidez cantando.

La música de La Bien Querida es entrañable y de espíritu intimista. Quizá un escenario tan grande con el público muy alejado y la baja temperatura no son los mejores componentes para un catálogo de canciones sobre amores rotos, soledad, despecho e ilusiones de nuevos amores.

Con el inseparable David Hernández (La Estrella de David) en guitarra -quien por primera vez en años no produjo el reciente disco Brujería (2019) (parte de nuestro resumen Los 25 mejores discos españoles de 2019), la banda hizo un trabajo estupendo, aunque el sonido no fue perfecto.

El concierto abrió con “La Verdad” y “Te Quiero”, dos intensos temas del nuevo disco, que es ahora cuando empieza a desgranarse en los escenarios.

“Y no me imagino un día más perfecto / Que los dos sin frenos / Sé que no me quiero morir / Que no me quiero morir sin vivir contigo esto / Porque te quiero, te quiero, te quiero, te quiero”, es una de esas letras que suena a confesión.

Siguió con “Miedo”, una canción sobre la incertidumbre del amor.  Ese estado de ánimo inicial fue roto con la pegadiza pieza “Me envenenas”, en la que la banda se destapó durante la segunda parte. La canción contiene frases como “Me encuentras, me desarmas, me asaltas / Me levantas la falda y me enciendes / Me apagas, me acompañas”.

Tras haberse retirado durante el tramo de la canción pasada, La Bien Querida apareció de nuevo junto al habitualmente displicente Jota de Los Planetas para cantar la estupenda “Domingo Escarlata”, una pieza de poético romanticismo. El público supo reconocerlo.

Y entonces, por primera vez, echó mano a su rico repertorio anterior acudiendo a “Poderes extraños”, el magnífico synth pop que abre el disco Premeditación, Nocturnidad y Alevosía (2015), que en 2021 acaba de ser editado por primera vez en formato vinilo.




Un tema siempre bienvenido es “Hoy”, y aunque sufrieron con la exigente parte vocal, salieron airosos, dando paso a “Un gatito”, interesante tema de la cosecha 2020. El tempo bajó un poco con “Los jardines de Marzo”, tema del disco Fuego (2017), que muchos en el público cantaron.

“Que frío hace”, fueron las palabras al viento -de nuevo-, antes de acometer el emotivo clasicazo “De momento Abril”, de su apreciado álbum debut, Romancero (2009) y que permitió lucirse (una de muchas) Nieves Lázaro en los teclados.

Dada la presencia de Jota, se intuía que cantaran “Recompensarte” el fantástico tema aflamencado del disco Fuego, que contó también con la presencia de Laura Álvarez.
La mesa quedó servida para temazos como “Muero de amor” y para la esperada participación de Diego Ibañez (Carolina Durante) en “¿Qué?”, uno de esos clásicos instantáneos que se graban para siempre gracias a su ritmo a lo New Order y estrofas como “ No distingo lo complicado de lo simple / Lo que está bien, lo que está mal / Lo correcto y lo que no / Lo que es real y lo que me he inventado yo / Lo que he soñado, lo que ha pasado / Lo que es posible y lo que no”

Con “La Fuerza” terminó un concierto que fue de menos a más y que, si no es por lo tarde (quizá empezar antes los conciertos sea beneficioso para todos) y el frío, hubiera podido continuar.

Juan Carlos Ballesta (texto)

Fotos: Óscar Ribas Torres