Inicio Archivo discografico T.Rex: la antesala de la explosión glam

T.Rex: la antesala de la explosión glam

527
T.Rex album

El 18 de diciembre de 1970 la banda inglesa liderada por Marc Bolan publicó su epónimo quinto disco, deslindándose del folk al glam rock

T.Rex
T.Rex (5th Album)

Fly. 1970. Inglaterra


Hacia 1967, Marc Bolan, guitarrista, compositor, productor y poeta, formó una banda llamada Tyrannosaurus Rex con la que grabó una serie de cuatro discos bajo un particular estilo que rozaba el folk y la psicodelia.

Un par de años más tarde el músico inglés daría un giro interesante a su propuesta artística, ahora con un sonido que enfatizaba una sonoridad más rockera. Adoptando el nombre de T. Rex, Bolan y sus muchachos vivieron su punto de no retorno con un sencillo titulado “Ride a White Swam”.

Sus presentaciones, cargadas de rimbombantes vestuarios, la convirtieron en banda pionera del estilo al que hoy nos referimos como glam rock, con The New York Dolls, David Bowie, Alice Cooper, Roxy Music, Gary Glitter, Slade, Mott The Hoople y un menos conocido Jobriath como algunos de los principales exponentes.

T.Rex sobrevivió una década, logrando gran popularidad en Gran Bretañacon varios éxitos como “Hot Love”, y “Get It On”,hasta que un accidente de tránsito acabó con Marc Bolan en 1977

Para 1970, T.Rex era un grupo conformado por Bolan en las guitarras, órgano, bajo y voces, Mickey Finn (que había sustituido a Steve Peregrin Took en el disco anterior) en percusión y batería, el productor Tony Visconti en el piano, la flauta dulce, el bajo y los arreglos de la sección de cuerdas, y las voces de fondo de Howard Kaylan y Mark Volman.

En agosto de ese año, estos extravagantes chicos entraban a los Advision Studios de Londres con Roy Thomas Baker al mando de los controles para grabar 15 breves temas con solamente uno superando los ocho minutos.

Con Bolan y Finn engalanando la portada, nuestro celebrado disco comienza con “The Children of Rarn donde se aprecia la voz y órgano de Bolan quien nos dice: “Somos los niños del Cordero, hemos pisoteado los valles del sol, el niño llorará, en cisnes volarán, somos los niños del Cordero”

En la pieza escuchamos el dulce matiz de los violines antes de seguir con la percusión que abre “Jewel”, rara pieza en la que Marc nos relata: “Tengo una chiquilla con joyas sobre su labio, tengo una chiquilla con joyas sobre sus labios, su cabellera es como un río, es rápida y gotea lentamente”

La tribal base rítmica se conjuga con la guitarra de Marc creando una suerte de lenguaje musical de exótico semblante.

La breve y cálida The Visit” nos cautiva con su guitarra acústica y una voz que en parte nos cuenta en sus cortos versos: “Mi mirada se alzó, era el amanecer, el cielo oscureció, era mediodía”

Otra breve pieza llamada “Childe” sigue el repertorio, con los platillos, la voz de Marc y una guitarra que va marcando acordes espaciados con una percusión a modo de marcha durante el breve solo. “Quiero dar a cada chiquilla, la oportunidad de bailar, quiero extender mis pies en el calor plateado”

El repertorio sigue con “The Time of Love Is Now”, donde los T.Rex nos dice: “Ilumina tu rostro con todo el amor de tu interior, di tu palabra, hazla escuchar.

Recordemos hechos significativos como el conflicto de Vietnam que propulsaba el llamado al cese. Tal vez Bolan pensaba en ello al escribir estos elocuentes pero sencillos versos que esta vez son cantados con una más movida instrumentación.

La melancólica y hermosa “Diamond Meadows” con su inicial punteo en la guitarra y la sección de cuerdas, es uno de los puntos altos del disco. “Si hubiera tenido un trono que podía llamarlo hogar, si lloro, tuyas son mis lágrimas para abrir cualquier puerta congelada.

Continúa el disco con “Root of Star”, donde nuevamente T. Rex conjuga un mínimo de su guitarra con una simple percusión, demostrando que se puede hacer mucho con poco. “Un escudo de bronce miles de gongs que llaman a la reina de mis sueños, una máscara de jade que tímidamente poso…”

Bolan revolotea con su wah wah para decorar un poco junto al coro y la rudimentaria percusión antes que la pieza ceda espacio a “Beltane Walk”, una de las canciones mejor ensambladas del repertorio con la que el grupo cierra el lado A, con Bolan hablando de amor una vez más.

En la siguiente pieza Marc parece intentar emular ese efecto “droning” que encontramos en parte de la música india. Hay cierta sonoridad que nos hace pensar que el guitarrista intentó traer aquello a un contexto más familiar empleando para ello una instrumentación occidental en “Is It Love?”.

Se avizoraba aquí el inminente sonido boogie rock que haría reconocible a Bolan y T.Rex a partir del emblemático siguiente disco, Electric Warrior (1971)

Una rítmica más familiar y con un cierto aire a George Harrison (†), nos presenta Bolan en este rock and roll titulado “One Inch Rock”. donde nos dice: “Conocí una mujer que escupía prosa, con nariz romana y ojos de equipaje, su cuerpo flácido a ambos lado, necesito un lift dijo obligada, montaba un cerdito y luego yacía en su cama”

Y como un grupo de buenos amigos que se reúnen a tocar en el porche de una casa T. Rex nos entrega otra buena pieza en “Summer Deep”, con una interesante progresión de acordes que se mezclan con el juego vocal y la percusión.

Bolan usa la guitarra acústica para balancear con la eléctrica esta pieza que dice en parte: “El verano está de nuevo en las colinas, su dama es una leona, el viento de los pájaros sopla de nuevo a través de los campos, invasores de mundos reales”

“Seagull Woman” es otro buen tema donde el líder usa la guitarra para ornamentar sin excesos antes de la cálida “Sun Eyes”, en la que Bolan percute la guitarra en este encuentro donde sólo es acompañado por ese instrumento con el cual nos acerca aún más a su obra.

Recuerda un poco a “Gallows Pole” de Led Zeppelin III (1970), incluso también a la posterior “Battle of Evermore”, esta última de Led Zeppelin IV de 1971 y que llegó primero a mis oídos que este maravilloso disco.

Con casi nueve minutos, T. Rex rompe el esquema de temas breves compuestos hasta ahora para ofrecernos “Wizard”.

“Caminando un día por el bosque, conocí a un hombre que dijo tener magia, dijo cosas maravillosas llevando puesto su sombrero en forma de cono invertido… él sabía por que la gente reía y lloraba, por que vivían y morían…

Bolan da un giro a su modo de cantar procurando una expresividad más teatral. En esta misteriosa obra Bolan nos dice además que nuestro personaje es “seguido por las sombras, camina a través del bosque sin hacer ruido alguno”.

Los últimos segundos son un ritornello al tema inicial “The Children of Ram” aunque segundos más corta. En la versión norteamericana del LP fue sustituida acertadamente por el tema “Ride a White Swan”, gran tema que había sido previamente lanzado como single con la versión de “Summertime Blues” en el lado B.

Este excelente trabajo es el punto medio entre The Beard of Stars y Electric Warrior. En 1977 Bolan moriría en un accidente de transito. Hoy recordamos un momento crucial de su carrera y claro, T. Rex.

Leonardo Bigott