Inicio Archivo discografico Bjork: 25 años de la maravillosa promiscuidad sonora de Post

Bjork: 25 años de la maravillosa promiscuidad sonora de Post

237
Bjork Post

El 13 de junio de 1995 fue publicado el segundo y ecléctico disco en solitario de la cantante islandesa, el cual se convirtió pronto en piedra angular

Björk
Post

One Little Indian. 1995. Islandia

El fenómeno producido por el álbum Debut (1993), era difícil de superar. El impacto había sido mayúsculo, gracias a la inteligente forma de interpretar no solamente el momento que se vivía en Europa con la explosión de la música electrónica, sino también el futuro que seguiría en los años de fin de siglo 20.

Así, Björk siguió trabajando en una propuesta que la hiciera única no por un disco, sino por el conjunto de su obra que sigue en pleno desarrollo y reinvención, y dentro de la cual Post, el segundo disco, es una pieza esencial.

Con la ayuda de nuevo del productor Nellee Hooper, pero esta vez con la producción compartida con ella misma, Graham Massey, Tricky y Howie B, la islandesa expandió la paleta sonora de manera brillante y sorprendente.

En 1995 se vivía una ebullición musical de grandes proporciones en la que convivían trip hop, acid jazz, electrónica en varias de sus formas (IDM, ambient, techno, drum ‘n’ bass, dance, house, big beat, entre otras), post rock, britpop, música industrial, entre otras corrientes. Björk se había mudado a Londres, el epicentro de todo.

Post, es un compendio de piezas compuestas por Björk en un período que comenzó antes de Debut y se extendió hasta poco antes de la finalización del disco, el cual fue grabado principalmente en los Compass Point Studios de Bahamas.

Los dos discos tienen títulos que los relacionan ya que en ambos casos contienen ideas que Björk tenía en mente durante su tiempo con The Sugarcubes, pero que no tenían cabida en la banda.

El colorido diseño de arte con fotos de Stéphane Sednaoui fue responsabilidad de Me Company

Las 11 maravillas de Post

Army of Me” abre el disco con un contundente ritmo de corte industrial, una secuencia de baja frecuencia y recurrentes intervenciones de teclado en plan Art of Noise.

Fue compuesto junto a Graham Massey años antes y lanzado como el primer single de Post junto a un llamativo vídeo del francés Michael Gondry.

Uno de los puntos álgidos del álbum (y de su carrera) es “Hyperballad”, composición individual de Björk con coproducción de Hooper, en la que surgen elementos del acid jazz, house, folk y electrónica, siendo una de las piezas que inspiró el término “folktronica”.

Es uno de los temas con arreglos y dirección orquestal del legendario brasileño Eumir Deodato y también le fue encargado el vídeo a Gondry.

The Modern Things” es la otra pieza compuesta con Massey. Transpira especialmente la influencia del acid jazz y si bien es el tema menos popular del disco, esa subestimación no le hace justicia.

El amplio espectro estilístico de Post incluyó una sorpresa, una anomalía en la discografía de Björk y que en perspectiva debería ser entendido como un divertimento en forma de homenaje a los musicales.

It´s Oh So Quiet”, tema de nombre original “Und jetzt ist es still” compuesto en 1948 por el austriaco Hans Lang, con letra adaptada al inglés por Bert Reisfeld para ser interpretada por Betty Hutton en 1951, cuenta con un video dirigido por Spike Jonze que recrea el espíritu de la película de Jacques Demy “Les Parapluies de Cherbourg” (1964), con una magistral interpretación de Björk (cantando y bailando).

Enjoy”, es el primero de los dos temas compuestos junto a Tricky, una productiva asociación que arrojó otros dos (“Keep Your Mouth Shut” y “Yoga”) que fueron a parar al disco Nearly God publicado por Tricky en 1996.

Es un tema con un ritmo repetitivo enlazado con la reciente producción de Tricky, Maximquaye, y que sin duda aporta un sonido de atractiva aspereza. La neurótica trompeta final de Einar Örn Benediktsson, ex compañero en The Sugarcubes, pone la guinda

You’ve Been Flirting Again” son los dos minutos y medio más sosegados del álbum, con unos estilizados arreglos de cuerda de Deodato sobre los que navega la voz de Björk.

Este es el extremo contrario a piezas como “Army of Me” o “Enjoy”, y da paso a “Isobel”, otro de los más destacables momentos de Post, escrito a cuatro manos por Björk, Nellee Hooper, Marius De Vries y el poeta islandés Sjorn.

Isobel”, lanzada como segundo single, cuenta son otros memorables arreglos de Deodato y un tercer vídeo de Gondry.

Las influencias del trip hop más sutil y ensoñador se advierten en “Possibly Maybe”, vía la producción de Hooper, la programación de De Vries y la mezcla de Howie B. Fue sampleada luego por DJ Shadow para su famoso disco Endtroducing (1996).

Es una de las más sensuales y a la vez melancólicas piezas de todo el repertorio Björk y por supuesto una de las piedras angulares de este disco.

Fue inspirada por la ruptura de la relación con el cineasta francés Stéphane Sednaoui, quien curiosamente es el director del vídeo. Fue el quinto single

El sexto y último single fue la divertida “I Miss You”, la cual llegó al puesto #1 de la lista Billboard Hot Dance Club Play en Estados Unidos.

El vídeo reforzó el poder de la pieza. Fue animado y dirigido por John Kricfalusi (junto a Erik Wiese) de la productora Spümcø, conocida por las dos primeras temporadas de Ren & Stimpy, personajes admirados por Björk.

El hammer dulcimer de Jim Couza y el clavicordio de Guy Sigsworth, conducen la breve “Cover Me”, delicada pieza en la que se cuelan los estratégicos ruidos de Marcus Dravs.

Headphones”, la canción más larga y la segunda junto a Tricky, cierra el álbum con sigilo y misterio. Un final fantástico.

Luego de 25 años, Post, como toda obra de altura, trasciende a su tiempo y se convierte en atemporal. Todo quedaba servido para la siguiente maravilla, Homogenic (1997)

Juan Carlos Ballesta