Inicio Archivo discografico Mister Heartbreak: el ecléctico segundo disco de Laurie Anderson

Mister Heartbreak: el ecléctico segundo disco de Laurie Anderson

Laurie Anderson Mister Heartbreak

El 14 de febrero de 1984 la artista avant-garde neoyorquino publicó su segundo disco, una obra que contiene elementos de su performance United States Live pero con nuevos temas originales

Laurie Anderson
Mister Heartbreak

Warner Bros. 1984. EE.UU.

 
Hablar de Laurie Anderson es referirse a una de las artistas más fascinantes del siglo pasado. Músico y cineasta, Laurie es conocida por sus performances artísticos, proyectos multimedia y una música siempre sorprendente, elementos que le otorgan el privilegio de ser reconocida por su siempre expandible obra artística que incluye casi una decena de álbumes y una obra que, en sus inicios, se enfocaba en el lenguaje, la tecnología y las imágenes visuales.

Escultora y violinista durante la década de los 70, Laurie comenzó a llamar la atención del mundo musical con el sencillo “O Superman”, composición que sorpresivamente se posicionó segunda en las carteleras británicas y que forma parte del emblemático debut Big Science (1982)

Este fascinante album posee varios atractivos, entre los cuales destacan la coautoría de Peter Gabriel en “Excellent Birds”, pieza escrita para la instalación sonora Good Morning, Mr. Orwell de la video-artista Nam June Paik.

También debo citar la amplia participación del guitarrista vanguardista Adrián Belew (Frank Zappa†, King Crimson), el superlativo bajista y co-productor Bill Laswell y la participación del artista visual y escritor William S. Burrough†, entre otros destacados artistas de la época.




El disco contó con la audio ingeniería de Leanne Ungar y la co-producción de Roma Baron, Peter Gabriel, Bill Laswell y Laurie Anderson.

Recordemos que corrían días de vinilo para este álbum cuyo repertorio de siete temas están distribuidos en tres por un lado y cuatro por el otro con todos, menos dos, temas originales de Laurie.

Grabado en cuatro diferentes estudios de Nueva York, la artista nos cautiva con “Sharkey’s Day”, tema que ocupa los primeros siete minutos y cuarenta y cinco segundos del repertorio y en el que participan Adrian Belew, Bill Laswell, el baterista Anton Fier† y el percusionista cubano Daniel Ponce† tocando diversos instrumentos como el shekere, el iya, el ikonkolo y las dobles campanas cameruneses.

Participa además la agrupación vocal November que conformaban Michelle Cobbs, Dolette McDonald Brenda Nelson.  Laurie se hace del violín, el silbato, el synclavier y la voz líder para cantarnos: “Está saliendo el sol / Como una gran cabeza calva / Mirando por encima de la tienda de comestibles / Es el día de Sharkey / Hoy es el día de Sharkey

El disco sigue con “Langue d’Amour” para contarnos: “A ver, eh… estaba en una isla / Y había esta serpiente / Y esta serpiente tenía patas / Y podía caminar por toda la isla…”

La cantante emplea el vocoder y las conque o conchas  electrónicas. Tanto el anterior como éste, son temas que se desarrollan con un tempo lento y una atmósfera algo misteriosa.




Cerrando el lado A del disco, Anderson interpreta “Gravity’s Angels”, pieza que inicia con unas campanas en manos de la laureada artista quien compuso el tema inspirada en la conocida novela “Gravity’s Rainbow (1973) del novelista estadounidense Thomas Pynchon.

El extenso texto es en parte narrado y, al igual que en la pieza anterior, podemos apreciar la voz del emblemático Peter Gabriel. Vale destacar la participación de David Van Tieghem (Steve Reich, Brian Eno) en varios instrumentos exóticos de percusión.

“Kokoku”, con Fier en los bloques de madera y los toms, Sang-Won Park en el kayagum (instrumento de cuerdas coreano) y las voces de Phoebe Snow, Atsuko Yuma, Connie Harvey y Janet Wright, es la composición que abre la segunda parte del disco.

En ella Laurie Anderson nos dice: “Vengo muy brevemente a este lugar / Lo veo moverse / Lo veo temblar / Kumowaku yamano. Watashino sakebi

Es importante, bajo mi perspectiva, apuntar el carácter ceremonial que semejan algunos pasajes.

La quinta pieza de este magnífico disco es “Excellent Birds”, una de las más accesibles. En ella escuchamos a Neil Rodgers en la guitarra. ¿Recuerdas el grupo Chic y el tema “Freak Out”?

Gabriel nos canta: “Aves Voladoras / Excelentes aves / Míralas volar / Allá van / Nieve que cae




Luego escuchamos “Blue Lagoon”, tema donde retornan Adrian Belew  y Bill Laswell acompañando a la soprano Bill Blaber quien de un modo más recitado que cantado, nos dice. “Recibí tu carta / Muchas gracias / He estado tomando mucho sol / Y mucho descanso / Hace mucho calor”

En este tema la percusión nos recuerda un poco a Larks Tongues In Aspic” (1973) de los osados King Crimson.

Cierra este excelente disco con “Sharkey’s Night”. Iniciando con slap en el bajo eléctrico, la pieza es un  recitativo en la voz de William Burroughs quien con cierto desgano nos dice en su segunda estrofa: “Y Sharkey dice: ¡Oye, kemosabe! / Mucho tiempo sin verlo / Él dice: Hola chico / Conectas los puntos / Tú recoges los pedazos / Él dice: Sabes, puedo ver dos pequeñas fotos mías / Y hay uno en cada uno de ustedes / Y están haciendo todo lo que yo hago / Cada vez que enciendo un cigarrillo, ellos encienden el suyo / Tomo un trago y miro hacia adentro y ellos también están bebiendo / Me está volviendo loco / Me está volviendo loco

Viajemos al 14 febrero de 1984…

Leonardo Bigott


¿Interesado en comprar éste u otro disco de Laurie Anderson, o merchandising? Como un Afiliado de Amazon, recibimos una comisión  por compras realizadas. Gracias

Comprar música de Laurie Anderson en España

Comprar música de Laurie Anderson en Estados Unidos

Artículo anteriorNoches del Botánico 2024: soñado cartel con 53 fechas y 80 artistas
Artículo siguienteValentine: el apasionado álbum de Roy Harper