Inicio Ahi estuvimos Lagartija Nick: épico y sentido concierto en Madrid

Lagartija Nick: épico y sentido concierto en Madrid

54
Lagartija Nick

La banda granadina presentó su reciente disco Los Cielos Cabizbajos, un conmovedor homenaje a Jesús Arias, acompañada de coro, cuerdas y vientos.

Lagartija Nick
Inverfest 2020
Concierto en Joy Eslava, Madrid

(Febrero 1, 2020)
 
Casi 30 años después del primer disco, la banda granadina liderada por el cantante y bajista Antonio Arias, nos regaló en 2019 su catorceavo álbum, un trabajo maduro, inspirado y conmovedor, que sin duda califica como uno de sus más paradigmáticos.

Los Cielos Cabizbajos (Montgri, 2019) -parte funamental de nuestra lista Los mejores 25 discos españoles de 2019– es una obra conceptual, creada por el artista, poeta, periodista y músico Jesús Arias, hermano de Antonio, un poema sinfónico de gran calado emocional, que rinde tributo a ciudades devastadas desde el cielo por el odio irracional y la sinrazón.

Es un gran homenaje póstumo, un reto de gran envergadura haber podido plasmar textos, demos y partituras respetando las intenciones de Jesús, tristemente fallecido en 2015 a los 52 años.

Dentro de la programación de Inverfest 2020, la ocasión para un gran concierto, con todos los elementos necesarios para reproducir la obra a plenitud, fue aprovechada plenamente gracias a la participación de las once voces, cuerdas, flauta, corno y trompeta del Coro y Quinteto de Cámara de la Universidad de Granada, además del pianista y arreglista David Montañés.

La banda lució sólida y pletórica. Con Arias al medio, flanqueado por los guitarristas Juan Codorniu y Miguel Ángel Rodríguez Pareja, el potente baterista Eric Jiménez a su derecha dentro de paneles transparentes para evitar que el sonido de tambores y platillos interfiera con coros e instrumentos acústicos, y a la izquierda JJ Machuca en sintetizadores y bastante esquinado Montanés.

El sentido concierto homenaje de Lagartija Nick a Jesús Arias

Unos 15 minutos antes comenzó la ambientación sonora con una pista repetitiva e inquietante que fue incorporando sonidos de voces y caos, sirviendo de preámbulo para “Nagasaki”, un muy adecuado inicio con el cello imponiendo su carácter lúgubre al que se unieron unos coros sobrios, atmósfera rota por la contundente batería de Jiménez que introdujo la pegadiza “Buenos días Hiroshima”, título irónico donde los haya.

Sin pausa, siguieron con “Acción Reacción”, continuando con el mismo orden del disco. “Europa Io” es uno de los puntos álgidos del disco, y lo fue también en directo. Sobre un ritmo lánguido, las guitarras construyeron un denso entramado casi shoegaze, sobre lo cual la letra destaca con su tratamiento sobre la influencia de las religiones en las guerras.

La dramática “Guernika 2019 (Zer Egiten Arrainak)” es uno de los temas más ambiciosos, con coro, cello y corno alternando con la electricidad de guitarras y sintes y el frenesí rítmico, como no podía ser de otra manera con un capítulo tan tenebroso de la guerra civil española y en general de la historia bélica del siglo 20.

Luego de ella Antonio Arias finalmente saludó y agradeció a todos los presentes: “Muchísimas gracias. Madrid, ciudad bombardeada también. Este es un repertorio muy especial para nosotros”.

Y siguiendo con el mismo orden del disco que reinó durante la primera parte del concierto tocaron “Este es el plan (Eah Weah Leah)”, uno de los temas más melódicos.

El ecuador del show ocurrió con “Dresden”, maravilloso tema inédito de atmósfera sacra que interpretó el coro, dirigido por Montañés, ante un silencio sepulcral en la sala.

Los sintes de Machuca casi en plan Rick Wakeman o Wendy Carlos, dieron inicio a “Introducción a la guerra”, una especie de alegato trágico sobre las guerras. A partir de aquí dejaron de respetar la secuencia del disco.

“Muchísimas gracias de parte de mi hermano Jesús, hermano de todos, quien más que darnos que pensar nos da que vivir”. La sosegada “Una ola equivocada” es una de las piezas más sensibles y conmovedoras de Los Cielos Cabizbajos, a la que le sobran unas palabras del Che Guevara, personaje nefasto sobre el que increíblemente todavía se tienen percepciones románticas.

Otra de las piedras angulares del álbum es “Sarajevo” (con narración introductoria del periodista Jon Sistiaga), la trágica historia de amor de una pareja balcánica (ella bosnia musulmana y él serbio ortodoxo), conocidos como los Romeo y Julieta de Sarajevo, asesinados en 1993 por un francotirador en un puente y que finalmente pudieron ser enterrados juntos tres años después.

El tramo final del concierto fue protagonizado por la potente “Intrusos” -con gran guitarra de M.A.R. Pareja– y la épica “Somalia”, con magnífica intervención del coro y la lectura final -ahora si en directo- de Sistiaga.

Aunque se despidieron, regresaron para tocar un último tema, prescindiendo de coro y quinteto de cámara. La elegida fue “Exilio /Adagio Subito”, del EP de 2018, El Testamento del Sol, dejando fuera extrañamente el tema “Nueva York” y también “El teatro bajo la arena”, según indicaba el setlist ubicado en el escenario.

Y con lánguidos sonidos de ambiente, sintonizados con la sensación que deja la devastación de una guerra, sobre los cuales se mezcló adecuadamente “The End”, el emblemático tema de The Doors utilizado por Oliver Stone en el famoso filme sobre la guerra de Vietnam, “Apocalipsis Now”, el público fue abandonando la sala con la sensación de haber asistido a un concierto épico que probablemente no se repita en Madrid de la misma manera.

Juan Carlos Ballesta
Fotos: Joe Codallo