Inicio Archivo discografico Rainbow: 45 de Ritchie Blackmore después de Deep Purple

Rainbow: 45 de Ritchie Blackmore después de Deep Purple

123
Ritchie Blackmore's Rainbow

El 4 de agosto de 1975 se publicó el álbum debut de Rainbow, proyecto del guitarrista Ritchie Blackmore tras su separación de Deep Purple con Dio en la voz

Rainbow
Ritchie Blackmore’s Rainbow

Polydor. 1975. Inglaterra

 
Lo que debió ser la grabación de un par de canciones,  pronto se transformó en el primer álbum de la banda Rainbow, uno de los capítulos más fascinantes del rock pesado.  En el participaron Micky Lee Soule en las teclas, Craig Gruber al bajo, Gary Driscoll en la batería y las dos fuerzas creadoras: el guitarrista Ritchie Blackmore y el cantante Ronnie James Dio (†) quienes además, produjeron nuestro celebrado álbum junto a Martin Birch para el sello Polydor.

Este emblemático debut fue grabado en los estudios Musicland de Munich, en la entonces Alemania Occidental o Alemania Federal. Todo se originó cuando Blackmore tenía en mente grabar sólo un sencillo llamado “Black Sheep of the Family”, una versión de un tema de una poco conocida banda llamada Quatermass, y una nueva composición propia titulada “Sixteenth Century Greensleeves”.

Dio, Driscoll, Soule y Gruber eran bluseros de la banda ELF. Tanta fue la satisfacción de nuestro siempre idolatrado Blackmore que el guitarrista optó por añadirle a ese par de canciones siete temas más. Así nació Ritchie Blackmore’s Rainbow, un proyecto solista convertido en grupal.

El set comienza con “Man on the Silver Mountain” donde Ronnie James Dio nos canta: “Soy la rueda, soy la rueda, puedo rodar, puedo sentir, no me puedes impedir que gire porque soy como el sol, soy el sol, puedo moverme, puedo correr pero no impedirás que siga ardiendo”

Mr. Riff inicia el tema para atrapar nuestra atención y acompañar la recia voz de Dio. Las armonías vocales exaltan esta buena pieza en la cual disfrutamos de un excelente solo de Ritchie.

El tema, además de estar muy equilibrado, representa uno de los sencillos del disco. Buen inicio para el icónico vinilo.

La segunda canción es “Self Portrait”, escrita, al igual que la anterior, por Ronnie y Ritchie.

Soule, Gruber, Driscoll y Ritchie dan las primeras notas antes que Dio nos cuente: “Píntame y cuélgame en la pared, coloréalo oscuro, las líneas deben comenzar a gatear hacia abajo, abajo,  abajo, dame vueltas y vueltas, aléjame del día hacia la noche, sin dejar rastros…”

En esta martillada e hipnótica melodía destaca la sección rítmica y Blackmore, claro está.

El “cover”, mencionado al inicio, es el tercer surco de nuestro cumpleañero disco de vinilo. Compuesto por Steve Hammond,

Dio nos canta: “No tengo nada en mi cabeza, por cama tengo al piso, mi futuro yace al fondo de una taza de té, tengo medio par de zapatos, sin tiempo que perder, me pregunto cuándo caeré en cuenta de ello”.

La pieza es pegadiza y sencilla. La trillada frase que da título al tema refleja la mala suerte de su protagonista que, además de la mabita, nos habla de las normas sociales a las cuales esta “oveja negra de la familia” no se adapta.

Catch the Rainbow” (Atrapa al arcoíris) es la cuarta y última composición del lado A. Una excelente balada probablemente inspirada en “Little Wing” de Hendrix.

“Cuando cae la noche, ella corre hacia mí, como sueños susurrados, tus ojos pueden ver… Cálida y suave, toca mi rostro, una cama de paja contra los rayos… Creímos haber atrapado al arcoíris, cabalgar el viento…”

Esta hechicera pieza con sus suaves pasajes a lo Gilmour es una de mis favoritas del álbum, sobre todo por la profundidad que le inyecta el mellotron de Micky Lee.

En esos años dorados del hard rock, en especial este de 1975, ocurrieron cosas muy interesantes para la música. Álbumes como Welcome to My Nitghtmare de Alice Cooper, el increible Physical Graffitti  de Led Zeppelin y Return to the Fantasy de Uriah Heep, fueron algunos de los super influyentes discos de una era a la que pronto sacudiría otro fenómeno músico social, ¡el punk!

“Viejos ojos vacíos, sin ataduras, caminando por la luz de la luna, ¡Oye! Botas brillantes con trenzas y flautas, elevándose como un alocado globo…”, es la primera estrofa del “Snake Chamber” (Encantador de Serpientes), que comienza el segundo lado del disco que homenajeamos.

Este tema, un excelente abridor, es uno de los más dinámicos del álbum. La interacción entre guitarra y voz es perfecta. Y ni hablar del sólo de Ritchie y su performance a lo largo del tema que luego cede espacio a otro slow-tempo llamado “The Temple of the King”, la sexta y emotiva pieza del álbum.

En una de sus estrofas Dio nos dice: “Allí en el centro del círculo, está de pié observando con tan solo un saludo de su poderosa mano derecha, la respuesta será encontrada”

Micky vuelve a emplear el mellotron, embelleciendo esta pieza que evoca tiempos de reyes y reinas.

El séptimo surco es “If You Don’t Like Rock ‘n’ Roll” (Si no te gusta el Rock ‘n’ Roll). Con las teclas de Micky, inicia este sencillo tema donde Dio nos dice que “Si no te gusta el rock ´n´ roll, ya es demasiado tarde”.

Movido y hasta bailable es este tema que nos presenta las habilidades del pianista.

La banda luego cede espacio a la originaria y algo pesada “Sixteenth Century Greensleves” que en algo me recuerda a los Uriah Heep. En este tema nos dice Dio, “Tan solo ha pasado una hora, desde que la encerró en la torre, ha llegado el momento que la mañana lo revierta… Muchas veces antes, el tirano abrió la puerta, alguien grita, aún cerramos nuestros ojos, no una vez más…”

Culmina el disco con la excelente versión instrumental del sepulcral tema del álbum Having a Rave Up de 1965 de The Yardbirds, “Still, Im Sad”, escrito por Paul Samwell-Smith y Jim McCarty.

Ritchie Blackmore queda totalmente a sus anchas para demostrarnos porque es uno de los más importantes guitarristas de la historia del rock.

Este line-up de Rainbow, excepto Ronnie James Dio, no sobreviviría para grabar el sucesor, excelente y super exitoso álbum de la anglo-americana banda, Rising, considerado ente los mejores discos del género.

Ritchie emplearía al super baterista Cozy Powell (Gary Moore, Robert Plant, The Jeff Beck Group), Jimmy Bain (Phil Lynott) y las teclas de Tony Carey quien si bien no resuena en algunos de nuestros oídos, es poseedor de una dilatada discografía entre 1982 y 2019.

A pesar  del éxito logrado entre 1975 y 1984 para luego disolverse hasta 1997 y separarse una vez más en 2014, Rainbow sigue activa con Blackmore como líder, el teclista neo-clasista sueco Jens Johansson, el baterista David Keith, el bajista Bob Nouveau y Ronnie Romero (Lords of Black,  CoreLeoni), aún sin nuevo disco desde Strangers in Us All de 1995.

45 años después este álbum debut de Rainbow sigue revestido del aura de ser el primer trabajo de Blackmore tras abandonar Deep Purple, la paradigmática banda que cofundó en 1968.

Leonardo Bigott